LA GUERRA EN SIRIA

Masacre de civiles por los bombardeos del régimen sirio

Desde el domingo murieron al menos 210 personas, entre ellas 60 niños; se viene ofensiva terrestre en Guta.

En la zona de Guta hay unas 400.000 personas por los ataques del régimen. Foto: AFP
Más de 200 civiles mueren en Siria en bombardeos del régimen. VEA EL VIDEO

Al menos 210 civiles, entre ellos casi 60 niños, han muerto en Siria desde el domingo por los bombardeos del régimen del presidente Bashar al Asad en Guta Oriental, una zona de Damasco convertida en el principal feudo de la oposición. Solo ayer martes murieron 66 personas, que se suman a las 127 del lunes y a las 17 del domingo, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Los 127 fallecidos del lunes suponen el mayor número de bajas en Guta Oriental desde 2015. Además, al menos mil personas han resultado heridas por este aumento de las hostilidades. La ONU calcula que unas 400.000 personas residen atrapadas por el asedio en Guta Oriental, cercada por las fuerzas gubernamentales sirias.

"Ninguna palabra puede hacer justicia a los niños asesinados, a sus madres, a sus padres y a sus seres queridos", dijo Unicef en un comunicado publicado ayer martes.

Por su parte, la oposición siria en el exilio denunció "una guerra de exterminio" y el "silencio total" ante los "crímenes" del régimen de Asad en la guerra que empezó hace casi siete años.

El coordinador de la ONU para la ayuda humanitaria en Siria, Panos Moumtzis, pidió el "cese inmediato" de los bombardeos. A pesar de ello, los bombardeos siguieron ayer martes y muchas familias aterrorizadas buscaban refugio en bodegas y sótanos.

Centenares de personas heridas seguían llegando a hospitales improvisados de la región, donde faltan camas por lo que a muchos heridos hay que cuidarlos en el suelo.

El Tigre al acecho.

El diario Al Watan, cercano al régimen de Asad, dijo que los ataques aéreos en Guta "son un preludio a una operación (terrestre) a gran escala que puede empezar en cualquier momento".

Por su parte, el Observatorio señaló que si las tropas fieles al régimen sirio iniciaran un ataque en Guta Oriental estaría liderado por el general Suheil Hasan, alias "el Tigre", que en el pasado comandó las operaciones militares en las urbes de Alepo y de Deir al Zur, que se saldaron con la victoria del ejército.

La escalada de violencia en Guta Oriental ha suscitado inquietud en organizaciones humanitarias, como Amnistía Internacional (AI), que describió ayer martes los ataques en esa región como crímenes de guerra. "El gobierno sirio, con el respaldo de Rusia, está atacando de forma intencionada a su propio pueblo en Guta Oriental", denunció la investigadora de AI sobre Siria, Diana Semaan, en un comunicado.

Semaan aseguró que "la gente (en Guta Oriental) no solo ha estado sufriendo un asedio cruel en los últimos seis años, sino que ahora está atrapada por los ataques diarios que los están matando y mutilando deliberadamente y que constituyen crímenes de guerra flagrantes".

Desde mediados de 2017, Guta Oriental era en teoría una de las "zonas de distensión" creadas por un acuerdo entre Rusia e Irán, los dos principales apoyos del régimen sirio, y Turquía, que apoya a la oposición.

La guerra en Siria, que empezó con la represión brutal de manifestaciones que pedían reformas, se ha complicado con la implicación de grupos yihadistas y de potencias regionales e internacionales.

Ayer martes, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, dijo que las fuerzas turcas asediarán en breve la ciudad de Afrín, capital de una región del noroeste de Siria donde Turquía lleva a cabo una operación para expulsar a una milicia kurda que considera "terrorista", las Unidades de Protección del Pueblo (YPG).

Pero esta ofensiva ha aumentado la tensión de Turquía con Estados Unidos, que apoya a las YPG en su lucha contra los yihadistas de Estado Islámico (ISIS) en Siria.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)