SEQUÍA

El "gran negocio" para Uruguay en la exportación de energía eléctrica a Brasil que permite bajar costos

La crítica situación de sequía que atraviesa Brasil implicó una oportunidad económica para Uruguay dado que el país le exportó grandes volúmenes de energía eléctrica.

Energía: por cada grado que disminuye en este invierno, el consumo de la energía eléctrica aumenta 5%. Foto: Darwin Borrelli.
Trabajadores de UTE en una columna de energía eléctrica. Foto: Darwin Borrelli (Archivo)

En lo que va del año pero principalmente durante los últimos tres meses (junio a setiembre) la crítica situación de sequía que atraviesa Brasil implicó una oportunidad económica para Uruguay dado que el país le exportó grandes volúmenes de energía eléctrica.

Según los datos divulgados en el monitor del sector eléctrico realizado por el Observatorio de Energía de la Universidad Católica junto con la Asociación Uruguaya de Generadores Privados de Energía Eléctrica (Augpee), el Costo de Abastecimiento de la Demanda (CAD, que se calcula como la suma de los costos de la energía generada, la importada y los pagos por restricciones operativas menos los ingresos por exportación de energía) de los últimos tres meses fue negativo.

Es decir que debido al aumento de las exportaciones uruguayas de energía eléctrica, el dinero que ingresó al país alcanzó para pagar todo el costo de generar energía para abastecer la demanda local y la exportación y además quedó dinero en caja de UTE.

Según los datos del monitor, en el mes de setiembre el CAD fue negativo en el orden de los US$ 45 millones a US$ 50 millones aproximadamente.

En tanto, el precio spot mensual (el mercado a través del cual se le vende al ente estatal al precio más caro al que genera energía o a un consumidor privado) en los primeros nueve meses del año “está por encima de los correspondientes meses de 2020 y 2019, en particular en los meses de agosto y setiembre se ha elevado considerablemente”, indicó el monitor.

Federico Ferrés, uno de los autores del monitor afirmó en su cuenta de LinkedIn que el aumento de las exportaciones de energía eléctrica hacia Brasil es un “gran negocio para UTE y para Uruguay”.

Asimismo, destacó el “rol muy relevante” de las energías renovables puesto que han permitido que el país aumente su “resiliencia” al no haber tenido “inconvenientes de abastecimiento de energía” en años secos como “quedó demostrado en 2020”.

Por otra parte, Ferrés resaltó que las energías renovables han permitido que el país baje los costos de generación de energía eléctrica “y lo más importante, bajar notablemente las emisiones de dióxido de carbono”.

De acuerdo con los datos publicados por Uruguay XXI, en el acumulado de enero a setiembre, las exportaciones de energía eléctrica “tuvieron un aumento de 1.351% con un total de US$ 316 millones” y Brasil fue el principal destino.

Para generar energía para exportarla a Brasil, UTE debió recurrir a centrales térmicas. Estas utilizan gasoil, el cual es comprado a Ancap, el otro gran favorecido en este negocio. Al punto de que las ganancias extraordinarias de la petrolera estatal por la exportación de energía al país vecino fueron determinantes para que el gobierno decidiera no ajustar las tarifas de los combustibles por segundo mes consecutivo, más allá de que la referencia del precio de paridad de importación (PPI) que calcula la Unidad Reguladora de los Servicios de Energía y Agua marcaba un alza en los precios

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados