FINANZAS DE BOLSILLO

Guía básica para entender qué son las criptomonedas 

Un repaso sobre cómo funcionan y cuáles son las ventajas y desventajas.

Bitcoin. Foto: AFP
Bitcoin. Foto: AFP

Es bastante probable que en los últimos años los términos “criptomoneda” o “bitcoin” hayan sido mencionados por alguien de tu entorno o por las noticias que aparecen en los medios de comunicación en más de una ocasión. En este Finanzas de Bolsillo veremos qué son las criptomonedas, cómo funcionan y cuáles son sus ventajas y desventajas.

¿Qué son las criptomonedas?

Básicamente, las criptomonedas son un medio de intercambio como lo es el dinero, pero se trata de un elemento intangible que existe en el mundo digital como valor numérico. Es decir, la criptomoneda no puede ser tocada en el mundo real porque no tiene una representación física como ocurre con el dinero que usa las monedas y los billetes. Para ser almacenados, se usa lo que se conoce como billetera electrónica o e-wallet.

Las criptomonedas son independientes y descentralizadas por lo que no son emitidas por ningún banco, gobierno o entidad financiera y su valor no puede ser controlado por alguno de los ya mencionados. Por ello, no se ven afectadas por los factores socioeconómicos que aquejan a las monedas de diversas naciones como la inflación. Otro detalle a tomar en cuenta es que todas las transacciones realizadas con estas divisas son anónimas a diferencia de las que se realizan con dinero a través de movimientos bancarios donde los datos del emisor y receptor son solicitados.

¿Cómo funcionan?

Tal como indica su nombre, las criptomonedas utilizan el cifrado criptográfico para asegurar su autenticidad y evitar que estas unidades sean alteradas de algún modo. El uso de este sistema impide que las criptomonedas puedan ser manipuladas al antojo de alguien en particular o que se puedan crear más de las que están programadas para estar en circulación. Para ello, se utiliza la tecnología de cadena de bloques o blockchain, una inmensa base de datos que almacena todas las transacciones que se han realizado con estas divisas desde su creación y que es actualizada en tiempo real.

Cada vez que se realiza una transacción con criptomonedas, ya sea compra, venta o creación de estos valores, el sistema añade dichos movimientos a la cadena de bloques que contienen una cierta cantidad de registros y estos quedan grabados sin ninguna posibilidad a modificarse. Mediante el uso de la tecnología Peer-to-peer (P2P), una que utilizan programas como uTorrent y Ares, un grupo de usuarios con poderosas computadoras conectadas a Internet que se encuentran ubicados en distintas partes del planeta se encargan de mantener actualizado este gran libro contable.

Bitcoin
Bitcoin. Foto: Pixabay

Son justamente estos usuarios, también llamados “nodos de red” en el concepto del sistema, los que permiten que la tecnología blockchain sea viable e impenetrable por delincuentes cibernéticos. Para validar un bloque -un grupo de transacciones- y que este se integre a la cadena, la mayoría de nodos debe votar a favor usando sus respectivas billeteras digitales haciendo virtualmente imposible que un hacker pueda vulnerar toda la operación ya que este tendría que atacar a la mayor parte de estos usuarios anónimos al mismo tiempo.

Los bloques de la cadena son validados mediante la resolución de una compleja operación matemática que requiere de una computadora de altas especificaciones técnicas con la capacidad de procesarlo. Cuando un nodo logra resolver este problema matemático, gana una recompensa en criptomonedas y los movimientos almacenados en el bloque pasan a ser certificados y ejecutados. A esta acción se le conoce como “minería de criptomonedas”.

Cuando una persona desea convertir sus criptomonedas en dinero real, el proceso resulta más complicado que cambiar divisas de una nacionalidad a otra. El principal agente para lograr esto es un exchange, empresa que compra las divisas a cambio de dinero real. El usuario tiene la opción de vender sus activos al precio momentáneo del mercado y el dinero es depositado en una cuenta bancaria mediante una transferencia especial o en una cuenta PayPal, previo cobro de comisión por la operación.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas? 

Una de las principales razones por las que criptomonedas como el bitcoin o el ethereum se han vuelto tan populares es por la posibilidad de transferir fondos de la billetera digital de un usuario a otro desde cualquier parte del mundo en cuestión de minutos y sin necesidad de recurrir a una entidad financiera como un banco. Por otra parte, estas divisas resultan sumamente atractivas para personas que buscan inversiones a largo plazo dada la constante fluctuación de su valor en el mercado con tendencia a crecimiento.

Otra ventaja de las criptomonedas es la rápida aceptación que comienza a tener en varias naciones y por parte de un gran número de empresas alrededor del globo, quienes ya las ven como métodos de pago válido o alternativa al dinero convencional. Además, el hecho de que se traten de medios de intercambio independientes y descentralizados impide que se devalúen o que sean controladas por la corrupción de ciertos países, sobre todo de los más pobres y azotados por esta problemática social.

También existen varios riesgos o desventajas a tomar en cuenta si se decide invertir en ellas. La más importante es su volatilidad. Su precio es sumamente inestable, subiendo y bajando a cada minuto todos los días debido a que está totalmente sujeto a la oferta y la demanda del mercado, así como también a las decisiones que grandes empresarios tomen respecto a su utilidad.

Pese a que su gran atractivo y lo que las convierte en blancos imposibles para los hackers es su independencia, descentralización y operaciones irreversibles, estos aspectos pueden resultar un arma de doble filo si un usuario es víctima de una estafa cibernética mediante otras modalidades. Dado que no existe una entidad financiera detrás de estas divisas, nadie va a acudir en tu ayuda si sucede algo de esta escala.

Esto resulta especialmente peligroso si se decide apostar por criptomonedas de dudosa procedencia ya que existen organizaciones que las promueven y, una vez han ganado la suficiente cantidad de adeptos, desaparecen sin dejar rastro con las inversiones de estas personas. 

Comercio en El Salvador anuncia que acepta el pago con bitcoin. Foto: AFP
Comercio en El Salvador anuncia que acepta el pago con bitcoin. Foto: AFP

¿Cuáles son los riesgos y el impacto negativo de la minería en el medio ambiente?

La minería de criptomonedas ha llamado la atención de autoridades internacionales que velan por el medio ambiente debido a los estragos que producen en éste. Dado que los “pools” usan una cantidad exorbitante de potentes PCs para llevar a cabo estas operaciones, trabajando día y noche sin descanso, la cantidad de energía eléctrica que consumen es muy elevada.

Muchas de las granjas de minería para criptomonedas se ubican en provincias de China como Sichuan y Yunnan donde las tarifas de electricidad son abismalmente bajas en comparación con las de una gran metrópolis. Por esta razón, el gobierno del gigante asiático ha empezado a tomar acciones en contra de la actividad y criptomonedas como el bitcoin en sí, prohibiendo transacciones con esta divisa en su territorio.

Pese a que los defensores de estas monedas digitales argumentan que la energía eléctrica que los mineros usan para sus computadoras no proviene de materias contaminantes como el carbón, el petróleo, el gas o el metano descargado, usando energía hidroeléctrica de las represas que se ubican en el interior de China en su lugar, lo cierto es que varios activistas y asociaciones que velan por el cuidado del medio ambiente ya han puesto en la mira a la minería de criptomonedas.

El futuro y el nivel de aceptación de las divisas

Mucho se ha hablado de las criptomonedas y su inversión. Lo cierto es que este medio se encamina a ser cada vez más aceptado en varias partes del mundo, sobre todo en países más desarrollados y por empresas que se relacionan de alguna forma con la industria tecnológica. Además, aprovechando la popularidad de estas divisas, algunas naciones y compañías ya han comenzado a trabajar en sus propias monedas digitales como China y su Yuan digital, también llamado Criptoyuan, que usa el sistema blockchain pero es controlado por el gobierno del gigante asiático.

La adopción y el rechazo del bitcoin por los países

El Salvador ha adoptado al bitcoin como moneda de curso legal en su territorio. Dado que las remesas del exterior representan el 20% del PBI de la nación y considerando que un gran porcentaje de la población no cuenta con una cuenta bancaria, el Estado salvadoreño ha emprendido una cruzada que ya sirve de ejemplo para otros territorios que se interesan poco a poco en los activos digitales de cifrado criptográfico.

No obstante, debido a que se tratan de medios sin control alguno por parte de bancos o gobiernos, los representantes de un gran número de naciones no avalan que el bitcoin, ethereum o binance coin se conviertan en lo que muchos han denominado como “dinero del futuro”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados