POLÉMICA

El diario The Washington Post pone en duda el fraude electoral en Bolivia

Según una investigación del diario estadounidense, el informe de la OEA contra Evo Morales es “profundamente defectuoso”.

Evo Morales, expresidente de Bolivia. Foto: Germán Espinosa/El Universal/GDA
Evo Morales, expresidente de Bolivia, en entrevista con el diario El Universal cuando se encontraba asilado en México. Foto: Germán Espinosa/El Universal/GDA

Un informe publicado ayer jueves por el diario The Washington Post afirma que no existen pruebas estadísticas que confirmen un fraude en las elecciones de Bolivia que derivaron en la renuncia de Evo Morales a la presidencia de ese país, y considera que “el análisis estadístico que hizo la Organización de Estados Americanos (OEA) y sus conclusiones aparecen como profundamente defectuosos”.

El diario recuerda la provisión constitucional de Bolivia que establece que un candidato triunfa si obtiene una amplia mayoría electoral o 40% de los votos con una diferencia al menos de 10 puntos porcentuales sobre el segundo. En caso contrario, se realiza un balotaje.

El escrutinio preliminar fue suspendido cuando se había contado el 84% de los votos y Morales tenía una ventaja de 7.87 puntos porcentuales. Si bien la interrupción fue consistente con la promesa de las autoridades electorales de contar hasta el 80% de los votos del escrutinio primario y luego continuarlo, la OEA rápidamente expresó su preocupación sobre la interrupción. Cuando se reanudó el escrutinio primario, el margen a favor de Morales estaba por encima de los 10 puntos porcentuales”, explicó el diario.

Recuerda que el informe de la OEA “se basó en parte en evidencia forense que los analistas de ese organismo dicen apunta a irregularidades, que incluye denuncias de firmas fraguadas y alteración de las hojas del escrutinio, una deficiente cadena de custodia y la interrupción del escrutinio primario”. Agrega que la OEA indicó que hubo “una clara manipulación del sistema TREP (…) que afectó los resultados tanto de ese sistema como del escrutinio final”.

The Washington Post señala que su análisis tiene como fundamento “las pruebas estadísticas. Debido a que Morales había superado el umbral del 40%, el punto clave es si su total de votos era 10 puntos porcentuales superior al de su competidor más cercano, Carlos Mesa”.

“No parece haber una diferencia estadísticamente diferente de la ventaja ante y después de la interrupción del escrutinio primario. En cambio, es altamente probable que Morales superó el margen de 10 puntos porcentuales en la primera vuelta”, sostiene.

“Si la conclusión de la OEA fuera correcta, deberíamos esperar que la ventaja de Morales tuviera un pico poco después de la interrupción del escrutinio primario y la diferencia sobre su competidor más cercanía sería demasiado grande para ser explicada antes de la interrupción del escrutinio”, apunta el diario.

“Podríamos esperar otras anomalías, como un abrupto cambio en la tendencia de votos para Morales de circunscripciones que anteriormente se mostraron menos inclinadas a votar por él. No encontramos ninguna prueba de anomalías de ese tipo. Encontramos una correlación de 0.946 entre la ventaja de Morales antes y después de la interrupción del escrutinio”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados