SELECCIÓN

Oscar Tabárez: el técnico de los récords con una selección uruguaya que transformó

Dirigió en dos periodos a la Celeste, a la que clasificó a cuatro mundiales, llevó al título en la Copa América 2011 y con la que batió dos récords Guiness.

Óscar Tabárez
Oscar Washington Tabárez. Foto: EFE

Oscar Washington Tabárez, a los 74 años, llegó a su final como entrenador de la Selección uruguaya de fútbol luego de 15 años seguidos al frente de la misma, a la cual condujo en dos períodos: entre 1988 y 1990 y a partir de 2006 hasta este 2021, lo que incluyó la participación en cuatro mundiales. Más allá de los récords que se marcaron en tan extensa actuación, su gestión será recordada como la de una completa reformulación y jerarquización de los seleccionados celestes, que le permitió lograr importantes triunfos y ser visto como ejemplo desde otros países.

Cuando Tabárez asumió por segunda vez la dirección técnica celeste, lo habitual en el equipo nacional eran los procesos cortos y conflictivos, con múltiples intereses girando alrededor, lo que casi siempre terminaba afectando el rendimiento y se reflejaba en los resultados. El maestro transformó eso, articulando a los seleccionados, desde los juveniles hasta el mayor, en un plan a largo plazo que abarcó todos los aspectos de la competencia.

Con los pergaminos de haber sido campeón Panamericano dirigiendo a Uruguay en 1983 y de la Copa Libertadores 1987 al frente de Peñarol, en 1988 se transformó en seleccionador nacional absoluto. En 1989 el equipo celeste tuvo destacada campaña en la Copa América de Brasil (subcampeón) y se clasificó para el Mundial de Italia 1990. Además, obtuvo significativos resultados contra rivales europeos en amistosos: empató frente a Italia (1-1) y Alemania (3-3) como visitante y venció a Inglaterra (2-1) en Wembley. En la Copa del Mundo, empero, la actuación resultó desteñida, por lo cual su contrato no fue renovado.

Cuarentón. En el Mundial de 1990, Tabárez da la charla. Foto: Archivo El País
Oscar Tabárez cuando era el técnico de la selección en el Mundial de 1990. Foto: Archivo El País.

La segunda etapa celeste

Pasaron 16 años hasta que, en 2006 y luego que Uruguay quedara afuera del Mundial de Alemania, se le ofreció nuevamente dirigir a la Selección. Tabárez asumió con un plan ya formulado, titulado “Proyecto de institucionalización de los procesos de selecciones nacionales y de la formación de sus futbolistas”, que marcó la ruta de su acción.

“El trabajo será idéntico para todas las Selecciones. Creo que es la única manera de elegir y preparar a los jugadores. En función de los posibles mejoramientos técnicos, no podemos descuidar aspectos de la formación personal, como pueden ser el desarraigo o entorpecer sus estudios y sus accesos al universo cultural”, declaró entonces.

El maestro Óscar Tabárez en su presentación en 2006. Foto: Archivo El País
El maestro Óscar Tabárez en su presentación en 2006. Foto: Archivo El País

El estreno de su segunda etapa al frente del seleccionado fue el 21 de mayo de 2006, con un triunfo descolorido ante Irlanda del Norte en el Giants Stadium de Nueva Jersey (Estados Unidos). Después de evaluar numerosos jugadores en amistosos alrededor del mundo y en la Copa América de Venezuela 2007, Tabárez estableció una base de futbolistas que a su juicio reunían las condiciones futbolísticas, físicas, psicológicas y de actitud para integrar el plantel.

Tras una larga e irregular campaña, como suelen ser las eliminatorias sudamericanas para la Copa del Mundo, Uruguay consiguió la clasificación para el Mundial de Sudáfrica 2010. En algún momento del camino estuvo al borde de la eliminación, pero finalmente la logró en dos partidos de repechaje ante Costa Rica.

Para preparar al equipo con vistas a Sudáfrica, Tabárez aplicó las experiencias recogidas antes de Italia 1990. En vez de una cansadora gira previa, prefirió la tranquilidad del Complejo Celeste, por ejemplo.

Uruguay volvió de Sudáfrica con el cuarto puesto, luego de inolvidables partidos y un comportamiento ejemplar. Fue clave la presencia de algunos cracks que hicieron historia, muchos de ellos formados en el proceso de selecciones que había diagramado el entrenador.

Al regreso de Sudáfrica, donde Diego Forlán fue elegido el mejor futbolista del certamen, la selección fue recibida como si hubiera ganado el Mundial y en el Palacio Legislativo, durante los discursos, Tabárez pronunció una frase que quedó en la memoria colectiva de los uruguayos: "El camino es la recompensa", significando que todo lo vivido valió más que lo obtenido.

Óscar Tabárez con Sebastián Abreu en 2010
Oscar Tabárez con Sebastián Abreu en 2010. Foto: Archivo El País

El impulso del Mundial se extendió con la conquista de la Copa América 2011 en Argentina. Ese año fue designado “Campeón del Deporte de la Unesco”, el primer uruguayo en recibir esa distinción. Además, la organización de historia y estadística de fútbol IFFHS lo eligió “mejor seleccionador nacional del mundo” esa temporada. Todo ello garantizó la continuidad de Tabárez y su trabajo a lo largo del tiempo.

Desde entonces, Uruguay volvió a clasificarse para los dos mundiales siguientes: Brasil 2014 y Rusia 2018. En este último logró el quinto puesto final y fue el mejor sudamericano en la competencia. Además, los seleccionados sub 20 y sub 17 tuvieron presencia constante en los torneos internacionales, generalmente con destaque.

La sub 20 fue campeón sudamericana en Ecuador 2017 luego de 36 años sin títulos en la categoría. También se volvió a conquistar la medalla de oro panamericana en Toronto 2015. Y se logró la clasificación para los Juegos Olímpicos 2012, luego de más de ocho décadas ausentes de su certamen futbolístico. Los equipos juveniles estuvieron a cargo de otros entrenadores, pero bajo la conducción general de Tabárez.

En 2018, la organización Guinness World Records le certificó dos récords mundiales: la mayor cantidad de partidos dirigidos por un entrenador con la misma selección, con 185 partidos oficiales que se cumplieron en los cuartos de final de Rusia 2018 y la mayor cantidad de participaciones en la Copa Mundial de la FIFA por un entrenador con la misma selección, igualando al alemán Helmut Schön y al inglés Walter Winterbottom, con cuatro mundiales cada uno.

Óscar Tabárez con los dos títulos de Récord Guinness
Tabárez con sus títulos por los récords obtenidos con la Celeste. Foto: @gwr_es

Con la victoria ante Colombia en Barranquilla, el 13 de noviembre de 2020, Tabárez alcanzó su centésimo triunfo con la Celeste, a la que condujo en 224 partidos hasta que los malos resultados y rendimientos en la actual Eliminatorias pusieron fin a su ciclo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados