PANDEMIA

El virus sigue avanzando: la cifra de fallecidos superó los 600.000

El país con más contagios y muertes por COVID-19 sigue siendo Estados Unidos, con más de 3,7 millones de casos y más de 140.000 fallecidos por causas relacionadas con el nuevo coronavirus.

Coronavirus en Estados Unidos. Foto: Reuters.
Coronavirus en Estados Unidos. Foto: Reuters.

El COVID-19 ya ha causado en el mundo más de 600.000 muertos, mientras que los contagios superan los 14,3 millones. Según los últimos datos de la Universidad de Johns Hopkins, el balance ayer domingo indicaba 602.777 fallecidos y 14.313.657 infectados. Los pacientes recuperados en todo el mundo han superado los 8 millones.

El país con más contagios y muertes por COVID-19 sigue siendo Estados Unidos, con más de 3,7 millones de casos y más de 140.000 fallecidos por causas relacionadas con el nuevo coronavirus.

En segundo lugar figura Brasil, con más de 2 millones de casos y 78.772 muertes; mientras que el tercero en cuanto a contagios es la India, con más de un millón de infecciones y 26.816 fallecidos.

En cuanto al número de muertes, el tercer país con más fallecimientos -después de Estados Unidos y Brasil- es el Reino Unido (45.358), seguido de México (38.888), Italia (35.045), Francia (30.155) y España (28.420).

Estados Unidos

A pese a que Florida, Texas y California son ahora los estados con más contagios, Nueva York se mantiene como más golpeado en el país, con 406.807 casos confirmados y 32.490 fallecidos. Tan solo en la ciudad de Nueva York han muerto 23.400 personas.

El mapa de la Universidad Johns Hopkins refleja, sin embargo, que Nueva York ya no es la región del mundo con más casos por coronavirus: en los últimos días le ha superado el estado brasileño de San Pablo, que suma 412.027 contagios confirmados.

El Instituto de Métricas y Evaluaciones de Salud (IHME) de la Universidad de Washington, en cuyos modelos de predicción de la evolución de la pandemia se fija a menudo la Casa Blanca, calcula que Estados Unidos llegará al mes de octubre con unos 200.000 muertos, y que para las elecciones presidenciales del 3 de noviembre podría rozar los 225.000.

Trump: primeras fotos en público del presidente usando mascarilla como preventivo contra el coronavirus. Foto: AFP
Donald Trump. Foto: AFP.

España

En Europa está comenzando a preocupar cada vez más la situación de España. El número de personas contagiadas por COVID-19 en el país continúa aumentando a pesar de las medidas restrictivas de carácter voluntario que han adoptado algunas de las zonas más afectadas por los rebrotes, especialmente las regiones de Cataluña y Aragón, donde de momento se descarta el regreso a los confinamientos obligatorios.

En Cataluña, donde los nuevos positivos no dejan de crecer, las autoridades regionales ampliaron ayer domingo las restricciones a tres municipios más, mientras se sigue apelando la responsabilidad individual para evitar que la situación empeore. De los 994 nuevos contagios registrados ayer domingo, 698 corresponden a Barcelona y a su área metropolitana, un 70% del total.

Pero el número de personas contagiadas por el coronavirus no continúa aumentado sólo en Cataluña, también lo hace en otras comunidades autónomas españolas, lo que está obligado a los Ejecutivos regionales a extender las medidas anticovid, como la obligatoriedad del uso de las mascarillas en aquellas donde aún no lo era.

Por ejemplo en Galicia, donde lo es desde ayer domingo, en todo momento y aunque exista la distancia de seguridad.

Las autoridades de las turísticas Islas Baleares pedirán al Ministerio de Sanidad que se reanuden los controles sanitarios en puertos y aeropuertos de las islas a pasajeros procedentes de otras partes de España y del espacio europeo Schengen, y no descartan reclamar que esos chequeos se hagan en los puntos de salida de los viajeros.

Aunque los rebrotes de coronavirus aumentan en España desde hace semanas, no se volverá a la situación de marzo en una segunda oleada de COVID-19 porque “el sistema está preparado”, para afrontar esta situación, explicó a EFE el experto en enfermedades infecciosas y ex asesor de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Vicente Soriano. El experto consideró que el uso generalizado de mascarillas al aire libre “es lo mejor que podemos hacer ahora” y considera que es “inevitable” que “los rebrotes crezcan durante el verano”.

Admitió que “hay factores que indican que las cosas pueden empeorar en otoño” respecto a los brotes, pero de cara a las medidas que se tomen abogó por la “proporcionalidad” para no adoptar decisiones que afecten a toda la población, como un nuevo confinamiento generalizado.

Coronavirus en España. Foto: AFP.
Coronavirus en España. Foto: AFP.

Francia

A partir de hoy lunes será obligatorio de llevar mascarilla en todos los espacios cerrados que reciben público en Francia, donde se establece una multa de 135 euros en caso de incumplimiento.

En un documento divulgado ayer domingo, la Dirección General de Sanidad (DGS) precisa cuáles son los espacios en los que será obligatorio el uso de la mascarilla y las razones de esta decisión, en concreto las dificultades para respetar el distanciamiento en espacios cerrados con alta afluencia de personas y la ausencia de ventilación eficaz. La DGS insiste en que la mascarilla por sí sola no ofrece protección suficiente si no se siguen las otras medidas de protección sanitaria, como la distancia o la higiene de las manos.

En Francia, desde que empezó el desconfinamiento el 11 de mayo, ya era obligatorio llevar mascarilla en el transporte público, en los cines, teatros, salas de espectáculos o de conferencias y en restaurantes, bares y cafés cuando no se está consumiendo.

También en bibliotecas, iglesias y otros centros religiosos, en instalaciones deportivas cubiertas, hoteles, refugios de montaña, en estaciones de autobuses, de trenes, terminales marítimas o aeropuertos.

Desde hoy a esa larga lista se añaden todas las tiendas y centros comerciales, los mercados cubiertos, las administraciones y los bancos.

Coronavirus en Francia. Foto: AFP.
Coronavirus en Francia. Foto: AFP.

Argentina

Buenos Aires ingresa hoy lunes en una nueva etapa de reactivación de actividades que se ampliará de manera gradual a lo largo de las próximas semanas, siempre y cuando los números de la pandemia no pongan en jaque la atención sanitaria.

Hoy lunes, en una fase similar a la que regía en los últimos días de junio, reabrirán los comercios barriales, la práctica deportiva al aire libre queda autorizada y la actividad gastronómica vuelve a funcionar bajo la modalidad “para llevar”. Los vecinos porteños podrán concurrir a los negocios de cercanía en tanto coincida la terminación de su DNI con la fecha -para día par, DNI par; lo mismo para los números impares-. Si bien la venta de indumentaria y calzado quedó excluida para lunes y martes, el miércoles será habilitada en comercios y galerías barriales. También fueron autorizados desde hoy los administrativos de centros educativas y los escribanos.

Mañana martes, se ampliará el esquema para los paseos con niños y adolescentes: además de los fines de semana, las salidas se extenderán a los martes y jueves, en el horario de 10 a 18, sin la restricción por día según el DNI, pero manteniendo la distancia a 500 metros del domicilio de residencia y con una duración de una hora.

Después de cuatro meses, abrirá las plazas y parques. Eso sí: por el momento, no serán un lugar de permanencia ni se podrá usar la zona del patio de juegos ni las postas aeróbicas.

Desde el martes, el Gobierno de la Ciudad se dispuso a reforzar los controles en el tránsito. Así, se retendrá la licencia de conducir a aquellos automovilistas que no cuenten con el permiso correspondiente. También continuarán los controles a los usuarios de transporte público para garantizar que solo viajen los trabajadores esenciales. Tal como se viene aplicando hace varias semanas, las personas cuyas actividades son habilitadas deben viajar en transporte privado, combis o autos particulares.

Coronavirus en Argentina: así están las calles de Buenos Aires por la cuarentena obligatoria. Foto: Reuters.
Coronavirus en Argentina. Foto: Reuters.
más

UE exhibe diferencias por e fondo de recuperación

El plan de estímulo de la Unión Europea para rescatar las economías golpeadas por la pandemia del coronavirus pendía de un hilo ayer domingo, mientras los líderes debatían los compromisos que deberán cumplir los países beneficiarios. Después de tres días de reuniones en Bruselas, los 27 estados de la UE seguían ayer buscando un acuerdo.

La presidenta del Banco Central Europeo, la francesa Christine Lagarde, dijo a Reuters que lo mejor es que se acuerde un plan de ayuda “ambicioso” en lugar de un pacto rápido a cualquier costo. “Lo ideal es que el acuerdo de los líderes sea ambicioso en términos de tamaño y composición del paquete (...) aunque tome algo más de tiempo”, afirmó la ex directora general del FMI

Los 750.000 millones de euros propuestos para este fondo serían obtenidos en los mercados de capital por el brazo ejecutivo de la UE, la Comisión Europea, y destinados casi por completo a los golpeados países del arco mediterráneo.

Un grupo de países norteños ricos -el grupo de los “frugales”- presionan por un fondo menor, al tiempo que buscan limitar la proporción entre subsidios y préstamos repagables, en unas tensas reuniones que han subrayado la profunda división norte-sur en la UE.

Para algunos, la cumbre es un momento decisivo en los casi 70 años de integración europea.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados