Publicidad

Tensión por posible cese de envío de armas a Ucrania desde Polonia, uno de sus apoyos más fuertes en la guerra

Declaraciones del primer ministro polaco y un vocero de su gobierno afirmaron que dejarían de entregar armamento más allá del previamente acordado, aunque esto fue negado por su presidente.

Compartir esta noticia
Andrzej Duda, presidente de Polonia.
Andrzej Duda, presidente de Polonia.
Foto: AFP

Con información de AFP y EFE
Polonia afirmó que ya no suministraría más armamento a Ucrania que el previamente acordado y que se centraría en equipar a su propio ejército, anunciaron el primer ministro (jefe de gobierno) Mateusz Morawiecki y un vocero. Sin embargo, su presidente (jefe de Estado) dijo posteriormente que Morawiecki fue malinterpretado y que el apoyo no cesaría.

El jueves por la mañana, Piotr Muller, portavoz del gobierno polaco, dijo que "Polonia solo cumplirá con las entregas de munición y armamento previamente acordadas", según citas de la agencia de noticias PAP.

El presidente Andrzej Duda, sin embargo, aseguró a la cadena TVN24 que las declaraciones del primer ministro polaco "fueron interpretadas en el peor sentido posible", en medio de una reciente disputa con Ucrania por las exportaciones de cereales. "En mi opinión, el primer ministro quiso decir que no enviaremos a Ucrania el nuevo armamento que estamos comprando para modernizar al ejército polaco", añadió.

Varsovia ha sido uno de los apoyos más firmes de Kiev desde que empezó la invasión rusa en febrero de 2022 y es uno de sus principales proveedores de armas. Además de sus propios envíos, Polonia es también un país de tránsito clave para el armamento que Estados Unidos y otros aliados occidentales envían a Ucrania.

Las tensiones entre Varsovia y Kiev se desataron a raíz de la prohibición polaca de importar granos ucranianos para proteger a sus propios agricultores. El Ministerio de Agricultura ucraniano anunció el jueves negociaciones con Polonia "en los próximos días" para resolver la disputa sobre las exportaciones de cereales.

La invasión rusa de Ucrania provocó el bloqueo de las rutas comerciales por el mar Negro y convirtió a la Unión Europea en principal vía de tránsito y destino exportador de cereales ucranianos.

En mayo, la Unión Europea accedió a restringir las exportaciones a Bulgaria, Hungría, Polonia, Rumania y Eslovaquia para proteger a sus agricultores. El pasado viernes, la Comisión Europea anunció el cese de estas restricciones, alegando que "las distorsiones en los cinco países miembros vecinos de Ucrania han desaparecido".

Polonia, Hungría y Eslovaquia desafiaron la decisión e impusieron embargos unilaterales, a los que Kiev respondió anunciando un futuro recurso ante la Organización Mundial del Comercio (OMC). Un portavoz del Ministerio de Agricultura eslovaco anunció el jueves que su país acordó con Ucrania un mecanismo basado en licencias que remplazará en un futuro el embargo sobre los granos.

La respuesta de la Unión Europea

"La política y la posición de la Unión Europea es un firme, inquebrantable apoyo a Ucrania, que no ha cambiado, por tanto tiempo como haga falta, incluyendo asistencia militar", afirmó el portavoz comunitario de Exteriores, Peter Stano, durante la rueda de prensa diaria de la Comisión Europea.

El vocero recordó que la UE, en sí, no está suministrando armas a Ucrania sino que se encargan de ello sus Estados miembros, y dejó claro que cada país realiza sus contribuciones sobre una base voluntaria. Lo que sí hace la Unión Europea es reembolsar, a través de su Fondo Europeo de Apoyo a la Paz (FEAP), parte del coste de la entrega de esas armas.

"Lo importante es las acciones concretas, y las acciones concretas sobre el terreno son que Ucrania sigue recibiendo apoyo militar de la Unión Europea", y que los Veintisiete "acordaron desde el principio un respaldo total a Ucrania en su legítima defensa frente a la agresión de (el presidente ruso, Vladímir) Putin", concluyó Stano.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad