Crisis en Venezuela

Maduro mantiene venta de petróleo a Estados Unidos

Guaidó dispuso que los diplomáticos sigan en sus cargos.

Nicolás Maduro. Foto: Reuters
Nicolás Maduro. Foto: Reuters

Nicolás Maduro se mostró dispuesto ayer viernes a seguir vendiéndole petróleo a Estados Unidos, aún después de insistir que debe retirarse todo el personal diplomático estadounidense de su país en el plazo otorgado tras ordenar un rompimiento de las relaciones diplomáticas.

Maduro advirtió a periodistas desde el palacio presidencial de Miraflores que su decisión de ruptura es con el gobierno de Donald Trump y no con Estados Unidos, a raíz del apoyo que le brindó la Casa Blanca al presidente del Congreso, el diputado opositor Juan Guaidó, quien se juramentó esta semana como presidente interino de Venezuela.

El mandatario, bajo fuerte presión internacional para que en Venezuela se hagan nuevas elecciones, dijo que si Estados Unidos decidiera no comprar más crudo a su país, él buscaría otros mercados.

El precio del crudo venezolano subió por cuarta semana consecutiva y cerró ayer viernes en 378,34 yuanes o 55,80 dólares, informó el Ministerio de Petróleo de Venezuela.

En respuesta a las sanciones financieras de Estados Unidos contra algunos funcionarios del régimen de Maduro, Venezuela dejó de usar en 2017 el dólar como divisa de referencia y pasó a ofrecer el precio de su petróleo en la moneda china.

El cambio aplicado por Venezuela para el cálculo ofrecido ayer viernes es de 6,78 yuanes por cada dólar, mientras que la semana pasada fue de 6,76.

El régimen venezolano también informó que la cesta de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), de la cual es miembro fundador, cerró en 60,76 dólares lo que supone también un incremento respecto a los 59,16 dólares en que cerró la semana pasada.

Embajadas.

Pese a que Maduro anunció la ruptura de relaciones con Estados Unidos, Guaidó, en cambio, aseguró ayer viernes que la embajada de ese país en Caracas seguirá abierta y pidió a funcionarios consulares venezolanos permanecer en sus puestos.

"Le decimos a esos funcionarios de la embajada americana: ustedes se pueden quedar en este país, que es una orden de este cuerpo, que es una orden del ejercicio de nuestra competencia", dijo Guaidó en una plaza del este de Caracas, contradiciendo la determinación de Maduro que el miércoles dio 72 horas a los diplomáticos estadounidenses para dejar Venezuela.

"Ellos están preocupados por su seguridad (...) probablemente saldrán algunos de sus familiares, pero les quiero decir que se queda y se mantiene la embajada americana en Venezuela, con las puertas abiertas, además. Y ojalá que se queden todas: la rusa, la china", siguió Guaidó.

El Departamento de Estado decidió no apegarse a la expulsión de la misión estadounidense ordenada por Maduro, pero dispuso a su personal diplomático "no esencial" abandonar Venezuela.

Maduro también anunció el miércoles el cierre de su embajada en Washington y todos los consulados en Estados Unidos.

Sin embargo, ayer viernes Guaidó pidió a los funcionarios consulares venezolanos que "desconozcan al usurpador y sigan cumpliendo con sus funciones". "Quédense atendiendo a su pueblo", dijo para luego asegurar que una funcionaria consular en Houston había respondido a su llamado. "¿Adivinen qué me dijo? A la orden, presidente, yo me quedo".

"Ya inició entonces el proceso de esos funcionarios, a los que les damos garantías y que se acogen a la Constitución", dijo Guaidó.

Unos 2,3 millones de venezolanos han huido del país desde 2015, según la ONU, en medio de una profunda crisis económica.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados