España

"Machirulo" será admitida en diccionario de español

Real Academia lo define; hay mayoría por incorprar “finde”.

Álvarez de Miranda, Blecua y Villanueva al presentar la nueva edición del diccionario, en 2014. Foto: EFE
Álvarez de Miranda, Blecua y Villanueva al presentar la nueva edición del diccionario, en 2014. Foto: EFE

La Comisión de Neologismos de la Real Academia Española (RAE) estudia introducir la palabra "machirulo" en el Diccionario, término que la académica y escritora Soledad Puértolas relaciona con "el macho alfa", pero que contiene "ironía".

Durante una mesa de debate sobre el abuso de anglicismos en el lenguaje publicitario celebrada en la RAE, Puértolas se mostró partidaria de que la institución esté "atenta a los nuevos hallazgos de la lengua", y citó como ejemplo "machirulo", en proceso de estudio y con visos de prosperar, aseguró.

Puértolas explicó que "machirulo" es una palabra "con carga irónica" para hacer referencia a la idea de "macho alfa", aunque es una versión más común de la desigualdad de género.

Reconoció que se opuso a que "finde" siguiese el mismo camino en primera instancia, pero "la derrotada palabra tuvo una segunda oportunidad" y los ocho integrantes de la Comisión de Neologismos le dieron el visto bueno por ser un término "de uso extendido" que se ha impuesto a un anglicismo como "weekend".

"Cuando las palabras surgen en el idioma propio tienen una fuerza expresiva que nos provoca placer. Pagafantas, postureo o niquelado entran en nuestra lengua con un aire festivo, mientras que las importadas del inglés resultan opacas y su música es discordante a veces", apostilló. Puértolas defendió la importación de términos de otras lenguas si no existen en nuestro idioma, pero se mostró más favorable de los neologismos porque "tocan una fibra que las palabras importadas no aportan", como lo hacen "abrazapandas", definición del que abraza de forma interesada, el "aprovechategui" que "desempolvó el expresidente" español Mariano Rajoy, "muy expresiva y digna de estar en el Diccionario", o "maruja".

Complejo.

En relación con la defensa del idioma español, el director de la Real Academia de la Lengua (RAE), Darío Villanueva, consideró un "complejo de inferioridad" que los hispanohablantes renuncien a sus términos en favor de palabras inglesas "como si fueran mejores, más ricas o más bonitas".

Villanueva hizo estas declaraciones a los periodistas antes de participar en un curso sobre el español realizado en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) en Santander (norte), donde aseguró que percibe en España "un papanatismo absoluto en relación al inglés".

"Es como dispararnos a los pies", enfatizó el director de la RAE sobre la denominación inglesa de programas de televisión españoles o establecimientos locales.

A su juicio, este tipo de casos son "verdaderamente inaceptables" y significan "una especie de complejo de inferioridad" de los hispanohablantes hacia la lengua propia "que no tiene ninguna justificación".

Villanueva cree que el español tiene el objetivo de ser y es a la vez un factor de excelencia internacional, ya que por un lado hay datos "muy positivos" que demuestran que esa excelencia es una realidad, pero, a la vez, no se puede pensar que se ha llegado "a la meta", sino "todo lo contrario".

Según el director de la RAE, se trata de apoyar los rasgos positivos del lenguaje para que se confirmen y buscar que los negativos sean "paliados y neutralizados en la medida de lo posible".

Sobre el lenguaje inclusivo, mostró su deseo de que "se diferencie bien" entre el machismo y la gramática porque la Academia está en contra de un lenguaje sexista, pero eso no implica que tengan que retirar palabras del diccionario.

El español es un idioma que muestra su vigor al ser hablado por casi 600 millones de personas en el mundo, siendo México el país con más hispanoablantes (120 millones de habitantes), seguido de Estados Unidos con 59 millones, un número casi el doble que hace veinte años, debido a la corriente de inmigrantes y sus hijos nacidos en ese país.

Es mejor "con todo" que "estar a full"

La Fundación del Español Urgente, promovida por la Agencia EFE y BBVA señala que "con todo", "a muerte", "a tope" y "a por todas" son alternativas válidas a la expresión "a full".

En los medios de comunicación se ven frases como "Si no estoy a full, me tengo que ir", "Las autoridades policiales estarán a full laburando en los alrededores para evitar cualquier cruce entre las hinchadas" o "Es el partido. Vamos a ir a full desde el inicio". Esta expresión híbrida, formada por la preposición "a" y el adjetivo inglés "full", se refiere a aquello "que se hace con mucha dedicación o intensidad". En español, este sentido ya tiene cabida en locuciones como "a muerte", "con todo", "a tope", y "a por todas", que pueden suponer alternativas válidas en función del país y del contexto. Otras expresiones con esta misma significación serían "a pleno rendimiento" o "al máximo".

También es posible emplear la adaptación a la ortografía del español "a ful" (con una sola ele), como señala el "Diccionario de americanismos" de la Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)