Publicidad

Maduro habilita los casinos y bingos en un intento por reactivar la economía

Nicolás Maduro. Foto: AFP
Handout picture released by the Mexican Foreign Ministry showing Venezuelan President Nicolas Maduro talking during the Sixth Summit of the Community of Latin American and Caribbean States (CELAC) at Mexico's National Palace, in Mexico City on September 18, 2021. - Venezuelan President Nicolas Maduro arrived in Mexico on Friday to participate in a gathering of leaders from Latin America and the Caribbean, a rare trip abroad and his first since the United States accused him of drug trafficking. (Photo by Handout / Mexican Foreign Ministry / AFP) / RESTRICTED TO EDITORIAL USE - MANDATORY CREDIT "AFP PHOTO / MEXICAN FOREIGN MINISTRY" - NO MARKETING - NO ADVERTISING CAMPAIGNS - DISTRIBUTED AS A SERVICE TO CLIENTS
HANDOUT/AFP

VENEZUELA

Hace diez años, el fallecido expresidente Hugo Chávez clausuró las casas de juego por considerarlas, entre otras cosas, un “lugares de perdición”.

El régimen de Nicolás Maduro autorizó a los casinos y bingos a operar en el país en un intento por reactivar la economía venezolana. Sin embargo, los economistas son escépticos.

El economista venezolano Manuel Sutherland explicó a EFE que Maduro tomó esta medida para “recuperar la economía, aunque de una forma muy precaria, muy improvisada”.

Hace diez años, el fallecido expresidente Hugo Chávez clausuró las casas de juego por considerarlas, entre otras cosas, un “lugares de perdición”, pero ahora Maduro dio la autorización a 30 casinos para que operen, al verlos como un salvavidas económico.

El economista Leonardo Buniak explicó a EFE que la decisión de Maduro no significa necesariamente que esté en contra de Chávez.

“Para Maduro es necesario y es importante abrir los casinos por, entre otras cosas, la posibilidad de dinamización de ciertas actividades económicas”, puntualizó Buniak, quien sostuvo que el mandatario está dando pasos de “apertura acelerada” para tratar de reanimar la economía “y cree que esa es una manera de hacerlo”.

Los expertos coinciden en que la apertura de casinos no es negativa, pero, según Sutherland, este tipo de medidas son iniciativas del sector privado y no del gobierno, que se limita a autorizar las aperturas.

Recalcó, además, que no tendrá un impacto significativo en el PIB, aunque puede ayudar a recuperar los empleos que se perdieron hace diez años y en la recaudación de impuestos a nivel municipal.

Por su parte, Buniak afirmó que con esta iniciativa se podrán generar unos 12.000 empleos directos, beneficiando a igual número de familias.

“No va a tener un impacto en el empleo en Venezuela, pero va a generar trabajos y eso es positivo”, añadió.

Publicidad

Publicidad