Publicidad

El fiscal de la Corte Penal Internacional pide órdenes de detención contra Netanyahu y dirigentes de Hamás

Israel respondió y calificó el pedido de "infundado libelo de sangre", y aseguró que se pretende una "guerra legal contra el único Estado judío y la única democracia en Medio Oriente".

Compartir esta noticia
Netanyahu: primer ministro de Israel
Benjamin Netanyahu, primer ministro de Israel.
Foto: AFP

Con información de AFP y EFE
El fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI), Karim Khan, anunció este lunes que solicitó la emisión de órdenes de arresto contra el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y contra dirigentes del agrupación extremista palestina Hamás, por presuntos crímenes de guerra y contra la Humanidad.

Por qué piden la detención de Netanyahu

Tras más de 200 días de guerra entre Israel y Hamás, el fiscal del tribunal con sede en La Haya, indicó en un comunicado que tramitó las órdenes de detención Netanyahu y su ministro de Defensa, Yoav Gallant, por crímenes como "matar deliberadamente de hambre a civiles", "homicidio intencionado" y "exterminio y/o asesinato" en la Franja de Gaza.

"Afirmamos que los crímenes contra la Humanidad mencionados en las solicitudes forman parte de un ataque generalizado y sistemático contra la población civil palestina en cumplimiento de la política de una organización. Según nuestras conclusiones, algunos de estos crímenes siguen cometiéndose", declaró Khan, en referencia a Netanyahu y Gallant.

"Hamás debe ser destruido y Hamás desmilitarizada", afirmó Netanyahu
Netanyahu, primer ministro de Israel.
Foto: AFP fotos

Cuáles son los cargos contra dirigentes de Hamás

Los cargos contra dirigentes de Hamás, entre ellos Yahya Sinwar, líder del grupo extremista, incluyen "exterminio", "violación y otras formas de violencia sexual" y "toma de rehenes como crimen de guerra".

"Afirmamos que los crímenes contra la Humanidad a los que se hace referencia en las solicitudes forman parte de un ataque generalizado y sistemático llevado a cabo por Hamás y otros grupos armados en cumplimiento de la política de una organización", afirmó el fiscal en la declaración.

Rafah: se estima que medio millón de civiles salieron de la ciudad al sur de Gaza por la ofensiva israelí
Guerra en Gaza.
Foto: AFP

La respuesta de Israel a la acusación de la CPI

Israel tildó este lunes de "infundado libelo de sangre" la petición del fiscal de la CPI de una orden de detención contra Netanyahu.

"El infundado libelo de sangre del fiscal de la CPI contra Israel ha cruzado una línea roja en sus esfuerzos de guerra legal contra el único Estado judío y la única democracia en Medio Oriente", señaló a EFE un oficial israelí.

Israel aseveró que la orden de detención solicitada por Karim Khan, que también afecta al ministro Yoav Gallant, "no disuadirá a Israel de defenderse y lograr todos sus objetivos de guerra justa".

El ministro israelí de Exteriores, Israel Katz, calificó de "escandalosa" esa medida y ordenó la creación "inmediata" de un comité especial "con todos los elementos profesionales" para luchar contra esa decisión que, a su juicio, "pretende atar las manos del Estado de Israel y negarle el derecho de autodefensa".

Katz consideró que ordenar detener a los cargos israelíes junto con "abominables monstruos" de Hamás es una "vergüenza histórica".

"Establecer paralelismos entre los líderes de un país democrático decidido a defenderse del terrorismo despreciable y los líderes de una organización terrorista sedienta de sangre es una profunda distorsión de la justicia y una flagrante quiebra moral", denunció antes el ministro del gabinete de guerra, Benny Gantz.

Gantz insistió en que Israel está respetando el derecho internacional en sus combates en Gaza y que cuenta con un sistema judicial "independiente y robusto".

Israel -al igual que EEUU o China- firmó pero no ratificó el Estatuto de Roma, constitutivo de la Corte Penal Internacional, por lo que aún no está claro el alcance de la medida de fiscal Khan.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad