ESTADOS UNIDOS

Trump y Clinton se apartan de magnate en escándalo sexual

Geoffrey Epstein es acusado de explotar a varias menores.

Jeffrey Epstein está en el centro de un escándalo.Foto: Reuters
Jeffrey Epstein está en el centro de un escándalo.Foto: Reuters

El multimillonario estadounidense Jeffrey Epstein, que amasó su fortuna en un fondo de inversiones y es amigo de políticos y famosos, fue inculpado de explotar sexualmente a decenas de menores de edad, algunas de tan solo 14 años, entre 2002 y 2005.

Epstein, de 66 años, fue arrestado el sábado en un aeropuerto de Nueva Jersey al regresar a Estados Unidos procedente de París en su avión privado.

Epstein es acusado de un cargo de tráfico sexual de menores y de un cargo de conspiración para cometer tráfico sexual de menores, según la acusación de la fiscalía del distrito sur de Nueva York, por los que se enfrenta a una pena máxima de 45 años de cárcel.

Epstein “explotó y abusó sexualmente a decenas de chicas menores de edad en sus residencias de Manhattan, Nueva York, y de Palm Beach, Florida, entre otros lugares”, señala la inculpación firmada por el fiscal Geoffrey Berman.

Las invitaba a sus mansiones, donde tenía actos sexuales con ellas, y “luego pagaba a las víctimas cientos de dólares en efectivo”, él mismo o sus empleados. “También pagaba a algunas de sus víctimas para que reclutaran a más chicas para ser abusadas”, indica la acusación.

Entre los amigos de Epstein figuran el presidente Donald Trump y el expresidente Bill Clinton. En 2007, había sido declarado culpable de pagar a menores de edad para que le hicieran masajes, pero logró evitar ser acusado penalmente por esos casos al firmar un acuerdo de culpabilidad negociado por sus abogados con Alexander Acosta, ahora el secretario de Trabajo del gobierno Trump. Estuvo 13 meses en la cárcel por solicitar prostitución a un menor.

Acosta, que en aquel tiempo era el más alto fiscal federal en Miami, es blanco de una campaña que exige su renuncia por la pena relativamente menor impuesta a Epstein. Los dos líderes demócratas en el Parlamento, Nancy Pelosi (presidenta de la Cámara de Representantes) y Chuck Schumer (líder de la minoría en el Senador) reclamaron la dimisión de Acosta. “Como fiscal se comprometió a un acuerdo inconcebible con Epstein, que se mantuvo secreto a las valientes y jóvenes víctimas, impidiéndoles buscar Justicia”, afirmó Pelosi en su cuenta de Twitter.

Ayer, el presidente Trump se distanció del magnate y prometió examinar la relación con su caso del secretario de Acosta. “Claro que lo conocía (a Epstein), todo el mundo lo conocía en Palm Beach (Florida), era uno de los habituales allí”, dijo Trump a los periodistas, en la Casa Blanca. “Pero hace mucho tiempo que tuvimos una discusión, quizá hace 15 años. Yo no era fan suyo, eso se lo puedo decir”, añadió.

A su vez, Bill Clinton, en un comunicado que emitió su vocero Angel Ureña, indicó que no tiene conocimiento de los “delitos horribles de tráfico sexual de menores” que le fueron imputados a Epstein.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados