Publicidad

Israel confirma que responderá a Irán, pero evalúa impacto; sus aliados buscan evitar una mayor escalada

Benjamín Netanyahu reunió ayer lunes a su gabinete de guerra para evaluar una posible respuesta, después de una sesión el domingo en la que, según los medios locales, no se tomó ninguna decisión.

Compartir esta noticia
Teherán: propaganda bélica en la capital de Irán, el sábado lanzó más de 300 drones y misiles crucero
Teherán: propaganda bélica en la capital de Irán, el sábado lanzó más de 300 drones y misiles crucero
Foto: AFP

Redacción El País
El agravamiento de las tensiones en Medio Oriente tiene al mundo en vilo. El ataque de Irán a Israel el fin de semana hace temer el estallido de una guerra en la región. Por estas horas Israel tiene definido que responderá al ataque iraní, pero no se sabe cuándo y cómo. Estados Unidos y los demás aliados occidentales de Israel pretenden que esa respuesta no detone el polvorín que es hoy Medio Oriente. También hay temor entre los países árabes, algunos con relaciones diplomáticas con Israel.

Israel “responderá al lanzamiento de estos numerosos misiles, misiles de crucero y drones sobre el territorio del Estado de Israel”, declaró ayer lunes el jefe de Estado Mayor israelí, el general Herzi Halevi.

Esta declaración del ejército israelí, que sigue sus combates contra la organización terrorista palestina Hamás en Gaza, agita los temores de la comunidad internacional, en alerta desde la andanada de misiles y drones lanzada por Irán el fin de semana.

El régimen iraní afirmó que lanzó el ataque en respuesta a un bombardeo contra su consulado en Damasco, el 1 de abril, el que atribuye a Israel.

Irán considera que con la operación del fin de semana el asunto está “zanjado” y advirtió contra cualquier “comportamiento imprudente” que pudiera desencadenar una reacción “mucho más fuerte”.

Israel aseguró que el ataque iraní del fin de semana “fue frustrado” y según el Ejército el 99% de los proyectiles fueron interceptados. La Casa Blanca afirmó que la operación fue un “fracaso impresionante y bochornoso” para Irán.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, reunió ayer lunes a su gabinete de guerra para evaluar una posible respuesta, después de una sesión el domingo en la que, según los medios locales, no se tomó ninguna decisión.

Israel: teniente general Herzi Halevi (izq.), asistiendo a una evaluación de la situación con miembros del Foro del Estado Mayor
Israel: teniente general Herzi Halevi (izq.), asistiendo a una evaluación de la situación con miembros del Foro del Estado Mayor
Foto: AFP

El medio israelí Haartez, que cita a fuentes del gobierno, dijo que Netanyahu se inclina por atacar militarmente a Irán, pero que la presión internacional para evitar una escalada en la región tendrá un gran peso sobre la decisión.

Lo concreto es que las autoridades israelíes no han anunciado qué medidas tomarán tras el ataque iraní, aunque medios locales informan de que el Gabinete de Guerra, que volverá a reunirse hoy martes, quiere dar una respuesta contundente.

Según el canal 12 de noticias israelí, las autoridades no quieren poner en marcha una guerra regional.

En la noche del ataque, el ministro de Seguridad Interior, Itamar Ben Gvir, un político de extrema derecha del partido Poder Judío, pidió una acción “aplastante”.

El líder de la oposición, Yair Lapid, interpeló al gabinete. “Pedir a los ministros de este gobierno que adopten un comportamiento responsable es una misión imposible, pero al menos deben dejar de blandir en los medios amenazas contra Irán”, pidió en X.

La presión de EE.UU.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, afirmó ayer lunes que quiere evitar que se propague el conflicto en Medio Oriente, después de que el secretario de Estado, Antony Blinken, subrayó que Washington seguirá defendiendo a Israel, pero que no desea una escalada con Irán.

“Irán lanzó un ataque aéreo sin precedentes contra Israel y nosotros lanzamos un esfuerzo militar sin precedentes para defenderlo”, dijo Biden al reunirse con el primer ministro iraquí, Mohamed Chia al Sudani, en la Casa Blanca. “Estados Unidos está comprometido con la seguridad de Israel. Estamos comprometidos con un alto el fuego que traiga a los rehenes a casa y evite que el conflicto se propague más de lo que ya lo ha hecho”, añadió.

Los aliados occidentales están en la misma. “No apoyamos un ataque en represalia”, declaró l canciller británico, David Cameron, a la BBC y el presidente francés, Emmanuel Macron, pidió que se evite una “conflagración”.

Netanyahu llamó este lunes a la comunidad internacional a “permanecer unida” frente a la agresión de Irán que, afirmó, “amenaza la paz mundial”, en un mensaje difundido por su despacho en X.

Mientras se espera qué tipo de reacción adoptará Israel, ayer lunes Canadá anticipó que el G7 impondrá nuevas sanciones contra Irán. La ministra canadiense de Asuntos Exteriores, Mélanie Joly, lo anunció poco antes de partir hacia Italia, donde participará en una reunión ministerial del G7 que entre los temas que tratará estará la situación en Medio Oriente e “imponer más sanciones contra el régimen de Irán”.

“Es muy importante que sigamos presionando porque Irán no está interesado en la paz”, explicó Joly.

Iraníes prenden fuego una bandera de Israel en Teherén, capital de la república islámica
Iraníes prenden fuego una bandera de Israel en Teherén, capital de la república islámica.
Foto: EFE

Gaza

El Ejército israelí afirmó que el ataque iraní no lo desviará de su objetivo de eliminar a Hamás, aliado de Irán, y rescatar a los rehenes que siguen en Gaza.

La guerra estalló a raíz del ataque de Hamás del 7 de octubre, cuando mataron a unas 1.170 personas, en su mayoría civiles. También tomaron 250 rehenes, de los cuales 129 continúan en Gaza, incluidos 34 que se cree han muerto. (Con información de AFP y EFE)

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

IsraelIránBenjamin Netanyahu

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad