Publicidad

TRICOLORES

Gastón Pereiro-Franco Fagúndez: ¿una sociedad que no funciona en Nacional?

La fórmula de dos jugadores creativos todavía no termina de calzar en el equipo tricolor.

Gastón Pereiro y Franco Fagúndez.
Gastón Pereiro y Franco Fagúndez en Nacional.
Foto: Nicolás Pereyra.

Por Diego Domínguez
Cuando a fines de marzoÁlvaro Gutiérrezasumió como director técnico de Nacional una de las primeras consultas que recibió fue si los futbolistas Gastón Pereiro y Franco Fagúndezestaban capacitados para jugar juntos: “Por supuesto”, respondió el entrenador.

Convencido, incluso se animó a decir que el mediapunta zurdo, a quien ya conocía de su anterior pasaje por el club, tenía “características” para jugar como centrodelantero si el esquema lo requería. Y casi que como una demostración de sus propias palabras fue que decidió posicionarlo allí en su primer partido (contra River Plate) junto a Fagúndez.

El doble 9, con uno volcado hacia la izquierda y el otro más tirado al sector derecho, sorprendió en el primer once titular de Nacional que ensayó Gutiérrez. Pero no solo porque terminó cumpliendo su función, sino porque también se reflejó en el resultado. El equipo llegó con peso ofensivo al área en todo momento y encontró el gol antes del cierre del primer tiempo con una asistencia de pecho de Pereiro. Luego agregó dos más para ganar 3-0, aunque la fórmula no completó los 90 minutos en cancha ni volvió a participar de los goles.

En su siguiente presentación -el clásico frente a Peñarol- el técnico probó con Fagúndez, de 22 años, como única referencia en el ataque y Pereiro, que llegó en enero cedido desde el Cagliari, algo más atrasado y destinado a una función más colaborativa en la marca. Su intención era aceitar la dupla y repetir la receta que ya le había dado frutos el fin de semana previo.

River Plate vs Nacional
Pereiro y Fagúndez celebran el gol de Montiel en Nacional 3-0 River Plate.
Foto: Leonardo Mainé.

Sin embargo, el planteo defensivo hizo que ambos se vieran perjudicados. Entraron poco en contacto con la pelota y se situaron dentro de los puntos flacos del equipo. Mientras que al 10 tricolor le tocó hacer el trabajo “sucio” en el esquema (por ser el hombre más adelantado, abocado a la presión y al despeje en las pelotas quietas), su compañero jugó de enganche, pero tampoco pudo gravitar las veces que recibió la pelota. En una sola oportunidad, con espacios, Pereiro la trasladó varios metros y de esa individual Federico Martínez encontró un remate que se estrelló en el palo.

Como consecuencia de ese partido, el DT pensó que lo mejor era hacer un ajuste de nombres en la pizarra antes de que llegara la siguiente prueba. Lo hizo a contrarreloj, durante las contadas horas de trabajo que tuvo en el interín entre el clásico, el viaje hacia Venezuela y el debut por la Copa Libertadores. Con apenas un día de entrenamiento, pudo concluir que lo mejor para enfrentar a Metropolitanos era jugar con Fagúndez como único puntero y darle oxígeno a Pereiro, dejándolo en el banco de suplentes por primera vez desde su vuelta.

Nacional vs Plaza Colonia
Gaston Pereiro, Franco Fagundez y Fabian Noguera - Plaza Colonia vs Nacional, 2-1, Torneo Apertura del Campeonato Uruguayo de Futbol 2023, en el Estadio Alberto Suppici de Colonia, ND 20230218, foto Francisco Flores - Archivo El Pais
Foto: Francisco Flores.

En los números los cambios dieron resultado (Nacional ganó 2-1), pero en frío el análisis develó una discreta performance por parte del equipo. Por eso Gutiérrez corrigió y para el siguiente (contra Danubio) entendió que era necesario otra vez cambiar.

La apuesta por jugar con dos futbolistas creativos, de similares características, volvió a quedarle en el debe: Nacional, pese a encontrar los huecos en el segundo tiempo, estuvo flojo en la definición y careció del último pase clave para hacer daño en la última fecha. Es una falencia que se viene repitiendo desde la partida de Felipe Carballo.

Los números de Pereiro y Fagúndez sumando el ciclo de Zielinski

Boston River vs Nacional
Fagúndez y Pereiro mostrando juego asociativo.
Foto: Francisco Flores.

Desde su llegada a Nacional, a mediados de enero, Gastón Pereiro apenas pudo convertir un único gol (contra Cerro) y aportar una asistencia (a Marcos Montiel contra River Plate) en los 13 partidos que jugó entre el ciclo de Ricardo Zielinski y el de Gutiérrez (951 minutos). La adaptación le costó, aunque él mismo reconoció entre lágrimas que volvía al lugar en el que iba a estar “más cómodo en el mundo”. En el club suma 14 goles en 73 presentaciones.

Por su parte, Fagúndez, que lleva 16 partidos en el año y tuvo un buen comienzo de pretemporada, anotó la misma cantidad de veces que su compañero en Primera, pero en menos partidos (67). De todas formas, su nivel bajó considerablemente en comparación a 2022 y, por el momento, debe conformarse con tres asistencias y cero goles en 13 encuentros oficiales (uno por la Supercopa Uruguaya, otro por la Libertadores y 10 en el Torneo Apertura).

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad