DESPUÉS DE LAS INTERNAS

¿Qué pasaría con la economía argentina bajo un gobierno de Alberto Fernández?

Si gana la Presidencia, deberá lidiar con una economía en recesión, una alta inflación y una pobreza que castiga a un tercio de los argentinos.

Alberto Fernández, candidato a la presidencia en Argentina. Foto: AFP
Alberto Fernández, candidato a la presidencia en Argentina. Foto: AFP

Alberto Fernández, de confirmarse su triunfo en las elecciones generales de octubre, deberá lidiar a partir del 10 de diciembre con una economía en recesión, una alta inflación y una pobreza que castiga a un tercio de los argentinos.

Además, deberá manejar delicadamente la relación con el Fondo Monetario Internacional (FMI), del que Mauricio Macri recibió un préstamo por 57.000 millones de dólares a cambio de una serie de compromisos que algunos analistas consideran difíciles de respetar, como lograr un superávit fiscal primario del 1% en 2020.

Fernández fue jefe de Gabinete del expresidente Néstor Kirchner entre 2003 y 2007 y durante el primer año de la gestión de su sucesora y viuda, Cristina Fernández de Kirchner, por lo que los inversores lo relacionan con las políticas intervencionistas de entonces.

Si bien durante los años de Fernández en el Gobierno la economía creció y se registraron superávits fiscal y comercial, en la última gestión de Cristina Kirchner (2011 a 2015) el país cayó en déficit y se aplicaron restricciones al comercio y un control de cambios que ahuyentaron las inversiones.

A continuación, las posibles medidas económicas de Fernández respecto a los principales factores económicos:

Combatir la inflación

Fernández propuso convocar a un acuerdo económico y social para combatir la inflación, y dijo que las tarifas de servicios públicos ya no estarán referenciadas al dólar. Estas tarifas alimentaron en gran parte el alza de precios en años recientes.

Macri ha buscado desacelerar la inflación -que cerró el 2018 en 47,6%- con un fuerte ajuste fiscal y una estricta política monetaria. El banco central usa la política monetaria para secar la plaza de pesos a través de una alta tasa de interés, que llegó a niveles del 74% anual.

Por el contrario, Fernández adelantó que buscará bajar la tasa para reactivar la economía y estimular el consumo.

Economía argentina. Foto: AFP
Economía argentina. Foto: AFP

Cambio competitivo

Fernández dijo que quiere un tipo de cambio competitivo “para producir y exportar”.

Además acusó a Macri de hacer uso del crédito del FMI para evitar una abrupta caída del peso, que dispararía aún más la tasa de inflación.

La economista y diputada de la alianza Frente de Todos Fernanda Vallejos, dijo a Reuters que se estudian regulaciones que limiten la actividad de los capitales especulativos “para reducir los niveles de vulnerabilidad de la economía”.

“Un tiempo de permanecer en el país, con un porcentaje de encajes que se deben mantener en el sistema una vez que los capitales ingresan”, explicó.

A fines de 2015, la primera medida que tomó Macri fue eliminar las restricciones cambiarias impuestas por la gestión de Cristina. También quitó requisitos a los ingresos de capitales en un intento por atraer inversiones extranjeras.

FMI

Fernández, que se reunió con directivos del organismo durante la campaña, dijo que buscará reformular los acuerdos para poner fin a la crisis económica. “El programa económico vigente no es nuestro programa. Compromete a nuestro país muy por encima de sus propias posibilidades”, dijo Fernández tras la reunión a fines de junio.

Eliminar impuestos a exportaciones

Fernández propuso eliminar los impuestos a las exportaciones de industrias, economías regionales y de servicios informáticos y de conocimiento. “Se va a modificar el esquema de retenciones, debe reflejar el patrón productivo que impulsa el país”, dijo Vallejos.

Crítica al aumento de tarifas

Fernández basó gran parte de su campaña en criticar el fuerte aumento de las tarifas de los servicios públicos, la contracara de la reducción de los subsidios que llevó adelante Macri, y sostuvo que “desdolarizará” las tarifas para que no aumenten a la par del dólar.

Una de las políticas más antipáticas que llevó adelante Macri fue la reducción de los subsidios a la energía y al transporte, una medida que golpeó el bolsillo de los argentinos.

Al asumir Macri, el gasto en subsidios representaba cerca del 5% del PIB dado que el Gobierno anterior mantenía bajas las tarifas de los servicios públicos para sostener el poder de compra de los argentinos.

Según la consultora C&T, los subsidios caerían al 1,6% del PIB a fines de 2019.

Comercio

Fernández buscará estimular las exportaciones pero promoverá la sustitución de importaciones para defender la industria local y el empleo. En su plataforma sostiene que hay que fortalecer el Mercosur y puso reparos al acuerdo alcanzado con la Unión Europea por considerar que podría perjudicar a la industria local.

El Gobierno de Macri consideró un hito histórico el acuerdo de libre comercio con la UE tras un proceso de décadas de negociación.

Matías Kulfas: “absoluta voluntad de pago y sin cepo”

El economista de confianza de Alberto Fernández, Matías Kulfas, ratificó ayer lunes que el candidato del Frente de Todos tiene “absoluta voluntad de pago” de la deuda externa y que no estaría de acuerdo con reinstalar el cepo cambiario ante el temblor en los mercados por el arrasador triunfo del kirchnerismo en las elecciones primarias del domingo.

“Creemos firmemente en la voluntad de pago y en respetar los compromisos de la deuda externa”, dijo Kulfas en diálogo con Radio Con Vos.

“Hemos conversado con enviados del FMI cuando estuvieron hace unas semanas y le hemos ratificado la voluntad de diálogo, pero desde una posición en la que procuramos modificar el acuerdo porque pensamos que por este camino no se están logrando los objetivos (volver a crecer o reducir la inflación)”, explicó.

“Nuestro mensaje es este y lo hemos dicho en reiteradas oportunidades y en reuniones con inversores: tenemos esta voluntad absoluta de pago”, insistió.

Kulfas aseguró que dentro del Frente de Todos ven con “preocupación” la situación en los mercados. “Queremos dejar bien en claro que la situación es el resultado de la política económica que viene aplicando el gobierno de Macri”, señaló.

Si bien dijo que no comparten el enfoque del Gobierno en materia cambiaria, remarcó que Fernández no está de acuerdo con el cepo, herramienta que se utilizó durante la gestión de Cristina Kirchner para contener el dólar.

“No tenemos ninguna intención (de poner el cepo). Lo ha dicho Alberto Fernández y lo hemos conversado con el propio FMI”, insistió el economista del candidato K.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)