ONU

Otro duro informe de ONU por Michelle Bachelet sobre torturas en Venezuela

Michelle Bachelet, expresidente de Chile, denunció más casos de “posibles ejecuciones extrajudiciales”.

Actuación: Michelle Bachelet está en un cargo mundial. Foto: AFP
Michelle Bachelet. Las sanciones de Estados Unidos “agravan la situación humanitaria” en Venezuela. Foto: AFP

Por si alguna duda había, Michelle Bachelet lo ratificó. En Venezuela siguen las ejecuciones extrajudiciales y las torturas a opositores. Es decir, el régimen de Nicolás Maduro continúa violando los derechos humanos, pese al primer y lapidario informe que la alta comisionada de la ONU presentó el 5 de julio pasado revelando todo tipo de atrocidades.

En un discurso en la 42ª sesión del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas en Ginebra, Bachelet presentó ayer lunes su segundo informe sobre la situación en Venezuela bajo el régimen de Maduro.

“Mi oficina ha seguido documentando casos de posibles ejecuciones extrajudiciales cometidas por miembros de las Fuerzas de Acción Especiales de la Policía Nacional” (FAES), señaló. “Tan solo en el pasado mes de julio la organización no-gubernamental ‘Monitor de Víctimas’ identificó 57 nuevos casos de presuntas ejecuciones cometidas por miembros del FAES en Caracas”, precisó.

Bachelet, ex presidenta socialista de Chile, indicó además que su oficina documentó “casos de tortura y malos tratos, tanto físicos como psicológicos, de personas arbitrariamente privadas de su libertad, en particular de militares”.

En contraposición a estas denuncias, dijo que el gobierno de Maduro cumplió con la excarcelación de 83 personas que habían sido detenidas de forma arbitraria.

El número dos del chavismo, Diosdado Cabello, desestimó ayer mismo este nuevo informe de Bachelet, y la acusó de “ensañamiento” contra Venezuela. “Lo que diga la señora Bachelet (...) no nos va a quitar el sueño, no nos vamos a dejar chantajear para nada”, afirmó Cabello, presidente de la oficialista Asamblea Constituyente.

En un primer informe, presentado el pasado 5 de julio, Bachelet había denunciado la “erosión del Estado de derecho” en Venezuela, advirtiendo también que las sanciones internacionales agravaban la crisis en el país. “La situación de derechos humanos sigue afectando a millones de personas en Venezuela y con claros impactos desestabilizadores en la región”, reiteró ayer lunes.

En su nuevo informe, Bachelet insistió en que las sanciones de Estados Unidos contra el régimen de Maduro contribuyen a “agravar la situación humanitaria” en Venezuela y el éxodo de venezolanos. Alertó además que la situación económica y social del país “sigue deteriorándose rápidamente”. La economía “atraviesa lo que podría ser el episodio hiperinflacionario más agudo que haya experimentado” América Latina.

Actualmente, el salario mínimo equivale a 2 dólares mensuales, en comparación con los 7 dólares en junio, precisó Bachelet. “Una familia necesita percibir el equivalente a 41 salarios mínimos mensuales para poder cubrir la canasta básica alimentaria”.

“Todo esto está contribuyendo al deterioro de la situación humanitaria y a la salida de venezolanos del país”, aseguró Bachelet. Añadió que 4,3 millones de refugiados y migrantes ya han salido del país, la mayoría desde fines del 2015.

En Caracas, activistas de derechos humanos se concentraron ayer lunes frente a la sede del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo para pedir una Comisión de Investigación específica sobre Venezuela.

Sismo de 5,3 grados en el noreste de Venezuela

Un sismo de magnitud 5,3 en la escala abierta de Richter sacudió ayer lunes el noreste de Venezuela, sin que se hayan reportado víctimas, informó la Fundación Venezolana de Investigaciones Sismológicas. El epicentro del sismo, que se registró a las 14.05 hora local (15.05 de Uruguay), se ubicó 21 km al suroeste de la Península de Araya, un territorio del estado de Sucre. En las redes sociales, los venezolanos de los estados de Aragua, Miranda, Vargas, Anzoátegui, Sucre, Nue-va Esparta y Monagas dijeron haber sentido de forma breve el sis-mo. Ninguno reportó, sin embargo, tener conocimiento de daños o víctimas por el temblor. Veinte minutos después, otro sismo de magnitud 3,6 y con profundidad de 15,9 km, sacudió la ciudad de Cumaná, capital del estado de Sucre. Otros dos movimientos también pudieron sentirse en el este de Venezuela: el primero en la región de Güiria (estado de Sucre) con magnitud de 4,1, y el segundo con magnitud 3 en la ciudad de Maturín, capital del estado de Monagas.

"Fantasías"

El régimen de Maduro también negó ayer sus vinculaciones con los disidentes de las FARC colombianas y carteles de la droga. El ministro de Información de Venezuela, Jorge Rodríguez, tildó de “fantasías con visos tenebrosos” la investigación de la revista colombiana Semana que publicó el domingo documentos sobre los presuntos nexos entre Maduro y la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y las disidencias de las FARC para desestabilizar Colombia.

Rodríguez dijo que los documentos publicados presentaban errores en la terminología, como en el uso de la expresión “país verde” para referirse a Colombia, que dijo cayó en desuso entre los militares hace unos 20 años. En ese sentido, indicó que “la oligarquía colombiana” usó la publicación para “asesinar la verdad (y) preparar el terreno para cualquier tipo de agresión armada” contra Venezuela.

Entre los documentos publicados por la revista Semana, hay uno firmado por el comandante estratégico operacional de las Fuerzas Armadas de Venezuela, almirante Remigio Ceballos, en el que ordenó no atacar a los grupos irregulares colombianos en la frontera.

La investigación de la revista sale en momentos de otro pico de tensión entre los dos países, pues la semana pasada Maduro anunció que desplegará un sistema de misiles antiaéreos en la frontera y ordenó ejercicios militares.

El presidente colombiano Iván Duque denunció que Maduro protege a los cabecillas del ELN al igual que a los alias “Iván Márquez”, “Jesús Santrich” y otros mandos de la desmovilizadas FARC que abandonaron el proceso de paz y retomaron las armas.

Las relaciones entre Colombia y Venezuela están rotas desde febrero pasado y la frontera de 2.219 kilómetros es escenario de constantes tensiones que nunca han llegado al enfrentamiento militar.

Oposición pide activar acuerdo de defensa.

La delegación de la oposición venezolana ante la Organización de Estados Americanos (OEA) pidió la convocatoria del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) -el acuerdo de defensa mutua entre naciones ante ataques armados- para presionar al régimen de Nicolás Maduro. “Es una carta dirigida a la presidenta del Consejo Permanente (de la OEA) solicitando que se convoque el órgano de consulta”, dijo en una rueda de prensa Gustavo Tarre, el representante permanente ante ese organismo como delegado del líder opositor Juan Guiadó.

Tarre explicó que la misiva “va firmada por la mayoría absoluta de los países miembros del tratado”, por lo que consideró que “en consecuencia se puede adelantar que la decisión está aprobada”.

“Cuando la soberanía de un país ha sido afectada de alguna manera o la paz del continente está en peligro, cabe la aplicación del TIAR”, agregó Tarre, quien señaló que para activar este mecanismo se requiere primero de la convocatoria del órgano de consulta.

De ser avalada esa solicitud, que requiere de un mínimo de diez votos, se reunirá dicho órgano de consulta, lo que, de acuerdo a Tarre, puede “posiblemente” producirse durante la próxima Asamblea General de las Naciones Unidas, cuyas sesiones comienzan la próxima semana.

“El Tratado prevé una gama de opciones, que van desde la negociación, la ruptura de relaciones diplomáticas, ruptura de relaciones consulares, suspensión de comunicaciones económicas, de transporte terrestre, marítimo, aéreo, comunicaciones radioeléctricas, radiofónicas, etc. Y por último la opción de acciones coercitivas de carácter militar”, detalló.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados