LUCHA CONTRA LA PANDEMIA

Primeros resultados positivos de una vacuna contra el COVID-19

El grupo estadounidense Moderna espera en julio iniciar la etapa final de sus pruebas.

Vacuna contra el COVID-19. Foto: Reuters
El laboratorio Moderna presiona a sus competidores y genera cautela entre los científicos. Foto: Reuters

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

En la carrera por el desarrollo de una vacuna contra el COVID-19, el laboratorio estadounidense Moderna parece tomar la delantera. Ayer lunes Moderna anunció que tuvo resultados “positivos” en la fase inicial de los ensayos clínicos de su vacuna contra el nuevo coronavirus.

La vacuna de Moderna es la primera en ser probada en Estados Unidos, y los resultados anunciados ayer provienen de ocho personas que participaron en una prueba de seguridad de 45 voluntarios que comenzó en marzo.

El compuesto produjo una respuesta inmune en los ocho pacientes que la recibieron, de la misma magnitud de aquellos que se han contagiado con el virus, dijo la compañía. Un análisis de la respuesta en los ocho individuos mostró que aquellos que recibieron dosis de 100 microgramos y de 25 microgramos tenían niveles de anticuerpos protectores para defenderse del virus que excedían los encontrados en la sangre de personas que se recuperaron de COVID-19.

“La fase provisional 1, aunque es un estadio temprano, demuestra que la vacunación con mRNA-1273 produce una respuesta inmune de la misma magnitud que la provocada por la infección natural”, dijo en un comunicado Tal Zaks, director médico de Moderna. La compañía afirmó que la vacuna “tiene el potencial para prevenir la COVID-19”.

Esta primera fase buscaba también verificar que la vacuna no es tóxica y Moderna sólo reportó algunos efectos secundarios leves como un enrojecimiento de la zona de la inyección.

La firma estadounidense fue una de las primeras empresas en inyectar pruebas a humanos, comenzando el pasado 16 de marzo.

Actualmente hay sólo 12 ensayos clínicos con humanos en el mundo, la mitad de los cuales son proyectos chinos, según el conteo de la Escuela de Medicina y de Higiene de Londres.

El estudio clínico de Moderna fue llevado a cabo por el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos (NIAID), donde el gobierno invirtió 483 millones de dólares para esta potencial vacuna.

El administración de Donald Trump, en su búsqueda de 300 millones de dosis de aquí a enero, invirtió en este proyecto y en dos más: el de la farmaceútica estadounidense Johnson & Johnson y el del laboratorio francés Sanofi, que tiene centros en Estados Unidos.

La segunda fase con 600 voluntarios comenzará a partir de junio, informó el presidente de Moderna, Stephen Hoge, y la etapa más importante, la fase 3, está prevista para julio.

Cautela

El profesor Stephen Evans, académico de la Escuela de Londres de Medicina y de Higiene Tropical celebró la noticia con moderación, pero señaló que las pruebas corresponden solamente a personas relativamente jóvenes y que el virus es más peligroso para las poblaciones mayores a 70 años. “Es difícil estar seguro de los resultados a partir de un comunicado de prensa”, afirmó, asegurando que solamente los resultados clínicos de la tercera fase pueden confirmar su eficacia.

“Estos son hallazgos significativos, pero es un ensayo clínico de fase 1 que sólo incluyó a ocho personas. Fue diseñado para la seguridad. No para la eficacia”, coincidió el doctor Amesh Adalja, experto en enfermedades infecciosas del Centro de Seguridad de la Salud de la Universidad Johns Hopkins. Adalja dijo que pueden ocurrir muchos fallos entre ahora y el momento en que se pruebe la eficacia de la vacuna en miles de personas. “Lo que vemos es alentador”, concluyó.

Vía rápida

Moderna, fundada hace nueve años en Cambridge, cerca de Boston, todavía no ha recibido ninguna homologación para fabricar un medicamento o una vacuna. Tras divulgar la información, Moderna se disparó hasta un 30% en las operaciones electrónicas previas a la apertura de la Bolsa de Nueva York. En los últimos tres meses, su valor de mercado ha aumentado un 340%.

La vacuna contra el coronavirus es una prioridad mundial para terminar con la pandemia que ha dejado más de 315.000 muertos en el mundo y al menos 4,7 millones de casos confirmados.

Quién sea el primero en desarrollar una vacuna efectiva y cómo será su distribución son temas centrales en las relaciones internacionales, después de la polémica que generó la decisión la semana pasada de la farmacéutica francesa Sanofi de dar prioridad a Estados Unidos.

La vacuna de Moderna está en la primera línea de los esfuerzos para desarrollar un tratamiento contra el virus y la semana pasada logró la etiqueta de “vía rápida” de la agencia de salud estadounidense para acelerar la revisión regulatoria.

La compañía tiene firmados acuerdos con el fabricante de fármacos suizo Lonza Group AG y con el Gobierno de Estados Unidos para producir cantidades masivas de su vacuna.

Qué dicen las potencias

PRESIDENTE DE CHINA
XI Jinping dijo que con Brasil deben verse como oportunidad. Foto: Reuters
"Bien público"
Xi Jinping

El presidente chino, Xi Jinping, aseguró que una posible vacuna china se convertiría en un “bien público mundial” y prometió que su país destinaría 2.000 millones de dólares en un plazo de dos años para la lucha mundial contra la COVID-19.

presidente de estados unidos
Donald Trump. Foto: Reuters
"OMS, marioneta"
Donald Trump

Acusó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) de ser “una marioneta de China”, reiterando sus críticas sobre la gestión de esa agencia de la ONU de la pandemia de coronavirus. “No estoy contento con la OMS”, declaró Trump.

PRESIDENTE DE FRANCIA
Emmanuel Macron, presidente de Francia. Foto: AFP
"Acceso a todos"
Emmanuel Macron

Afirmó que si se hallaba una vacuna, sería “un bien público mundial, al que todos deberían poder tener acceso”. Macrón presentó ayer junto a la canciller alemana Angela Merken un plan de 500.000 millones de euros para enfrentar la pandemia en la UE.

Unión Europea camino a habilitar el Remdesivir
Se podrá vender durante un año en el bloque comunitario
Medicamento antiviral experimental remdesivir. Foto: Reuters.

La Unión Europea podría dar luz verde en los próximos días a la venta del fármaco Remdesivir como tratamiento contra el COVID-19. La demanda de Remdesivir va en aumento ya que actualmente no hay tratamientos o vacunas aprobadas para la enfermedad respiratoria causada por el coronavirus SARS-CoV-2.

“Es posible que pueda concederse una autorización condicional en los próximos días”, dijo ayer lunes el jefe de la agencia de medicamentos de la Unión Europea, Guido Rasi.

Una autorización de comercialización condicional de la UE permite que un medicamento se venda durante un año en el bloque comunitario antes de disponer de todos los datos necesarios sobre su eficacia y efectos secundarios. La Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés) ya ha recomendado el uso compasivo del Remdesivir, que permite que un medicamento se administre a los pacientes incluso antes de que haya sido autorizada su venta.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos otorgó a principios de mayo una autorización de emergencia para el Remdesivir, después de que el laboratorio Gilead aportó datos que demostraban que su fármaco ayudó a pacientes con COVID-19. Ahora la UE está avanzando rápidamente hacia el siguiente paso en el procedimiento de autorización.

Reuters

Rusia

Rusia “espera iniciar ensayos clínicos de una vacuna dentro de semanas, anunció ayer lunes el ministro de Salud. “Ya estamos desarrollando medicamentos para tratar a las persas a través de todas de las etapas de la enfermedad y esos ya se están usando”, dijo el ministro de Salud interino, Mikhail Murashko, en una asamblea anual de la OMS.

Asamblea de la OMS

"La OMS fracasó en su misión"
Tedros Adhanom Ghebreyesus. Foto: Reuters.

El secretario de Sanidad de Estados Unidos, Alex Azar, aseguró ayer lunes en la asamblea de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que este organismo “fracasó en su misión” de compartir información con la comunidad internacional sobre la pandemia, y pidió que asuma sus responsabilidades por ello.

“La OMS no consiguió la suficiente información para atender al mundo, y murieron muchas personas”, acusó el responsable de salud del país con más casos y fallecidos por COVID-19.

“Esto no puede volver a ocurrir, la OMS debe ser mucho más transparente y rendir cuentas”, añadió en su intervención por videoconferencia ante la asamblea anual, que este año se celebra de forma virtual y está consagrada a coordinar respuestas contra la pandemia de COVID-19.

En abril, el presidente Donald Trump anunció un bloqueo de la contribución de su gobierno a la OMS, por su desacuerdo en la gestión que el organismo ha llevado a cabo en la actual pandemia. Azar afirmó que hubo “un país que no hizo gala de transparencia”, en alusión a China, origen de la pandemia, y criticó a la OMS por no permitir que Taiwán participe en la actual asamblea como observador.

“Al margen de China y EE.UU.”
Foto: Reuters

La Unión Europea (UE) promueve ante la asamblea anual de la Organización Mundial de la Salud (OMS) una resolución para que se haga un análisis “objetivo e independiente” de la pandemia de COVID-19; iniciativa que ya han respaldado 110 países pero no Estados Unidos ni China.

“Buscamos mirar las cosas de manera objetiva e independiente que pueda ser respaldada por todo el mundo y dentro del marco de la organización multilateral”, indicó la portavoz comunitaria Virginie Battu en la conferencia diaria de la Comunidad Europea.

La funcionaria explicó que la propuesta de la UE define cómo debería ser la respuesta internacional al coronavirus y defiende “entender mejor las circunstancias que permitieron que se desarrollara esta pandemia”.

Además, “reconoce la necesidad de todos los países de tener un acceso oportuno y sin impedimentos a diagnósticos, tratamientos y vacunas accesibles, de calidad y eficaces”.

“Tenemos que mirar de manera independiente lo que pasó, al margen de la batalla de China y Estados Unidos, que se echan la culpa el uno al otro por lo acontecido en una campaña que solo ha exaltado su rivalidad”, sostuvo Battu.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados