EVALÚAN MEDIDAS

Nuevo gobierno de EE.UU. inició revisión formal para cerrar la cárcel de Guantánamo

Es improbable que esta iniciativa culmine en el pronto cierre de la prisión de alta seguridad debido, sobre todo, a los grandes obstáculos políticos y legales que enfrentará el nuevo gobierno.

El exterior de Campo Delta en cárcel de Guantánamo. Foto: Reuters
Cárcel de Guantánamo. Foto: Reuters.

El gobierno de Estados Unidos puso en marcha una revisión formal del futuro de la prisión militar que tiene en la Bahía de Guantánamo, en Cuba, reviviendo el objetivo de la era Obama de cerrar la controvertida instalación, dijo un funcionario de la Casa Blanca este viernes.

Asesores implicados en las discusiones internas evalúan la firma de una acción ejecutiva por parte del presidente Joe Biden en las próximas semanas o meses, dijeron dos personas conocedoras del asunto, destacando un nuevo intento para poner fin a lo que los defensores de los derechos humanos califican como una mancha en la imagen global de Estados Unidos.

No obstante, es improbable que esta iniciativa culmine en el pronto cierre de la prisión de alta seguridad localizada en la Estación Naval de Guantánamo, debido sobre todo a los grandes obstáculos políticos y legales que enfrentará el nuevo gobierno.

Establecido para albergar a sospechosos extranjeros tras los ataques del 11 de setiembre de 2001 en Nueva York y Washington, la cárcel vino a simbolizar los excesos de la "guerra contra el terrorismo" de Estados Unidos por sus duros métodos de interrogación, calificados como tortura por sus críticos.

"Estamos llevando a cabo un proceso en el CSN para evaluar el estado actual de lo heredado por la administración Biden del gobierno previo, en línea con nuestro objetivo más amplio de cerrar Guantánamo", dijo la portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, Emily Horne.

"El CSN trabajará de forma estrecha con los Departamentos de Defensa, Estado y Justicia para lograr progresos hacia el cierre de la instalación GTMO, y también mantendrá consultas estrechas con el Congreso", agregó.

El impacto inmediato de un nuevo enfoque podría ser reinstaurar, de alguna forma, la política de cierre de Guantánamo del antiguo jefe de Biden, el expresidente Barack Obama, que fue revertida por su sucesor, Donald Trump, en cuanto accedió al cargo en 2017.

Trump mantuvo abierta la prisión durante sus cuatro años en la Casa Blanca, aunque nunca la llenó con "tipos malos", como aseguró una vez. En la actualidad hay 40 prisioneros, la mayoría de ellos desde hace dos décadas sin cargos ni juicio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados