Publicidad

La galaxia rosa

Compartir esta noticia

Este lunes se presentó en nuestro país el libro “La galaxia rosa” de Sebastian Grundberger, director del Programa Regional Partidos Políticos y Democracia en América Latina, con sede en Montevideo, y representante de la Fundación Konrad Adenauer en Uruguay. Es una obra que no va a pasar desapercibida ya que es una investigación pionera que analiza en profundidad cómo funcionan, cada una y en conjunto, distintas organizaciones que confluyen en las distintas izquierdas de la región, sus apoyos y financiamientos internacionales, y cómo operan con una misión en común.

En su libro Grundberger analiza minuciosamente las distintas organizaciones que forman parte de esta galaxia, tomando en cuenta su origen, su historia, sus bases ideológicas, sus principales características y sus fuentes de financiamiento. En esta descripción entran organizaciones conocidas como el Foro de San Pablo y el Grupo de Puebla, y otras que pueden serlo menos para la mayoría de los lectores, como la Internacional Progresista o Clacso.

No todos quienes integran esta galaxia rosa tienen las mismas características, ya que como describe existen gobiernos rosa de izquierda moderada y democrática, como los que tuvo nuestro país bajo el Frente Amplio, a otros gobiernos rojos directamente marxistas y totalitarios. La relación ambigua con la democracia de los distintos grupos que forman parte de este entramado es una de sus características más salientes. Mientras que la palabra democracia suele ser superabundante en sus declaraciones, muchas veces se usa para cuestionar la democracia liberal y apelar a la necesidad de construir otros tipos de democracias. El discurso no es nuevo, muchos de estos actores no creen en la democracia y solo la utilizan para llegar al poder y destruirla desde dentro, como hemos visto que ocurrió en Venezuela y en Nicaragua.

Grundberger constata cómo distintos indicadores muestras que la adhesión a la democracia viene cayendo en nuestro continente y cómo se verifica que América Latina es la región que más ha perdido calidad democrática desde 2008 en reportes tan connotados como el que realiza la revista The Economist. En este período los países con sistemas híbridos, que están en algún lugar entre el autoritarismo y la democracia, pasó de tres a ocho, una cifra realmente alarmante.

A esta degradación democrática ha contribuido significativamente la galaxia rosa desde la acción de sus gobiernos, la prédica de sus intelectuales y la difusión de sus medios de prensa. Que gobernantes democráticos como Lula, Petro o López Obrador defiendan abiertamente dictaduras como las de Maduro y Ortega y acepten compartir escenario en foros internacionales con violadores de los derechos humanos (y de sus propias familias) habla por sí solo del tipo de organización de que se trata. Si a eso le sumamos la prédica abiertamente antidemocrática en sus propios países a nivel interno, y el antisemitismo como política internacional de gobernantes en caída libre como Petro, tenemos incluso una mejor imagen de lo que estamos sufriendo.

Otra característica descripta con acierto por Grundberger es el vinculo de la galaxia rosa con regímenes autoritarios como China, Rusia e Irán. A través de vías formales e informales, así como medios de información como RT, se defiende con uñas y dientes a estos regímenes totalitarios y sus posiciones a nivel internacional, mientras se martilla permanentemente en contra del capitalismo y el imperialismo yankee. Vale decir, para los miembros de la galaxia rosa es un problema la existencia de un país democrático como Estados Unidos y un sistema económico exitoso como el capitalismo, pero no lo es que existan regímenes abiertamente totalitarios donde no existe ninguna libertad, y que defienden al socialismo que ha fracasado en todo tiempo y lugar sin ningún inconveniente.

El peligro que representa para la región está prédica con sus consecuentes acciones es por demás evidente, así como la complicidad de la izquierda democrática que los legitima. El libro de Sebastian Grundberger es una enorme contribución para abrir los ojos ante esta amenaza y apelar a la unión de los verdaderos demócratas de derecha, centro e izquierda para defender la democracia y la libertad en América Latina. La necesidad de la unión de los demócratas en estos tiempos de crisis democrática es fundamental, y el libro que acaba de publicar Grundberger debería ser el disparador para fortalecer las iniciativas existentes y crear otras nuevas que nos permitan tener éxito en esta batalla decisiva.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad