CRISIS DIPLOMÁTICA

Tensión entre Canadá y China por Huawei

Inician el proceso para extraditar a directora Meng Wanzhou.

Wanzhou Meng, directora financiera de Huawei. Foto: Reuters
Wanzhou Meng, directora financiera de Huawei. Foto: Reuters

El Departamento de Justicia de Canadá dio inicio oficialmente este viernes al proceso de extradición hacia Estados Unidos de la directora financiera del gigante chino Huawei, Meng Wanzhou, cuya detención en Vancouver en diciembre generó una crisis inédita entre Ottawa y Pekín.

"Hoy, oficiales del Departamento de Justicia de Canadá (...) comenzaron formalmente el proceso de extradición en el caso de Meng Wanzhou", detalló un comunicado del gobierno publicado un mes después de la difusión de la larga lista de cargos contra el gigante chino y su ejecutiva.

Meng Wanzhou, que fue arrestada el 1 de diciembre mientras cambiaba de avión en Vancouver, enfrenta cargos relacionados con supuestas violaciones de las sanciones de Irán, y la empresa es responsabilizada también de haber robado secretos industriales del grupo de telecomunicaciones estadounidense T-Mobile a través de dos filiales.

Huawei rechazó reiteradamente esas acusaciones y afirmó "no tener conocimiento de actos reprensibles de parte de la señora Meng" y de estar segura de que "los tribunales estadounidenses llegarán a la misma conclusión".

China se declaró "totalmente insatisfecha" por el inicio de este procedimiento, al cual "se opone firmemente", dijo el portavoz de la embajada del país asiático en Canadá. "No se trata de un simple caso judicial sino de una persecución política contra una empresa china de alta tecnología".

La decisión de iniciar el proceso de extradición "sigue a una revisión exhaustiva y diligente de la evidencia en este caso", señaló la justicia canadiense.

"Existen pruebas suficientes para presentar ante un juez de extradición", agregó.

La hija del fundador de Huawei, Meng fue puesta en libertad condicional a mediados de diciembre en Vancouver, donde posee dos residencias, tras el pago de una fianza de 10 millones de dólares canadienses (unos 7,5 millones de dólares estadounidenses), la colocación de una pulsera electrónica y la entrega de sus pasaportes.

La detención de Meng condujo a una crisis diplomática sin precedentes entre Ottawa y Pekín.

China estimó que se debe a un intento de debilitar a su empresa de telecomunicaciones, número 2 a nivel mundial en telefonía celular inteligente.

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, dijo sin embargo que nunca hubo "intervención política" en el asunto y que su país es "un estado de derecho".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)