CORONAVIRUS

Justicia australiana decide si deporta a Novak Djokovic o le permite jugar el Australian Open

El tenista debe confirmar que superó el covid en diciembre y eso lo libra de presentar la vacunación obligatoria. De lo contrario no podrá jugar el Australian Open.

Novak Djokovic con la copa del Abierto de Australia en sus manos
Novak Djokovic con la copa del Abierto de Australia en sus manos

El número uno del tenis mundial, Novak Djokovic, defenderá el lunes (noche del domingo en Uruguay) su chance de ser aceptado en territorio australiano y jugar el Australian Open: para ello tendrá que convencer a la justicia local que pasó el covid en diciembre y que ello le libra de la vacunación obligatoria.

Desde su llegada a Melbourne a mitad de semana y la cancelación de su visa de entrada, Djokovic está retenido en un centro migratorio de la ciudad australiana.

La audiencia en el tribunal federal debe comenzar el lunes a las 10h00 locales (20:00 del domingo en Uruguay). Cualquiera que sea la decisión del tribunal, un recurso de cualquiera de las partes podría aún prolongar la estancia del tenista en el centro de retención, el antiguo Park Hotel, una instalación de cinco pisos que alberga a unos 32 migrantes atrapados en el duro sistema migratorio australiano, algunos durante años.

Nadie puede entrar o salir salvo el personal.

Un puñado de manifestantes se reunió en la mañana del domingo en la calle frente al albergue, donde cientos de seguidores de Djokovic, activistas antivacunas y defensores de los migrantes desfilaron un día antes.

Manifestantes frente al centro de detención en el que se encuentra Novak Djokovic. Foto: AFP
Manifestantes frente al centro de detención en el que se encuentra Novak Djokovic. Foto: AFP

El tiempo corre en contra del serbio: con el inicio del Australian Open el 17 de enero, cualquier atraso podría complicar la aspiración del tenista de 34 años de ganar su décima corona en Melbourne y su 21 torneo del Grand Slam, lo que le convertiría en el tenista con más 'grandes' de la historia, superando a sus grandes rivales Roger Federer y Rafael Nadal.

El juez Anthony Kelly indicó que la audiencia se celebraría el lunes, rechazado la petición del gobierno de aplazarla al miércoles.

La primera ministra serbia, Ana Brnabic, dijo el fin de semana que Serbia respalda al jugador y que tuvo "conversaciones constructivas" con la ministra australiana de Exteriores, Marise Payne.

"Logramos que recibiera comida libre de gluten, equipo de ejercicio, una computadora", declaró a la televisora serbia Pink.

Este domingo, Djokovic recibió también el apoyo del máximo mandatario de la Iglesia ortodoxa serbia: "Hablaré de aquel que está detenido y que quería su libertad, que quiere su libertad", declaró en un discurso en la capital de los serbios de Bosnia, Banja Luka.

Los abogados de Djokovic presentaron el sábado un documento de 35 páginas en el que argumentaron que la visa fue cancelada erróneamente y que debía ser restituida para que pueda competir.

Señalaron que la prueba PCR de Djokovic que dio positivo el 16 de diciembre de 2021 cumple con los criterios para eximirlo de la vacuna contra el covid-19, de acuerdo con las normas australianas.

Pese a este supuesto contagio, Djokovic asistió a dos eventos públicos en Belgrado, sin mascarilla, el mismo día y al día siguiente, según diferentes publicaciones en las redes sociales: una ceremonia en honor de jóvenes tenistas serbios el 17 de diciembre y un acto de presentación de un sello en su honor la víspera.

Tennis Australia (la Federación Australiana, organizadora del Abierto de Australia), le otorgó una exención para participar en el torneo luego de que su solicitud fue aprobada por dos comités médicos independientes, dijeron sus abogados.

Sin embargo, el gobierno australiano insiste en que la prueba de una infección reciente de covid-19 solo permite otorgar exención a los residentes, no a extranjeros que buscan ingresar al país.

Djokovic "no está vacunado", insistieron este domingo los abogados que defienden los intereses de Australia en un escrito de conclusiones. "Esta solicitud de visado debe ser rechazada", añadieron.

Australia aún restringe el ingreso de extranjeros, y quienes reciben autorización deben tener la vacunación completa o contar con una exención médica.

Otra tenista que iba al Australian Open, la checa Renata Voracova, tuvo su visa cancelada luego de que inicialmente se le permitiera ingresar en territorio australiano y ya ha salido del país, confirmó el gobierno de su país.

La federación australiana y su presidente Craig Tiley fueron acusados de haber inducido a error a los tenistas en relación a sus obligaciones de vacunación para entrar en el país.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados