INFORME

¿Cómo le fue a uno de los parques eólicos en los que pequeños ahorristas son socios de UTE?

El jueves se presentó la Memoria Anual de la sociedad anónima, que contiene la evaluación del parque eólico durante 2020.

Parque de energía eólica en Uruguay. Foto: Archivo El País
Parque de energía eólica en Uruguay. Foto: Archivo El País

En 2020, ¿cómo le fue a uno de los parques eólicos que tiene como “dueños” a pequeños ahorristas (además de UTE e inversores institucionales como las AFAP)? Se trata de Areaflin S.A. propietaria del parque eólico Valentines que el pasado martes tuvo su asamblea de accionistas.

En tanto, el jueves se presentó la Memoria Anual de la sociedad anónima, que contiene la evaluación del parque eólico durante 2020.

En todo el año, el parque le vendió energía eléctrica a UTE por US$ 24.847.708,40 IVA incluido, eso estuvo “4,58% por debajo de la estimación prevista por los asesores técnicos independientes, que fue la utilizada en el modelo financiero del negocio - caso base”, señaló el documento.

“Si bien se constata nuevamente que en el año la producción real se ubicó por debajo de la prevista previo al inicio de operación del parque, el volumen de generación 2020 se encuentra alineado con la producción real presentada por el parque en los períodos 2017, 2018 y 2019, incluso presentando un volumen de generación superior al año anterior”, aclaró.

La Memoria Anual, recordó que Areaflin S.A., contrató a la consultora G-Advisory para tener un análisis de por qué se daban esos desvíos respecto a la previsión previa al funcionamiento y la misma “calculó una nueva estimación de producción” que está “9% por debajo de la estimación realizada en etapa de proyecto”.

En cuanto al resultado del parque, en 2020 arrojó una ganancia de US$ 1.367.837, un 7,91% más que en el ejercicio 2019. A su vez, “la empresa tuvo un incremento de aproximadamente 18% en su resultado operativo. Esta variación se corresponde casi integramente al incremento de las ventas de energía de un 8% respecto al ejercicio anterior como consecuencia de un aumento de los megavatios facturados”, explicó el documento.

El resultado operativo fue de US$ 9.901.497. Si las ganancias fueron de casi US$ 1,4 millones como se mencionó, se debió a que hubo pérdidas financieras por US$ 8.948.127.

A los US$ 1.367.837 de utilidades, se le restan la Reconstitución de la Reserva Legal y el Fondo de Reserva Legal, con lo que quedan US$ 1.131.692,62 para distribuir entre los accionistas (UTE, AFAP y pequeños ahorristas). Esto fue lo que aprobó la asamblea de accionistas del pasado martes.

Previamente, el 30 de junio de 2020, se realizó la tercer distribución de utilidades de la sociedad por un monto total de US$ 1.005.344 que representó́ para cada inversor un monto de US$ 1,92 por cada US$ 100 invertidos. A su vez, el 30 de setiembre de 2020 se realizó una asamblea general extraordinaria de accionistas en la cual se planteó nuevamente la posibilidad de realizar un rescate de capital por US$ 5 millones a prorrata de los tenedores de las acciones. Eso mejora la tasa de retorno de los accionistas.

Las acciones de Areaflin S.A. tienen una calificación de riesgo de A.uy, según CARE. La calificadora indicó que “a pesar de una menor producción esperada para el período que resta, la tasa interna de retorno más probable se ubicaría en el entorno de 9,2%, lo que a juicio de CARE sigue siendo razonable, y podría resistir mayores caídas en la producción”.

Valentines: Parque está en la ruta 7 entre Florida y Treinta y Tres. Foto: AFP
Valentines: Parque está en la ruta 7 entre Florida y Treinta y Tres. Foto: AFP

Perspectivas del parque.

La Memoria Anual de Areaflin S.A. señaló que “todas las estrategias técnicas apuntan a lograr la mayor eficiencia en el desempeño del parque eólico instalado, así como, asegurar que los activos del parque alcancen en forma adecuada la vida útil prevista antes de su instalación, esto es, por lo menos 20 años”.

Agregó que “desde el punto de vista financiero, la sociedad continúa estudiando diferentes alternativas de destino de los fondos disponibles y su impacto en la tasa de retorno del accionista”.

En ese sentido, planteó que entre las opciones que se analizan están la de “efectuar pre-cancelación de deuda o que la sociedad amplíe o diversifique su rubro de producción lo cual sería eventualmente viable en el mediano o largo plazo” ya que “las restricciones derivadas del contrato de financiamiento, no le permiten planificar en el corto plazo incorporar o variar su área de producción”, expresó el documento.

En tanto, “para los fondos excedentes adicionales a los destinos antes mencionados, se continuará con la realización de colocaciones en inversiones temporarias que permiten rentabilizar, aunque en forma marginal, los fondos de la sociedad”, agregó.

El parque eólico cuenta con 35 aerogeneradores de 2 megavatios de potencia cada uno. Demandó una inversión del orden de los US$ 171 millones y fue financiado en un 70% a través de un endeudamiento de largo plazo con la Corporación Interamericana de Inversiones (BID Invest, el brazo privado del Banco Interamericano de Desarrollo), y el 30 % con el capital integrado por los tenedores de las acciones. El 80% del capital integrado corresponde a las acciones preferidas (unos 10.000 pequeños ahorristas e inversores institucionales) y el 20% a las acciones ordinarias (UTE).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados