Publicidad

Email: [email protected] Teléfono: 2908 0911 Correo: Zelmar Michelini 1287, CP.11100.

Unas van de cal y otras van de arena

Compartir esta noticia

Dr. Edison González Lapeyre | Montevideo
@|Hay buenas y malas noticias. Comenzaré por las buenas.

En primer lugar, debo destacar el editorial del 19 del corriente de este diario titulado “Defender la Hidrovía y a Paraguay”. Se trata de un excelente análisis de lo que está aconteciendo en ese curso fluvial como consecuencia de la aplicación de una pretendida tasa de peaje por parte de la Argentina a las embarcaciones que naveguen por el río Paraná desde confluencia hasta Santa Fe.

Su alto nivel periodístico me hizo recordar los editoriales de Washington Beltrán que, en mi opinión, fueron los mejores del periodismo uruguayo de los últimos tiempos.

Otra noticia muy positiva ha sido la información brindada por el Sr. Ministro de Defensa Nacional de la compra de un buque de investigación marítima. El país lo necesitaba a gritos luego de que quedaran fuera de servicio el Aldebarán y el Oyarbide. La investigación científica de nuestras aguas fluviales y marítimas lo requerían, en particular, para la preservación de nuestros recursos ictícolas, por lo que me complazco en destacarlo.

En esta materia, sólo falta que el Sr. Ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, tomando en cuenta el estudio de auditoría que se realizó de la DINARA y las reiteradas críticas de los operadores pesqueros, ponga orden en ese Instituto.

La otra noticia no es tan agradable y refiere al proceso que se viene llevando a cabo para el dragado del canal de acceso al puerto de Montevideo a 14 metros de profundidad.

En este tema, que el Señor Presidente de la República, Dr. Luis Alberto Lacalle Pou, declaró que era de prioridad nacional, hace más de una década, se está incurriendo en errores difíciles de justificar.

Basta con señalar que, iniciado el presente gobierno, el Canciller Bustillo y el Presidente de la delegación uruguaya ante la Comisión Administradora del Río de la Plata (CARP) informaron que estaba aprobada esa profundidad por esa comisión binacional, cuando lo autorizado era sólo a 13 metros y luego, el largo y penoso proceso del análisis del proyecto ejecutivo presentado por nuestro país a la CARP, para lograr el acuerdo de los 14 metros de profundidad.

Ha habido distintas observaciones al citado proyecto ejecutivo por parte de la Argentina, pero, para que los señores lectores tengan una idea de cómo la delegación uruguaya ante la CARP rebate esos planteos, me voy a referir a la última reunión de esa comisión binacional cuya acta, N° 641 del 30.8.2023, obra en mi poder y a la que me remito.

El presidente de la delegación argentina Embajador Diego Tettamanti, en una exposición de más de media hora, recogida en el acta en 3 páginas de letra chica, hizo caudal de una multiplicidad de razones jurídicas, históricas y técnicas avalando las observaciones formuladas por su delegación, al proyecto ejecutivo del dragado referido.

La respuesta del Presidente de la delegación uruguaya ante la CARP fue la siguiente: “La Delegación del Uruguay expresa que dado lo expresado por el Sr. Presidente de la delegación de Argentina, es obvio que estamos ante diferentes criterios de interpretación de los hechos acaecidos y las normas aplicables relativas al procedimiento establecido en el Tratado del Río de la Plata y su Frente Marítimo. Expreso el deseo de que arribemos a un acuerdo y coincidencia, porque la profundización a 14 metros del canal de acceso al puerto de Montevideo es muy importante para el Uruguay”.

Esta lacónica respuesta es dable presumir que la delegación del Uruguay ante la CARP la dio siguiendo instrucciones del Canciller Bustillo y del Director General del Área para asuntos de Frontera, Limítrofes y Marítimos, de ese Ministerio, Dr. Carlos Mata.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad