UN PAÍS A OSCURAS

La crisis se agrava: Venezuela otra vez paralizada por apagón

Maduro denuncia “terrorismo”; Guaidó dice que el régimen tiene una “guerra imaginaria”.

Como el apagó anterior, el servicio se suspendió en casi toda Venezuela. Foto: Reuters.
Como el apagó anterior, el servicio se suspendió en casi toda Venezuela. Foto: Reuters.

Cuando aún no se recuperaba del apagón masivo que duró varios días a principios de mes, y que provocó la muerte de al menos 12 pacientes en hospitales públicos, Venezuela quedó otra vez sin luz. Y otra vez el régimen de Nicolás Maduro prefirió apuntar su dedo acusador a la oposición, a la que responsabilizó de actos “terroristas”. Ayer martes las calles en Caracas estaban desoladas y los comercios cerrados. El metro y los ferrocarriles no funcionaron.

Además de la capital, el corte afecta a 21 de los 23 estados, según reportes de usuarios en redes sociales. La falla comenzó el lunes a las 13.22 hora de Venezuela (14.22 de Uruguay) y colapsó el suministro de agua, las redes de telefonía e internet y la banca electrónica, vital ante la falta de efectivo que genera la voraz hiperinflación. El apagón obligó a extender hasta el jueves la suspensión de actividades laborales y las clases.

Las tiendas o restaurantes que optaron por abrir sus puertas lo hicieron para recibir pagos en dólares u otras monedas extranjeras.

Los apagones son frecuentes en Venezuela, y sistemáticamente el régimen los atribuye a sabotajes de la oposición y Estados Unidos.

En esta ocasión Maduro denunció que un “incendio de gran magnitud” provocado por “terroristas” amparados por Estados Unidos, prolonga el apagón. Según un comunicado que Maduro difundió en Twitter, “el sistema eléctrico nacional sufrió dos arteros ataques terroristas”. El primero, sostiene Maduro, ocurrió el lunes luego del mediodía en el área de generación y transmisión de la hidro-eléctrica de Guri, en el estado Bolívar (sur), que provee de energía a 80% de Venezuela. El segundo se habría registrado por la noche del lunes, cuando los trabajos de recuperación habían alcanzado “los más altos niveles de generación” desde el 7 de marzo.

En Twitter, el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, difundió videos y fotografías de instalaciones eléctricas consumidas por las llamas.

“Guerra imaginaria”

Sin embargo, el líder opositor y presidente interino Juan Guaidó, reconocido por medio centenar de países, desestimó la versión oficial.

“No hay ninguna explicación sensata, creíble (…), ya no es un ciberataque o un pulso electromagnético, ahora es un sabotaje, cuando ellos tienen militarizadas cada una de las instalaciones eléctricas”, expresó Guaidó.

Las instalaciones eléctricas venezolanas se encuentran militarizadas desde 2013 y su acceso está restringido. Especialistas sostienen que los cortes de luz son producto del deterioro en el servicio tras años de falta de inversión desde que, en 2007, el fallecido presidente Hugo Chávez nacionalizó el sector eléctrico.

“El régimen usurpador tiene una guerra eléctrica imaginaria y la perdió”, dijo Guaidó. “No les importa que no haya luz porque en sus prioridades no está el pueblo venezolano. El cese de la oscuridad vendrá con el cese de la usurpación”, aseguró desde el Congreso.

Cuando se retiraba del edificio del legislativo, la camioneta donde iba Guaidó fue atacada con piedras por simpatizantes del oficialismo armados, quienes intentaron abrir las puertas del vehículo, según un testigo de Reuters.

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa de Venezuela denunció ayer martes que al menos una decena de periodistas fueron agredidos y robados en las cercanías del Parlamento. Foto: Reuters.
El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa de Venezuela denunció ayer martes que al menos una decena de periodistas fueron agredidos y robados. Foto: Reuters.

“Nos habremos muerto”

El masivo apagón de una semana a principios de marzo afectó con dureza a los hospitales, ya castigados por la falta de insumos y medicinas. Según oenegés, una decena de pacientes murieron a raíz de los cortes.

“Si no vuelve la luz, tenemos el problema de que no nos dializan”, se lamentó Nelson Rosales, de 80 años, en un hospital de Caracas donde se vivían escenas de verdadero dramatismo. “Suponte tú que la luz llegue el jueves, ¿Qué pasa si llega el jueves?; nos habremos muerto todos”, advirtió este hombre que está en diálisis desde hace diez años.

“Sin luz, sin plata y sin agua y con Maduro presidente... cómo vamos a estar”, comentó resignado Rafael Sánchez, que caminó dos horas y media para llegar a su trabajo, una pizzería que estaba a oscuras y semicerrada.

Este apagón es un nuevo golpe a la colapsada economía venezolana. Según estimaciones del parlamento opositor y organizaciones gremiales, el corte que del 7 al 14 de marzo paralizó al país, provocó pérdidas de mil millones de dólares.

Tras esa crisis, Maduro anunció una reestructuración de su gabinete y prometió una “transformación profunda” de las empresas del sector, además de blindar la infraestructura con la Fuerza Armada. Más de una semana después nada de eso se produjo.

Tensión EEUU-Rusia

Los apagones y el agravamiento de la crisis, se producen en momentos en que Guaidó prepara una movilización nacional hacia el palacio presidencial de Miraflores en Caracas para asumir su control, en fecha por definir, y no descarta pedir al Parlamento que autorice una intervención militar extranjera.

Estados Unidos, su más ferviente aliado, tampoco excluye una acción militar para sacar a Maduro, a quien se ha propuesto estrangular económicamente con sanciones como un embargo petrolero que se hará efectivo el próximo 28 de abril.

En medio de la presión internacional para que Maduro abandone el poder, Rusia y China, principales acreedores de la deuda externa de Venezuela (estimada en 150.000 millones de dólares), se han convertido en los grandes aliados del régimen, cada vez más aislado por la comunidad internacional.
El pasado sábado dos aviones de las Fuerzas Armadas rusas aterrizaron en el aeropuerto que sirve a Caracas transportando un centenar de milita- res y equipos, confirmó la agencia estatal rusa Sputnik, desatando un cruce de acusaciones entre Estados Unidos y Rusia sobre la injerencia en la crisis venezolana.

MÁS

Estados Unidos y Venezuela

Senador pide definir sanciones: El miembro de más alto rango del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, Bob Menéndez, urgió al gobierno de Donald Trump determinar si Venezuela es pasible de sanciones por sus lazos con Rusia, luego de que se confirmara el envío de militares rusos para apoyar al régimen de Nicolás Maduro. Menéndez pidió al secretario de Estado, Mike Pompeo, definir si Venezuela está sujeta a las medidas punitivas previstas en la “Ley contra los adversarios de Estados Unidos mediante sanciones”.

Esposa de guaidó en la Casa Blanca:
El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, se reunirá hoy miércoles en la Casa Blanca con Fabiana Rosales, la esposa del líder opositor venezolano Juan Guaidó, mientras que la primera dama Melania Trump se entrevistará con ella el jueves en Mar-a-Lago (Florida). Una funcionaria de la Casa Blanca informó a EFE del encuentro entre Pence y Rosales, en el que el vicepresidente “reiterará de nuevo el compromiso inquebrantable de Estados Unidos con la defensa de una Venezuela libre”.

El Hermano de chávez en Cuba: El nuevo embajador de Venezuela en Cuba, Adán Chávez Frías, hermano del fallecido presidente Hugo Chávez Frías, presentó sus Copias de Estilo al régimen de la isla. Adán Chávez reemplazará Alí Rodríguez tras su muerte en La Habana en noviembre pasado. Al anunciar el nombramiento de su nuevo embajador en Cuba, Nicolás Maduro indicó que Adán Chávez continuaría ejerciendo las funciones de vicepresidente de Asuntos Internacionales del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Rusia defiende presencia militar en apoyo a Maduro

La Cancillería rusa defendió ayer martes el envío de militares a Venezuela. “La presencia de especialistas rusos en territorio de Venezuela es regulada por el Acuerdo de Cooperación Técnico-Militar suscrito en mayo de 2001 por los Gobiernos de Rusia y Venezuela y que fue ratificado en su momento por ambos países”, dijo María Zajárova, portavoz rusa de Exteriores, en un comunicado.

La diplomática precisó que el cumplimiento del acuerdo no necesita de la “aprobación adicional” de la Asamblea Nacional, presidida por el líder opositor Juan Guaidó, reconocido por más de 50 países.

Zajárova subrayó que Moscú “tiene intención de continuar construyendo una cooperación constructiva tanto con Venezuela, que es socio estratégico de Rusia, como con otros países de América Latina y del Caribe”.

A su vez, refutó las críticas de la OEA, que calificó este lunes de “inadmisible” la llegada de tropas rusas a Venezuela para prestar apoyo al “régimen usurpador” de Nicolás Maduro.

La portavoz de la Cancillería opinó que la OEA, a la que calificó de “órgano técnico”, no es quién para ordenar a un país soberano con quién cooperar.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, advirtió el lunes en conversación telefónica a su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, que su país no permanecerá de brazos cruzados mientras Rusia “exacerba” la tensión en Venezuela.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados