Publicidad

El Sol emitió la llamarada más fuerte del ciclo actual de acuerdo a la NASA; ¿qué consecuencias tiene?

La llamarada provino de la misma región de la que surgió la tormenta geomagnética que provocó las auroras boreales que se registraron en todo el mundo la semana anterior.

Compartir esta noticia
Llamarada solar registrada por la NASA.
Llamarada solar registrada por la NASA.
Foto: NASA.

Con información de Agencia EFE
El sol emitió una fuerte llamarada solar este martes, que tuvo su pico máximo durante el mediodía. El Observatorio de Dinámicas Solares de la NASA identificó al evento como perteneciente a la categoría X8.7. La categoría X corresponde a las llamaradas solares "más intensas", mientras que el número identifica el nivel de fuerza que tuvo el fenómeno.

"Las llamaradas solares pueden afectar las comunicaciones por radio, las señales de navegación, las fuentes de energía eléctrica y representar un potencial riesgo para naves espaciales y astronautas", recordó la organización estadounidense en su página web.

La llamarada provino de la misma región de la que surgió la tormenta geomagnética que provocó las auroras boreales que se registraron en todo el mundo la semana anterior.

El lunes el Centro de Predicción del Clima Espacial emitió una alerta por "tormentas geomagnéticas persistentes" hasta este domingo. "La amenaza de llamaradas fuertes permanecerá hasta que la mancha solar rote y salga de la vista durante los próximos días", afirmó.

¿Qué es una tormenta solar?

El Sol, con sus 4.650 millones de años, presenta ciclos de 11 años en promedio, en los que su actividad magnética varía entre un mínimo y un máximo, cuando se registra una mayor cantidad de manchas solares que se aprecian como zonas más oscuras. Las erupciones o fulguraciones no son lo mismo que las manchas solares, pero existe una relación. Las manchas son el almacén que proporciona las provisiones energéticas para las erupciones. Estas son explosiones en la fotosfera del Sol que se manifiestan con un incremento del brillo, de la energía radiactiva y de la expulsión violenta de partículas cargadas eléctricamente.

La "alerta severa" en un nivel "G4", establecida por el Centro de Predicción del Clima Espacial de la NOAA, se justifica por la observación de "varias llamaradas fuertes en los últimos días" y fueron asociadas con un "gran cúmulo de manchas solares magnéticamente complejo, que tiene 16 veces el diámetro de la Tierra", indicaron desde esa división.

El ciclo solar actual, conocido como Ciclo Solar 25, empezó el pasado diciembre de 2019 y, según indicó previamente el organismo meteorológico estadounidense, los eventos solares seguirán aumentando a medida que la estrella se acerque al máximo solar en 2025.

¿Cómo afecta la tormenta solar en la Tierra?

Cuando hay una época de especial actividad magnética se producen numerosas erupciones y las partículas expedidas a 1.000 o 2.000 kilómetros por segundo pueden eventualmente llegar a la Tierra como tormentas solares.

Estas erupciones solares son potentes estallidos de energía que pueden afectar las comunicaciones por radio, redes eléctricas y las señales de navegación, esto es debido a que vencen el escudo natural que posee la Tierra —el campo magnético o magnetósfera— si son altamente energéticas. Esto supone un riesgo para las naves espaciales y los astronautas.

Además, las tormentas solares pueden provocar que las auroras se puedan ver en latitudes más hacia la línea del Ecuador de lo que se habitúa y que sean más extendidas.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

sistema solarNASA

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad