TECNOLOGÍA

Tras 10 años sin Steve Jobs, Apple sigue siendo la empresa más valiosa del mundo

Mañana se cumplirán 10 años de la muerte del cofundador de Apple, Steve Jobs. 

Apple. Foto: AFP
Apple. Foto: AFP

Mañana se cumplirán 10 años de la muerte del cofundador de Apple, Steve Jobs (1955 - 2011), una década en la que, pese a no haber sacado al mercado dispositivos revolucionarios de la talla del iPhone o el iPad, la firma se ha consolidado como la más valiosa del mundo.

Con Tim Cook al frente, que tomó el relevo a Jobs pocos meses antes de su fallecimiento el 5 de octubre de 2011, la empresa de Cupertino (California, EE.UU.) ha seguido ganando valor en bolsa hasta convertirse en 2018 en la primera empresa estadounidense en alcanzar el billón de dólares. Con el estallido de la pandemia del COVID-19 el año pasado, esta cifra se duplicó y se superaron los dos billones, un hito que la compañía ha mantenido hasta fecha de hoy.

La estrategia de Cook ha sido clara y bien definida desde el principio: consciente de haber perdido la creatividad y visión que Jobs aportaba a la empresa, el nuevo consejero delegado se centró en reforzar y perfeccionar los productos que su antecesor le dejó en herencia, el iPhone y el iPad, además de los ordenadores Mac.

Así, los teléfonos siguen representando a día de hoy la mayor fuente de ingresos de la compañía (un 54% según los resultados más recientes) y cada cierto tiempo se presentan versiones mejoradas de iPads, MacBooks e iMacs.

Entre los pocos nuevos productos de hardware lanzados desde el fallecimiento de Jobs que han logrado una penetración significativa en el mercado (aunque sin representar el cambio de paradigma que supusieron el iPhone y el iPad) están los relojes inteligentes Apple Watch y los auriculares inalámbricos AirPods.

Además de ser la principal fuerza creativa en Apple, Jobs era un visionario que profetizó los mayores cambios tecnológicos de principios del siglo XXI.
Su fallecimiento el 5 de octubre de 2011 a consecuencia de un paro respiratorio derivado de las metástasis de un cáncer de páncreas que le había sido diagnosticado ocho años antes dejó pasmado a todo el mundo, especialmente a los cientos de miles de fanáticos y seguidores que ya acumulaba y que todavía crecieron más con su leyenda.

Jobs dejaba el mundo justo un día después de que Cook presentase el último modelo de teléfono de la compañía, el iPhone 4S.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados