Publicidad

Tareck El Aissami

No se equivoquen: el presidente venezolano, Nicolás Maduro, es directamente responsable del violento ataque del 5 de julio contra la Asamblea Nacional y de la mayor parte de las 90 muertes que se han registrado en las protestas antigubernamentales de los últimos tres meses. No se equivoquen: el presidente venezolano, Nicolás Maduro, es directamente responsable del violento ataque del 5 de julio contra la Asamblea Nacional y de la mayor parte de las 90 muertes que se han registrado en las protestas antigubernamentales de los últimos tres meses. Poco después del ataque respaldado por el gobierno contra la Asamblea Nacional, de mayoría opositora, Maduro condenó el hecho. Lo hizo poco después de que gobiernos de todo el mundo expresaron su indignación por el incidente: “No voy a ser nunca cómplice de ningún hecho de violencia”, dijo.

Publicidad