ESTADOS UNIDOS

Huracán Laura en vivo: una niña es la primera victima en Estados Unidos

Mirá en vivo la trayectoria del huracán Laura. Se prevé que esta temporada de tormentas del Atlántico, que se extiende hasta noviembre, sea una de las más duras

Laura pasa por Luisiana. Foto: AFP
Laura pasa por Luisiana. Foto: AFP

Laura azotaba este jueves con fuertes vientos la costa de Luisiana, donde impactó en la madrugada como un huracán categoría 4 que obligó a evacuar a centenares de miles de personas de este estado del sur de Estados Unidos y de su vecino Texas ante la perspectiva de "catastróficas" crecidas.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC) informó en su boletín de las 09H00 GMT que Laura se adentraba en Luisiana a 24 km/h como huracán de categoría 3, con vientos sostenidos de 195 km/h con rachas más fuertes.
El meteoro tocó tierra en Cameron, Luisiana, con categoría 4, con vientos de 240 km/h. Actualmente la categoría del huracán es 1.

Una niña de 14 años a la que se le cayó encima un árbol en el estado de Luisiana es la primera víctima mortal conocida en EE.UU. por el paso del poderoso huracán Laura, que tocó tierra como categoría 4 con vientos máximos sostenidos de hasta 150 millas por hora (240 km/h).

Christina Stephens, una portavoz del gobernador de Luisiana, John Bel Edwards, indicó en Twitter del fatal desenlace de este suceso, ocurrido cuando el árbol cayó sobre la vivienda de la joven en la localidad de Leesville, en el interior del estado.

Huracán Laura. Foto: AFP
Huracán Laura. Foto: AFP

"Esperamos que pueda haber más muertos", dijo Stephens.

Laura, que ya había dejado 21 muertos a su paso por Haití y otros 4 en República Dominicana, atraviesa este jueves el estado de Luisiana hacia el norte como huracán de categoría 1 con vientos máximos sostenidos de 85 millas por hora (140 km/h).

En su rumbo, el huracán deja fuertes lluvias y amenaza con severas inundaciones por el aumento del nivel del mar causado por la coincidencia de la marejada ciclónica y la marea natural.

Sin embargo, la noticia del fallecimiento de la menor no tardó en llegar desde Leesville, situada unas 95 millas (160 km) desde la costa de Luisiana.
La oficina del gobernador ni las autoridades de emergencia locales todavía han dado detalles de cuándo se produjo la muerte de la niña.

"Al despertar hoy, todos deben recordar que la amenaza que Laura representa para Luisiana continúa. Quédese en casa, siga prestando atención a las advertencias e instrucciones de los funcionarios locales y siga las noticias locales para mantenerse informado", recomendó Edwards en un tuit.

También en declaraciones a CNN, el gobernador de Texas, Greg Abbott, dijo a primera hora de hoy que en su estado, que también se ha visto afectado por el paso de Laura, no tenían noticias de fallecidos e indicó que "sin duda" la masiva evacuación en la zonas costeras había "salvado vidas".

De acuerdo con la empresa distribuidora de energía eléctrica Entergy, al amanecer de este jueves se habían reportado más de 440.000 viviendas sin electricidad, desde Beaumont, Port Arthur, ambas en Texas, a varias ciudades en el condado de Orange, en Luisiana.

"¡CÚBRASE AHORA! Considere a estos vientos extremos inminentes como si se acercara un tornado y muévase inmediatamente a una habitación segura en su refugio", advirtió el NHC en Twitter. "Proteja su vida", insistió.

Huracán llega a Estados Unidos. Foto: AFP
Huracán llega a Estados Unidos. Foto: AFP

"Marejada ciclónica catastrófica, vientos extremos e inundaciones repentinas están sucediendo en partes de Luisiana", advirtió el NHC.

Sumadas a la marea alta, esas marejadas -que se espera penetren unos 65 km tierra adentro- podrían causar una crecida de las aguas de entre 4,5 y 6 metros por encima del nivel normal.

Destrozos del huracán Laura. Foto: AFP
Destrozos del huracán Laura. Foto: AFP

Huir de Laura

Huracán. Foto: AFP
Huracán. Foto: AFP

El gobernador de Texas, Greg Abbott, advirtió que Laura tenía una potencia "sin precedentes" y urgió a los residentes a "salir del camino" del huracán.

Al hablar en la tercera noche de la convención republicana, el vicepresidente Mike Pence instó a las personas en el camino de la tormenta a "prestar atención a las autoridades estatales y locales".

La Guardia Nacional informó de la movilización de más de 1.000 efectivos en Texas para ayudar en la respuesta al huracán, así como 20 aviones y más de 15 equipos de refugio.

Entre las ciudades potencialmente en el camino de Laura y bajo órdenes de evacuación obligatoria figuran Beaumont y Port Arthur, en Texas, que sufrieron graves daños por el huracán Harvey hace tres años, que dejó 68 muertos.

Evitar contagios

Angela Jouett, que dirige las operación de evacuación en Lake Charles, Luisiana, dijo que se habían dispuesto nuevos protocolos debido a la pandemia de coronavirus.

"Las personas que entran (a los centros de evacuados) se rocían las manos con desinfectante", tienen "controles de temperatura" y mantienen una distancia física de dos metros.

En el pueblo texano de La Porte, cerca de Houston, donde había orden de evacuación voluntaria, la gente se abastecía de productos de primera necesidad.

"Estoy un poco nervioso, pero también digo: 'Ok, sé que voy a estar a salvo dentro de mi apartamento", dijo a la AFP Matthew Jones, un guardia de seguridad de 28 años, quien se abastecía de alimentos.

Más al este, en Port Arthur, cerca de la frontera con Luisiana, Jannette Zinos reunía a su familia para evacuar. "Realmente necesito irme. Tengo miedo de que la casa se nos caiga encima", afirmó.

Patricia Como, una evacuada de Lake Charles, Luisiana, señaló que sus familiares habían decidido quedarse, pero que ella no quería arriesgarse. "No voy a jugar con Dios", afirmó.

El gobernador de Luisiana, John Bel Edwards, dijo en Twitter que se cerraron partes de la carretera interestatal (I-10), que conecta todo el sur de Estados Unidos e instó a los evacuados a dirigirse al norte para "desviar los cierre y evitar condiciones imposibles para conducir".

El recuerdo de Katrina 

Trayectoria del huracán Laura. Foto: AFP
Trayectoria del huracán Laura. Foto: AFP

En Nueva Orleans, devastada en 2005 por el huracán Katrina, de categoría 5, el histórico Barrio Francés se vació de turistas, se apilaron sacos de arena frente a puertas y ventanas, y se protegieron los edificios de arquitectura colonial con chapas de madera.

"No me preocupa que el agua entre con la tormenta, me preocupa la lluvia y que las bombas no funcionen, y eso es lo que causará las inundaciones", dijo a la AFP Robert Dunalp, propietario de un comercio, recordando a Katrina, que dejó 1.800 muertos y enormes daños.

Laura pasó el lunes como tormenta tropical por Cuba, provocando intensas lluvias, fuertes marejadas y algunos daños, tras atravesar la isla La Española, que comparten Haití y República Dominicana, donde dejó una estela de 25 muertos.

Se prevé que esta temporada de tormentas del Atlántico, que se extiende hasta noviembre, sea una de las más duras. El NHC pronostica hasta 25 temporales y Laura es el duodécimo hasta ahora, mientras que Marco, que llegó a tener fuerza de huracán, se disipó el martes frente a la costa de Luisiana antes de tocar tierra.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados