TEMPORADA DE PREMIOS

Expectativa por el Nobel de la Paz, sin un candidato claro este año

Ya salieron los de Medicina, Física y Química; hoy se conocerá el de Literatura y mañana el de la Paz. El último será el de Economía el lunes.

Ceremonia de entrega de los premios Nobel. Foto: AFP
Ceremonia de entrega de los premios Nobel. Foto: AFP

Defensores de la libertad de prensa, opositores bielorrusos o adalides de la causa climática como la adolescente sueca Greta Thunberg, figuran entre los favoritos para el Premio Nobel de la Paz que se anunciará mañana viernes en Oslo.

Como siempre, cada año en la temporada del Nobel abundan los pronósticos sobre quien podría obtenerlo.

El ejercicio es difícil pues este año hay 329 candidatos, pero su identidad permanecerá secreta durante 50 años. Y es aun más difícil ya que los avances recientes en materia de paz son escasos.

Entre los favoritos, están defensores de la libertad de prensa como Reporteros Sin Fronteras (RSF) y el Comité para la Protección de Periodistas (CPJ), la red de fact-checkers IFCN, buscadores de noticias falsas o luchadores contra la corrupción como Transparency International.

Los medios “contribuyen a obligar a los gobiernos (...) a rendir cuentas con sus reportajes” y a contrarrestar “el desafío creciente que representan las fake news y la desinformación”, señaló el director del Instituto de investigación sobre la paz de Oslo (Prio), Henrik Urdal.

Otra posibilidad es la oposición no violenta en Bielorrusia, donde el dictador Alexander Lukashenko lleva seis períodos consecutivos las tras elecciones consideradas como fraudulentas en agosto de 2020.

Ama de casa convertida en candidata a pesar suyo tras el encarcelamiento de su esposo, Svetlana Tijanóvskaia afirma que ganó las elecciones en Bielorrusia y encabeza la protesta desde su exilio lituano.

Esta mujer de 39 años figura entre los nobelizables, sola o con otras dos figuras de la oposición: Maria Kolesnikova y Veronika Tsepkalo.

“Sería una forma de subrayar a la vez la importancia de las mujeres, de la democracia y la no violencia”, destaca el profesor sueco Peter Wallensteen, especialista de asuntos internacionales.

La candidata presidencial Svetlana Tikhanovskaya ofrece una conferencia de prensa el día después de las elecciones presidenciales de Bielorrusia en Minsk. Foto: AFP.
La candidata presidencial Svetlana Tikhanovskaya ofrece una conferencia de prensa el día después de las elecciones presidenciales de Bielorrusia en Minsk. Foto: AFP.

“Un premio a Svetlana sería una forma indirecta de criticar a Putin”, pues Rusia es el principal apoyo del régimen bielorruso, señala el historiador del Nobel, Asle Sveen.

Sveen se inclina por una recompensa, sin duda más mediática, para la musa sueca de la lucha contra el cambio climático, Greta Thunberg. El martes, un premio inédito de física recompensó a expertos científicos del clima.

“Es el problema más importante del momento”, subraya Sveen, dos meses después de un informe alarmante de expertos de la ONU (Giec) y a semanas de la crucial conferencia COP26 en Escocia.

Son mencionadas también la Convención marco de Naciones Unidas sobre los cambios climáticos (CCNUCC) y su secretaria ejecutiva, la mexicana Patricia Espinosa.

Un tiempo presentada como sólida en este periodo de pandemia, la candidatura de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sigue figurando en las casas de apuestas, pero ha sido afectada por controversias sobre su papel en las fallas del programa Covax de distribución de vacunas a los países pobres.

El covid no influyó mucho en la naturaleza de las proposiciones sometidas al comité Nobel, según su secretario, Olav Njølstad. “Parecería, pero solo se cuentan con los dedos de la mano”, señaló a la AFP.

Entre otros nombres figuran la Campaña contra los robots asesinos que es apoyada por el Consejo noruego de la paz, el opositor ruso Alexei Navalni o la canciller alemana Angela Merkel, que termina su mandato luego de 16 años.

El año pasado el premio Nobel de la Paz fue para el Programa Alimentario Mundial (PAM), la mayor organización humanitaria mundial de lucha contra el hambre.

El covid, que ya obligó a entregar el premio Nobel a distancia, podría aun dañar la fiesta del 10 de diciembre, fecha tradicional para la ceremonia de entrega de premios.

Por segundo año consecutivo, los premios Nobel de ciencias y literatura no estarán presentes en Estocolmo.

Por su parte, el Instituto Nobel en Oslo debe decidir si hará una ceremonia por zoom o presencial con el galardonado de este año.

El de Medicina abrió el lunes la temporada de los Nobel 2021 al premiar a dos estadounidenses, David Julius y Ardem Patapoutian, por sus trabajos que ayudaron al combate de los dolores crónicos.

El galardón de Física el martes fue para dos expertos en la modelización física del cambio climático, el japonés-estadounidense Syukuro Manabe y el alemán Klaus Hasselmann, así como al teórico italiano Giorgio Parisi, experto en el desorden en los sistemas complejos.

Y ayer miércoles se anunciaron los dos ganadores del Nobel de Química.

El premio de Literatura será anunciado hoy jueves por la Academia Sueca y el de la Paz se dará a conocer mañana viernes en Oslo. El Nobel de Economía se otorgará el lunes.

Tras casi una década de galardonados exclusivamente occidentales, se espera que los responsables del Nobel de Literatura cumplan con su promesa de más diversidad.

Tras el escándalo #MeToo, que provocó la suspensión del premio en 2018, y las críticas recurrentes por la preeminencia de laureados masculinos y eurocéntricos, la Academia Sueca dijo que había renovado sus criterios y su espectro para que el galardón fuera más global y femenino.

Desde entonces, dos mujeres han obtenido la distinción: la polaca Olga Tokarczuk en 2018 y la estadounidense Louise Gluck en 2020.

En cambio, el ganador de 2019, el austriaco Peter Handke, dio lugar a polémicas por sus posiciones proserbias que lo llevaron a apoyar al expresidente de Serbia Slobodan Milosevic, quien era enjuiciado por genocidio cuando murió en 2006.

El último premiado no europeo ni estadounidense fue el novelista chino Mo Yan en 2012. (Con información de AFP y EFE)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados