Publicidad

Email: [email protected] Teléfono: 2908 0911 Correo: Zelmar Michelini 1287, CP.11100.

Haz lo que yo digo y no lo que yo hago

Compartir esta noticia

Roque Gallego Curbelo | Montevideo
@|Año 56 después de Cristo. Corte de Nerón. Sentado en el banquillo de los acusados está Séneca, el filósofo estoico, líder indiscutido de debates sobre la moral en la época, enfrentando un juicio por conspiración:

- “¿Por qué nos enseña que se han de despreciar las riquezas, si usted las retiene y las disfruta?”, lo interrogan desde el estrado.

- “Porque yo no hablo de mí, sino de La Virtud”, aclara Séneca.

- “Es decir, que ¿habla de una manera y vive de otra?”, insisten los jueces.

- “Haz lo que yo digo y no lo que yo hago”, sintetiza el filósofo en su defensa.

La célebre frase llegó hasta nuestros días como síntesis perfecta del concepto de hipocresía. Un hipócrita es quien se comporta de forma contraria a los principios que pregona. Como pasó con Séneca.

El mismo día, 2 de mayo del corriente mes, ocurren dos hechos, uno de carácter internacional y otro doméstico, que nos hacen recordar aquella frase. En las Naciones Unidas el régimen de Venezuela denuncia a nuestro país por supuestas violaciones de los DDHH. En una sesión donde se evalúa el cumplimiento del respeto por los DDHH de sus países miembros, el chavismo apuntó contra “amenazas a periodistas” y “limitación” de la libertad de expresión, entre otras. Recordando una expresión que en estos casos usaba el ilustre y recordado Dr. Gonzalo Aguirre Ramírez: ¡qué tupé!

Acá en nuestro país, la Asociación de Magistrados del Uruguay (AMU) emite un comunicado sobre un sumario que lleva adelante la Suprema Corte de Justicia (SCJ) a una jueza que fue acusada -por el familiar de un militar condenado por delitos en dictadura- de haber actuado con “sesgo político”. La denuncia está basada en una investigación a las redes sociales de la jueza y de su familia, ante lo cual la Suprema Corte de Justicia le inició un sumario a la magistrada –con un único voto negativo, el de su presidenta la Dra. Elena Martínez Rasso-.

Entre los principios básicos de la independencia de la judicatura se establece: “No se efectuarán intromisiones indebidas o injustificadas en el proceso judicial, ni se someterán a revisión las decisiones judiciales de los tribunales”. Lo anterior es recogido en los Estatutos de la AMU en su artículo 3 cuando dice que uno de sus fines es “promover la independencia de la magistratura como condición esencial de un estado de derecho y garantía de los derechos individuales (…)”. Entonces, mal procede la Asociación de Magistrados -actuando como Séneca- al intentar entrometerse en un proceso sumarial en curso por parte de la SCJ.

El daño está hecho, sería de desear que en el futuro esa asociación predique con el ejemplo lo que redundará en el mejoramiento de la imagen que la opinión pública tiene del sistema de justicia del país.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad