Ricardo Reilly Salaverri
Ricardo Reilly Salaverri

Tropezones y ¡aleluya!

Hay nuevas noticias en el colapso.

El llamado a sala reciente al Ministro del Interior Eduardo Bonomi realizado por el senador nacionalista Javier García revela que el citado no tiene idea de cómo se escapó de cárcel central “il capo” de la mafia calabresa Rocco Morabito, italiano violador de la ley penal urbi et orbi.

Le habían apagado las cámaras de vigilancia del recinto carcelario, quitado los guardias y dejado abiertas las puertas de la celda. El ministro había sido informado de que había una lluvia de miles de dólares en el aire para comprar complicidades para una fuga planificada. ¡No leyó el informe! Algo huele mal en Dinamarca.

El senador García dejó en evidencia -además- algo gravísimo. Hace tres años se instaló El Guardián, un sistema de vigilancia de la vida privada de las personas destinado a investigar policialmente actos delictivos. Se convino entre los partidos políticos que como garantía para su uso habría autorización previa de la Suprema Corte de Justicia e informes puntuales del personal encargado de implementar el sistema. Nada se cumplió ¿se usó el sistema para espiar a quienes sus responsables quisiesen?

Otra. Informe Bachelet. Escalofriante. La expresidenta socialista de Chile, constituida en Venezuela, encargada por la ONU, hizo una investigación de la realidad de ese país respecto de la situación de los derechos humanos bajo la satrapía de Nicolás Maduro. Déspota sostenido por una banda narcomilitar, cubanos especializados en represión, guerrilleros islámicos, y organizaciones irregulares colombianas que operan en Venezuela. Constató -Bachelet- que en el último año se asesinaron casi 7.000 personas por razones políticas. Que las cárceles están abarrotadas de gente presa por sus ideas, con abundancia de torturas y asesinatos, y también, que para el pueblo no hay alimentos, ni medicinas, mientras la oligarquía chavista vive principescamente, despreciando la realidad popular. Mantuvo reuniones con el presidente constitucionalmente elegido -Juan Guaidó- y su reporte final sustenta la actitud de más de 50 democracias del mundo, incluido el Grupo de Lima, condenando la usurpación y exigiendo elecciones libres y normalización institucional. Han emigrados cuatro millones de venezolanos en corto lapso y se cree lo harán otros cuatro más en el 2020.

Hace unos días -al respecto- un rocambolesco “canciller uruguayo” vocero del régimen que desgobierna nuestro país, invocando al pueblo uruguayo se retiró de sala en una asamblea de la Organización de Estados Americanos, rechazando la presencia como representante de Venezuela, del delegado del gobierno constitucional venezolano de Juan Guaidó (apoyado por el Grupo de Lima y más de 50 democracias del mundo). Fue el único que lo hizo. Ante la noticia planetariamente se difundieron como justificación del papelón a los negocios de integrantes de la familia Vázquez con el régimen, así como a los celebrados por el costado de la iglesia por comunistas, tupamaros y afines vernáculos con la rosca bolivariana.

Resta una noticia esperanzadora. El candidato presidencial socialista Ing. Daniel Martínez se va de vacaciones a… los Estados Unidos y ha elegido a una precandidata vicepresidencial licenciada en para- sicología, ciencias ocultas o algo así (es difícil determinar las artes acreditadas de nuestra nomenklatura chavista). ¡Aleluya!

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos