LA MARCHA DE LA PANDEMIA

La “desgarradora” situación de India por el avance del COVID-19

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo que la situación en India es “más que desgarradora”. El país registró el domingo un récord mundial con 350.000 contagios en un solo día.

En India han muerto 195.000 personas por la pandemia del coronavirus. Foto: AFP
En India han muerto 195.000 personas por la pandemia del coronavirus. Foto: AFP

El mundo está mirando con preocupación la situación sanitaria en India, donde la pandemia del COVID-19 se está expandiendo casi sin control. La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo que la situación en India es “más que desgarradora”.

“La OMS hace todo lo que puede, suministrando material y equipamiento esencial, sobre todo miles de concentradores de oxígeno, hospitales de campaña móviles prefabricados y material de laboratorio”, afirmó ayer lunes el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en rueda de prensa.

India registró el domingo un récord mundial con 350.000 contagios en un solo día.

En pocos días, la variante india sumió a India, de 1.300 millones de habitantes, en el caos y varios países anunciaron que enviaban ayuda de emergencia.

Tedros añadió que “a nivel mundial la pandemia sigue intensificándose, con los casos subiendo por novena semana consecutiva y las muertes por sexta”.

“Ha habido tantos casos globalmente en la semana pasada como en los primeros cinco meses de la pandemia”, ejemplificó el máximo responsable de la OMS, quien matizó que en algunas regiones del mundo (entre ellas América y Europa) los casos semanales están descendiendo ligeramente.

Según la OMS, los casos globales de COVID-19 desde el inicio de la pandemia ascienden a 146 millones, de los que 3,1 millones fallecieron, mientras que en el planeta ya se han distribuido más de mil millones de dosis de vacunas anticovid.

La jefa de la célula técnica anticovid de la OMS, María Van Kerkhove, dijo que a lo largo de la pandemia hubo otros países que registraron una trayectoria de aumento de casos similar a la que vive India, pero en ningún caso alcanzó una magnitud similar ni hundió a los hospitales de la misma manera.

Los casos de COVID-19 crecen de forma alarmante en India desde hace nueve semanas y sólo la última alcanzaron los 5,7 millones de infecciones, aunque la OMS está convencida de que los casos reales fueron muchos más.

Van Kerkhove sostuvo que situaciones como ésta son el resultado de que no se sigan las medidas de salud pública recomendadas de forma estricta (distanciamiento físico, uso de mascarillas adecuadas y evitar las aglomeraciones) y recomendó que se sigan aplicando en la medida de lo posible.

Pedido a Twitter.

El gobierno indio pidió a Twitter que retire decenas de tuits, que criticaban su gestión del brote de coronavirus. Twitter ha retenido algunos de los tuits tras la petición legal del gobierno indio, dijo una portavoz de la compañía a Reuters.

El gobierno dio una orden de emergencia para censurar los tuits, reveló Twitter en la base de datos Lumen, un proyecto de la Universidad de Harvard. En la solicitud del gobierno, fechada el 23 de abril y divulgada en Lumen, se mencionaban 21 tuits. Entre ellos había tuits del legislador Revnath Reddy, de un ministro del estado de Bengala Occidental, Moloy Ghatak, y del cineasta Avinash Das.

En su solicitud, el gobierno citó la Ley de Tecnología de la Información de 2000, según Lumen. En el pasado, India ha usado la Ley de Tecnologías de la Información para bloquear información en un intento de proteger la “soberanía e integridad de India” y mantener el orden público, entre otras cosas.

Mujer usando el celular. Foto: Shutterstock
Mujer usando el celular. Foto: Shutterstock

“Cuando recibimos una solicitud legal válida, la revisamos de acuerdo con las normas de Twitter y la legislación local”, dijo la portavoz de Twitter en un comunicado.

“Si el contenido viola las normas de Twitter, el contenido será eliminado del servicio. Si se determina que es ilegal en una jurisdicción concreta, pero no infringe las normas de Twitter, podemos retener el acceso al contenido sólo en la India”, añadió.

Italia, desconfinamiento y rescate económico

El jefe de gobierno italiano Mario Draghi presentó ayer lunes el colosal plan para reactivar la economía financiado por la Unión Europea, mientras arrancó el desconfinamiento con la apertura de bares, restaurantes, cines, museos y salas de conciertos de casi toda Italia.

“Está en juego el destino de Italia, su credibilidad, como país fundador de la Unión Europea y como protagonista del mundo occidental”, advirtió Draghi ante la Cámara de Diputados.

Italia va a recibir 191.500 millones euros (231.600 millones de dólares) en subvenciones y préstamos y planea usar recursos propios por más de 30.000 millones de euros.

“Estoy seguro de que la honestidad, la inteligencia (...) prevalecerán sobre la corrupción, la estupidez y los intereses individuales”, dijo Draghi entre aplausos.

Después de meses de restricciones, de arrancar y parar de cara a la segunda y tercera ola de COVID-19, con un promedio de 300 a 500 muertos diarios, Italia espera que las reaperturas decretadas a partir de ayer lunes sean irreversibles y marquen el comienzo de una vida normal.

La pandemia se ha cobrado la vida de casi 120.000 personas en Italia.

Draghi, quien tomó el gobierno en febrero, explicó que asumía un “riesgo calculado” con las aperturas y que las probabilidades de que sean definitivas dependerá del respeto de los protocolos de seguridad y del avance de la campaña de vacunación.

La tercera mayor economía de la zona euro, que perdió el año pasado un millón de puestos de trabajo y registró una caída del PIB del 8,9%, será sometida a una verdadera terapia de choque gracias a los fondos europeos.

Entre las principales prioridades figuran la renovación de buena parte de sus infraestructuras, que incluye construir líneas ferroviarias, autopistas e incluso puertos. “El gobierno quiere dejar a las nuevas generaciones un país más moderno”, adelantó Draghi.

EE.UU. dará 60 millones de dosis de AstraZeneca.

Estados Unidos enviará a otros países hasta 60 millones de dosis de AstraZeneca, mientras el presidente Joe Biden se comprometía a ayudar a la India. Estados Unidos ha comprado esta vacuna, que no está autorizada en el país y probablemente no será necesaria para vacunar a los estadounidenses. “Estados Unidos entregará 60 millones de dosis de AstraZeneca a otros países a medida que estén disponibles”, tuiteó Andy Slavitt, asesor principal de la Casa Blanca para la lucha contra el coronavirus. Los primeros 10 millones de dosis podrían estar disponibles en las próximas semanas.

Vacuna de Astrazeneca contra el COVID-19. Foto: AFP
Vacuna de Astrazeneca contra el COVID-19. Foto: AFP

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo que los países receptores no se han decidido. Pero India parece ser uno de los principales aspirantes después de que Biden sostuviera una llamada telefónica con el primer ministro Narendra Modi, quien le pidió ayuda para enfrentar la grave emergencia sanitaria.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados