ENTREVISTA

“Irán llenó el vaso de Trump, un presidente que decide”, dijo especialista en terrorismo islámico

Ben-Tasgal vivió en Uruguay cinco años, donde nacieron sus dos hijos, y vive en Israel desde hace 30 años. Desde allí habló con El País sobre la situación en Medio Oriente.

Gabriel Ben-Tasgal
Gabriel Ben-Tasgal

Gabriel Ben-Tasgal tiene 49 años y nació en Argentina. Es periodista y especialista en terrorismo islámico. Además capacita a fuerzas de seguridad del mundo en temas de radicalización islámica y se formó en Islam, Ciencias Políticas, Relaciones Exteriores y Publicidad y Relaciones Públicas.

Ben-Tasgal vivió en Uruguay cinco años, donde nacieron sus dos hijos, y vive en Israel desde hace 30 años. Desde allí habló con El País sobre la situación en Medio Oriente.

-La muerte del general iraní Qasem Soleimani en un ataque de Estados Unidos, agravó sin duda la situación en Medio Oriente. En su opinión, ¿la muerte de Soleimani fue para frenar efectivamente los atentados que Estados Unidos reveló que estaba preparando, o fue un golpe de efecto para presionar a Irán a abandonar su programa de arsenal nuclear?

-El ataque contra Soleimani y contra el régimen iraní busca un objetivo estratégico múltiple: Frenar la expansión chiita que pone en peligro a aliados de Estados Unidos como Arabia Saudita o Israel, debilitar a los iraníes para mejorar la posición norteamericana a la hora de negociar un desarme nuclear, presionar a un gobierno (iraní) que sufre por la presión interna de sus ciudadanos y también para debilitar tácticamente al principal exportador de terrorismo en el mundo.

-En 2018 Estados Unidos se retira del pacto nuclear con Irán, y retoma las sanciones económicas. ¿Cree acertada esa decisión de Trump?

-El anterior pacto nuclear le permitía a Irán seguir desarrollando misiles de alta precisión (basta constatar la calidad de los actuales misiles iraníes tras su ataque contra las centrales petroleras en Arabia Saudita para verificar el error de permitir tal situación). Además, permitía que prosigan la investigación nuclear para fines militares. Los iraníes podían mejorar el armado de cabezas nucleares o perfeccionar el proceso de enriquecimiento de uranio. El Acuerdo del 2015, sin dudas, no era bueno para los que esperaban que Irán no promueva un programa nuclear militar. El problema con Irán es que, justamente, es muy difícil de controlar ya que su intención clara es “no dejarse controlar”. Por ejemplo, la Organización Internacional de Energía Atómica dio conocer al mundo los preocupantes avances secretos iraníes varios años después que lo hiciesen los servicios de inteligencia principales del mundo. ¿Se puede confiar que la OIEA controle a Irán?

-En 2019 fueron atacados buques petroleros en la zona del Golfo Pérsico e importantes instalaciones petroleras en Arabia Saudita. En ambos casos Estados Unidos y sus aliados dijeron que Irán estuvo detrás de estos atentados. ¿Por qué Trump no actuó entonces y sí lo hace ahora?

-La respuesta simple sería “¡Porque Donald Trump no posee una estrategia clara para el Medio Oriente!”. Uno podría preguntarse, ¿Por qué no atacó cuando Irán le derribó un carísimo Drone? La contracara de esto es que Trump concentra fuerza desde afuera de la región y cuando golpea su ataque es contundente (como ocurrió en Siria o al asesinar selectivamente al número dos del régimen iraní). Podríamos afirmar que se trató de un cúmulo de agresiones iraníes directas a los Estados Unidos o en la región que afecta a sus aliados que llenaron el vaso de un Presidente que decide; cuando lo cree conveniente y sin aumentar la presencia física de soldados norteamericanos en tierra; “podar un césped que había crecido demasiado para mantenerlo bajito”.

-Se habla de que el detonante de la muerte de Soleimani podría ser una guerra a gran escala en Medio Oriente. ¿Cree posible esto?

-Veamos la reacción de Irán ante el ataque norteamericano contra Soleimani: Se trató de un ataque muy medido, limitado. Más aun, el derribo del avión ucraniano se produjo en el marco de una tensión extrema en donde el avión fue confundido por error como un potencial ataque contra Irán. En resumen, Irán no es un contenedor militar contra Estados Unidos y su respuesta fue muy medida para satisfacer la credibilidad del régimen en la región y a la interna. Pensar en una guerra abierta entre Irán y Estados Unidos es lo mismo que suponer un suicidio del régimen fundamentalista chiita. Irán lo que suele hacer es atacar vía sus proxys en donde puede o la dejan.

-Este año en Estados Unidos hay elecciones, y Trump va por un segundo mandato. ¿Le sirve al presidente abrir frentes en el exterior como el que tiene ahora con Irán?

-No le sirve modificar su neo-aislasionismo que se traduciría en enviar nuevas tropas a Irak. Le sirve mucho, sin embargo, volver a demostrar que es el Sherif del mundo si los costos por dicha postura no atentan contra los intereses o los capitales de los norteamericanos. En una situación en donde la economía local repuntó mucho, el asesinato selectivo de Abu Baker al-Bagdadhi de ISIS o de Soleimani, refuerzan la posición de Trump en vistas de las próximas elecciones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error