MERCADO

El extraño caso de Riqui Puig: pintaba para crack del Barcelona y ahora jugará en la MLS a los 23 años

Apenas sumó 57 participaciones con el primer equipo repartidas en cuatro temporadas y solo 14 de ellas como titular.

Riqui Puig. Foto: archivo El País.
Riqui Puig. Foto: archivo El País.

Se lo convirtió en el símbolo de La Masía, del famoso ADN Barça. Y él seguramente se dejó utilizar. Lejos de demostrar de lo que era capaz, aunque fuera lejos del Camp Nou, Riqui Puig aceptó convertirse en un ícono de la cantera blaugrana casi sin jugar Pero esa etapa llegó a su fin. Ahora seguirá su carrera en el Los Ángeles Galaxy de la MLS.

No logró la continuidad ni con Valverde, el técnico que le hizo debutar, ni con Quique Setién ni con Koeman (con el que tuvo la relación más tormentosa) ni tampoco con Xavi, a priori, el DT que mejor encajaba con su estilo. Apenas 57 participaciones con el primer equipo repartidas en cuatro temporadas y solo 14 de ellas como titular.

Riqui siempre pareció sentirse a gusto con su rol de estrella emergente, ese papel que en el fútbol profesional a menudo acaba pasándole factura hasta convertirte en un juguete roto más. Cómodamente instalado como miembro del plantel principal, renunció a seguir formándose en el Barça B o a irse cedido a otro equipo para seguir acumulando minutos y partidos.

Su conformismo o tal vez su obstinación y tozudez terminaron por estancar su carrera y en el conjunto blaugrana no hubo ni rastro de la evolución que se esperaba de él en las dos últimas temporadas. Sobretodo en su rendimiento físico y la parte defensiva, las dos áreas donde el interior catalán aún tenía mucho margen de mejora.

Un futbolista en edad de formación (cumple 23 el 13/8) lo que necesita es jugar, seguir aprendiendo. Y, de haberse marchado antes, seguramente este mercado habría tenido ofertas interesantes para mantenerse en la élite, incluso para regresar al Camp Nou y triunfar en el club de su vida. Pero el fenómeno Riqui Puig se fue devaluando con el paso de los meses hasta ser un activo que ya no cotiza en los grandes mercados.

“Riqui se entrena muy bien, es un profesional. Me sabe mal no darle más minutos, pero tenemos futbolistas de mucho nivel. Está Pedri, surgió Gavi, está Nico, está Frenkie... Es una pena”, argumentó Xavi.

Puig firmó por tres años y encaja en el perfil que la MLS busca para desarrollar sus equipos, priorizan futbolistas jóvenes, con talento y proyección.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados