EL CICLÓN BOMBA

El este de EE.UU. paralizado

Las fuertes nevadas y la ola de frío obligaron a suspender varios servicios públicos y hasta las sesiones del Senado

Nueva York y otras localidades del estado fueron declaradas zona de emergencia por la fuerte nevada y la ola de frío. Foto: Reuters
Poderoso “ciclón bomba” azota noreste de EEUU.

La costa este de Estados Unidos está casi paralizada por un poderoso "ciclón bomba", con enormes nevadas y un intenso frío. Hay miles de vuelos anulados, las escuelas cerraron y hasta el Senado suspendió sus sesiones. El fenómeno climático ya se cobró al menos 12 vidas en estos días.

En este marco, la ciudad de Nueva York y sus alrededores sufrieron ayer jueves la tormenta de nieve más intensa de la temporada, con vastas áreas en estado de emergencia y los aeropuertos JFK y LaGuardia con sus operaciones suspendidas.

"Esta es una tormenta muy severa, con fuertes vientos y bajas temperaturas", afirmó el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio.

La tormenta comenzó a castigar en la madrugada del jueves a zonas de Long Island, situada a lo largo de la costa del Atlántico, y se fue desplazando hasta el interior del estado.

La nieve empezó a caer con intensidad en Manhattan a partir de las 7.30 hora local (09.30 de Uruguay), cuando muchos neoyorquinos comenzaban el desplazamiento hacia sus lugares de trabajo.

El gobernador Andrew Cuomo declaró el estado de emergencia en varias zonas del estado, incluida la ciudad de Nueva York, poco después de que el temporal comenzara a castigar a la región. "No es una tormenta de nieve normal, es una tormenta de nieve más vientos de gran velocidad, que crean una situación grave", afirmó Cuomo.

Se espera que en las zonas más afectadas caiga hasta casi medio metro de nieve, según los pronósticos meteorológicos. Esto coincidió con fuertes vientos y rachas que llegaron hasta los 100 kilómetros por hora.

"Es casi imposible limpiar las carreteras cuando tienes esas rachas de viento, que vuelven a traer nieve sobre las rutas", afirmó Cuomo.

Para hoy viernes y mañana sábado se espera una brusca caída de las temperaturas, lo que han destacado tanto Cuomo como De Blasio para resaltar los riesgos adicionales. Las previsiones indican que la sensación térmica puede caer hasta los -29 grados C, por las bajas temperaturas y los vientos helados, especialmente hoy viernes por la noche y en la madrugada del sábado.

El aeropuerto de JFK, uno de los principales puntos de entrada a Estados Unidos, decidió suspender sus operaciones y canceló casi 500 vuelos con origen y destino en esa ciudad. También quedó cerrada la terminal de vuelos nacionales LaGuardia, con más de 600 vuelos cancelados.

El aeropuerto de Newark, en el estado de Nueva Jersey, que también sirve a Nueva York, se mantenía abierto porque está más lejos de la zona del impacto, pero ayer jueves había cancelado casi 1.000 vuelos programados.

El metro suburbano de la ciudad de Nueva York, que utilizan a diario seis millones de personas, se mantenía abierto, aunque con notables retrasos, al igual que las líneas de tren de la red de cercanías. De Blasio también decidió declarar una emergencia invernal en la ciudad, que le permite, por ejemplo, retirar con grúas cualquier vehículo que esté bloqueando la calle.

En el sureste de EE.UU. algunas ciudades vivieron su mayor nevada en 30 años. Foto: Reuters
En sureste de EE.UU. algunas ciudades vivieron su mayor nevada en 30 años. Foto: Reuters

No se han facilitado cifras de víctimas por el temporal, pero según las autoridades de Nueva York solo en la ciudad hubo ayer más de ochenta accidentes de tráfico, en su gran mayoría al chocar vehículos a baja velocidad.

"Estamos ante una severa y peligrosa tormenta de nieve. Todas las medidas de seguridad son necesarias", insistió De Blasio.

"Quédense en sus casas, usen el transporte público si tienen que salir y cuiden a sus vecinos si precisan ayuda", recomendó. Se espera que la ciudad reciba en total hasta 25 cm de nieve y ráfagas de viento de hasta 80 km/h, según el servicio nacional meteorológico.

Nevadas históricas

En el sureste de Estados Unidos, algunas ciudades vivieron su mayor nevada en 30 años. En Charleston, Carolina del Sur, cayeron 13,46 centímetros de nieve, a menos de 2,5 centímetros de su récord, mientras que Tallahassee, Florida, registró su primera nevada mensurable desde 1989. "¡Esta tormenta es intensa!", aseguró el servicio nacional del clima de Boston en su cuenta Twitter. "Esperen lo inesperado".

Año 2017, el segundo más caluroso de la historia

El 2017 fue el segundo año más caluroso a escala global desde que existen registros, por detrás de 2016, en medio de claras señales del cambio climático que van desde incendios forestales hasta el deshielo del Ártico. El Copernicus Climate Change Service, dijo que las temperaturas en 2017 registraron un promedio de 14,7 grados centígrados. Fue ligeramente más "fresco que el año más caluroso en los registros, el 2016, y más cálido que el anterior año más caluroso, el 2015", dice el informe. Los registros se remontan a fines del siglo XIX.

La tormenta Eleanor golpea en Europa

Los Alpes franceses presentaban ayer jueves un riesgo máximo de avalanchas tras el paso de la tormenta Eleanor, que dejó en dos días cinco muertos en Europa y provocó incendios en la isla francesa de Córcega.

Durante más de 24 horas vientos violentos y lluvias torrenciales se abatieron sobre Inglaterra, Irlanda, Suiza, Alemania, Bélgica, Holanda, Francia y España, obligando a anular el tráfico aéreo y dejando a miles de hogares sin electricidad. En Francia, las autoridades emitieron una alerta de riesgo máximo de avalanchas en los Alpes, en pleno período de vacaciones escolares. Varias estaciones se encuentran en alerta 5, el nivel máximo en la escala de riesgo. La costa norte de España se encontraba en alerta "naranja" ayer jueves por fuerte oleaje y vientos.

En Alemania, en donde el servicio meteorológico Deutsche Wetterdienst (DWD) levantó el miércoles por la noche su alerta por vientos fuertes, las autoridades de varios estados regionales están ahora inquietas por el nivel de los ríos.

Las autoridades alemanas escrutan con atención el nivel del Rin, sobre todo en la ciudad de Colonia, en donde se prevé alcance los 7 metros y supere los 7,7 metros hoy viernes. (AFP)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)