Publicidad

¡Gracias Villegas!

Compartir esta noticia

El sábado último se conoció la noticia de la muerte de Julio Villegas, el legendario informativista de Radio Sarandí. Tenía 87 años y se había retirado de la actividad periodística hacía una década. Es imposible separar la figura de Villegas de Radio Sarandí y de la revolución periodística que esta emisora llevó adelante a comienzos de la década de 1970.

En tiempos muy difíciles para el Uruguay, Sarandí, la vieja CX8, de la mano de su entonces dueño Jorge Nelson Mullins, se embarcó en la aventura de cambiar radicalmente su programación. Esta transformación haría historia, y la convertiría en una escuela mayor de periodismo en la que se formarían decenas de profesionales.

Hasta entonces y con gran suceso, Sarandí había sido una radio deportiva cuyas trasmisiones futbolísticas estaban a cargo de su propietario, el reconocidísimo Carlos Solé. A la muerte de Solé, ocurrida en 1975, Mullins compró la totalidad del paquete accionario y con su visión de empresario llevó adelante una transformación sustancial; CX8 se convirtió en una emisora cien por ciento periodística.

Para materializar el cambio, Mullins -que había sido locutor de radio El Espectador y gerente general de Canal 4-, convocó a los mejores periodistas, comunicadores y locutores del medio.

Villegas estuvo en esa nómina de jóvenes figuras de la que también fueron parte Néber Araujo, Juan Francisco Fontoura, Otto Cisneros, María del Carmen Camacho y Aníbal Steffen. Ya llevaba algunos años en Sarandí Ruben Castillo, y poco después, se sumarían Jorge Traverso, Jorge Arellano, Nidia Telles y Lil Bettina Chouy. Nacía el estilo Sarandí, una forma de hacer periodismo que cambiaría para bien a la radiotelefonía uruguaya.

En esa Sarandí, estaba también la manera de Villegas, su peculiar e intransferible forma de decir las noticias y de entablar comunicación con una audiencia tan numerosa como fiel. Durante largas décadas la Sarandí de Mullins lideró el dial uruguayo con una programación que comenzaba con Gigantísimo, continuaba con En vivo y en Directo, proseguía con el informativo del mediodía, se extendía con los programas periodísticos de la tarde y el informativo Gran Prensa de las 19 hs, para cerrar su programación con una memorable Síntesis de Medianoche.

Villegas, capitaneaba Radiocentro Sarandí, nombre con que Mullins había bautizado al Departamento de Prensa. Allí dirigía a un grupo de más de una docena de profesionales que no solo informaban, sino que también marcaban la agenda periodística del país.

Los oyentes de aquellos tiempos, seguramente, lo recuerden por Gigantísimo, el informativo que iba de lunes a sábados de 6 a 8 AM y que Villegas dirigió y condujo durante 29 años. Con su forma pausada y su fino humor decía las noticias, así invitaba a comenzar la jornada sin gritos ni sobresaltos.

En 1999, Mullins ya no estaba en Sarandí, su nuevo dueño despidió a Villegas. Días más tarde, su voz comenzó a escucharse en las mañanas de El Espectador, su fiel audiencia cambió el dial. Allí permaneció hasta el 2011, cuando se jubiló, luego de más de cinco décadas dedicadas a la comunicación. Fiel a su estilo, se marchó de este mundo sin aspavientos, rodeado por lo que fue su mayor apuesta en la vida, su mujer, sus cuatro hijas y sus nietos.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

premium

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad