Publicidad

Destacan las coincidencias con la tragedia de los Andes de 1972

Milagros. Sobreviviente cree que es "imposible" no asociar ambos episodios

Compartir esta noticia
 20101013 681x695

"Es increíble que los rescaten un 13 de octubre, el mismo día que nosotros, hace 38 años, nos estrellamos en la cordillera de los Andes", aseguró emocionado a El País Gustavo Zerbino, mientras seguía por televisión el rescate de los 33 mineros.

En 1972 un grupo de jóvenes uruguayos sobrevivió al frío, el hambre y a la noticia de saber que abandonaban su búsqueda porque los daban por muertos. Hoy, 33 mineros sobreviven a permanecer más de dos meses bajo tierra, al calor y a la oscuridad. Ambas vivencias son disímiles. Sin embargo, la lucha por vivir une a los mineros con los protagonistas de la tragedia de los Andes.

Gustavo Zerbino, quien hace 38 años estudiaba medicina y ahora imparte conferencias sobre motivación personal, seguía anoche "emocionado" cada paso de los rescatistas y los mineros en la mina San José.

Él fue uno de los 40 pasajeros y cinco tripulantes que viajaba en el avión Fairchild F-227 de la Fuerza Aérea uruguaya que se estrelló el 13 de octubre de 1972 en la cordillera de los Andes. Después de 72 días de estar incomunicado en la montaña se transformó en uno de los 16 sobrevivientes.

Para Zerbino es "imposible" no recordar y asociar los días de calvario que le tocaron vivir en medio de la nieve, con la desgracia y el proceso que están viviendo los mineros chilenos.

"Estoy siguiendo todo por televisión y siento una alegría inmensa de ver todo el trabajo que están haciendo en Chile. Me emociona pensar el momento en que esos hombres se encuentren con sus familias. Es gente muy humilde que tuve el gusto de conocer", aseguró el sobreviviente uruguayo.

Zerbino llegó a Montevideo el pasado lunes desde Chile, luego de jugar un partido de rugby como todos los años en ésta fecha. La actividad es en homenaje a sus amigos fallecidos en la tragedia y representa el encuentro que no pudieron disputar hace 38 años.

Zerbino dijo que le hubiera "encantado" poderse quedar en Chile para apoyar el rescate pero "compromisos laborales impostergables" lo obligaron a regresar a Uruguay.

"Yo tendría que estar hoy en la mina San José, de hecho dejé la bandera uruguaya en representación nuestra hasta el momento en que volviéramos, pero tuve que regresar a Uruguay", comentó con tristeza.

El uruguayo afirmó que entre ambas tragedias "hay muchas coincidencias" pero también "diferencias".

"Ellos tuvieron contacto con la civilización y nosotros nunca tuvimos un punto de referencia sobre lo que pasaba. Tuvieron comida, medicamentos. Son cosas diferentes, de hecho, cuando hablé con ellos por videoconferencia les dije que estaban viviendo un Gran Hermano real donde todo el mundo los estaba siguiendo por televisión". Zerbino cree que a los mineros les resultará "difícil" "entender" el giro que tomará sus vidas luego de una tragedia que los transformó en "héroes": se planean películas que relaten sus vivencias, libros y hasta les cursaron invitaciones para visitar diferentes países. Los medios de comunicación del mundo además, se disputan una entrevista exclusiva con alguno de ellos.

"Los seres humanos tenemos una gran capacidad de adaptación. Estoy seguro de que ellos van a saber convertir este problema en una oportunidad, como lo hicimos nosotros", dijo y alertó que mientras dura el proceso de "reinserción" deberán estar tranquilos, con sus familias y no dejarse acosar por la prensa.

"Nosotros hicimos una conferencia de prensa pero después nuestras familias nos protegió y nos llevó por un tiempo lugares lejanos. Recién seis meses después empezamos a trabajar para hacer un libro".

MINEROS Y LA VIDA DESPUÉS

La primer oferta que recibieron los mineros es la de un viaje en noviembre a Grecia, adonde fueron invitados por una empresa minera.

Para la misma fecha recibieron una invitación del presidente chileno Sebastián Piñera para acompañarlo a una gira oficial a Bolivia, donde se reunirían con los mandatarios de ese país y de Brasil, Evo Morales y Luiz Inácio Lula Da Silva.

También tendrán oportunidad de conocer Inglaterra y España, pues el Manchester United y el Real Madrid, los invitaron a sus partidos.

Deberán cobrar, asimismo, un cheque por cerca de US$ 10.000 que les donó Leonardo Farkas, un empresario minero multimillonario y filántropo.

Jueves 26 de agosto

La televisión difunde las primeras imágenes de los 33 hombres donde puede verse su vida bajo tierra. Uno de ellos muestra cómo es el lugar donde viven y cómo han sobrevivido los 17 días que estuvieron incomunicados con el exterior. Ese mismo día la justicia bloquea US$ 1,8 millones de ingresos de la mina para garantizar las futuras indemnizaciones.

Domingo 29 de agosto

Los mineros tienen sus primeros diálogos por radioteléfono con sus familiares, en conversaciones que se mantendrán hasta la etapa final de su rescate. Se filman con cámaras que les enviaron y reciben la imagen de sus parientes del exterior en un microproyector. Se desplazan a una parte más seca y reciben un mensaje de apoyo del Papa.

Lunes 30 de agosto

Comienza la perforación de un pozo de rescate de unos 30 cm de ancho con la máquina Strata 950. La segunda perforadora, la T-130, comenzará su trabajo el 17 de septiembre y el 19 de ese mes comenzará la tercera, que perfora con el diámetro definitivo del ducto.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad