AVANCE DE LA PANDEMIA

Coronavirus: se disparan las muertes en Brasil e infectados en Chile

El gobierno de Jair Bolsonaro volvió a contratar a 150 médicos cubanos.

Tabatinga: un paciente de COVID-19 es trasladado desde la triple frontera Brasil-Colombia-Perú a Manaos. Foto: Reuters
Tabatinga: un paciente de COVID-19 es trasladado desde la triple frontera Brasil-Colombia-Perú a Manaos. Foto: Reuters

Brasil, con más de 1.000 muertos en un solo día por primer vez, y Chile con una disparada de casos y con revueltas en barrios pobres de Santiago que obligaron a desplegar a los militares, son por estas horas los países que presentan las situaciones más delicadas en torno al avance de la pandemia del nuevo coronavirus en la región.

Brasil, que hace ya tiempo es el epicentro del nuevo coronavirus en América Latina, contabilizó ayer martes 1.179 muertes, para un total de 17.971, y 17.408 nuevos casos confirmados, con lo que los contagios subieron hasta los 271.628.

De acuerdo con el boletín divulgado por el Ministerio de Salud, los estados de San Pablo y Río de Janeiro, el primero y tercero más poblados del país, también registraron una cifra récord de muertes diarias, con 324 y 227 óbitos respectivamente.

De acuerdo con el observatorio internacional de la universidad Johns Hopkins de Estados Unidos, Brasil entró al grupo de países que superaron el millar de muertos en un solo día. Integra esa lista junto a Estados Unidos, que tiene el récord con 2.612 óbitos el 29 de abril; Francia con 1.417 muertes el 7 de abril: China, que tuvo 1.290 fallecimientos el 17 de abril, y el Reino Unido, con 1.172 decesos el 29 de abril.

En esa estadística, Brasil superó a España, que contabilizó 961 muertes el 2 de abril, e Italia, con 919 fallecidos el 27 de marzo.

El lunes, Brasil se convirtió en el tercer país más afectado por el COVID-19, tras superar a Reino Unido en el número de casos, y la tendencia es que los números de contagiados y muertos sigan creciendo de forma exponencial hasta julio, para cuando se espera el pico de la curva de incidencia.

Médicos cubanos

La delicada situación en Brasil llevó al gobierno de Jair Bolsonaro a volver a reclutar a más de 150 médicos cubanos para ampliar sus servicios de salud, un año y medio después de que Cuba se retirara de un programa de cooperación sanitaria que funcionaba bajo los gobiernos del Partido de los Trabajadores.

El lunes el gobierno publicó los nombres de los cubanos autorizados para volver a actuar en el programa “Mais médicos”, bajo el cual Cuba llegó a enviar unos 8.000 doctores a Brasil.

Lanzado en 2013 por la presidenta Dilma Rousseff del PT, el programa permitió dar asistencia a la población de las regiones más pobres y rurales de Brasil.

Los médicos eran contratados por Brasil vía la Organización Panamericana de la Salud (OPS), un convenio que Bolsonaro criticó duramente en su campaña presidencial en 2018.

Bolsonaro comparó con la “esclavitud” el hecho de que los médicos debían entregar una parte de su salario al régimen cubano, a la vez que cuestionaba la capacidad y formación de esos profesionales de la salud.

El régimen cubano retiró furioso a sus médicos de Brasil en noviembre de 2018, poco antes de que Bolsonaro asumiera el poder en enero de 2019.

Sin embargo, cientos de médicos cubanos decidieron quedarse en Brasil, en algunos casos porque se habían casado o comenzado una familia. Pero perdieron su licencia para ejercer y en muchos casos tuvieron que buscar otros trabajos.

Revueltas en Santiago

Una fuerte presencia militar se impuso en las zonas populares de Santiago donde el lunes hubo protestas por comida y trabajo en medio de una cuarentena total, mientras en Chile los nuevos contagios de coronavirus se dispararon ayer martes un 55% respecto al lunes hasta rozar los 50.000 casos.

Con decenas de militares y camiones del ejército en la zona de la comuna El Bosque, se aplacaron las calles donde el lunes un centenar de vecinos se enfrentaron con palos y piedras a policías antimotines, tras el primer día hábil de la cuarentena que rige desde el viernes en la capital. “Estamos en un momento muy complejo, muy difícil, con mucha preocupación ciudadana”, dijo el ministro de Salud, Jaime Mañalich.

El número de contagios subió el martes a 49.579, tras registrar el mayor incremento diario de nuevos infectados desde el principio de la epidemia: 3.520.

Ayer martes también se alcanzó un récord de fallecidos, 31 personas, lo que lleva a 509 muertos desde el 3 de marzo.

“Tenemos hambre”, “necesitamos trabajar, necesitamos que llegue algo de ayuda”, se escuchaba entre vecinos de los barrios más vulnerables de Santiago, parte de los 11,7% de pobres que tiene Chile de casi 18 millones de habitantes.

El ministro Mañalich se refirió a los reclamos de sectores populares: “Estamos viendo lo que denominamos una pandemia social. Produce pérdida de empleos, falta de recursos y lo peor, produce hambre. Por eso el presidente está tomando una serie de medidas para que el hambre no golpee a los más desposeídos”.

El titular de Salud declaró: “La crisis sanitaria y social que vivimos no tiene precedentes en Chile, es por eso que hay que dimensionar adecuadamente cuál es el desafío que enfrentamos y hacerle frente, todos unidos”.

El domingo en la noche el presidente Sebastián Piñera anunció en un mensaje al país que se distribuirían 2,5 millones de canastas de alimentos a los más pobres, aunque no dio plazos ni precisó en qué lugares. Los alcaldes de los sectores más afectados no estaban enterados de ese plan.

Récord de contagios para un día en Argentina

Ayer martes Argentina reportó otra cifra récord de contagios por coronavirus: 438 personas dieron positivo al test del COVID-19 y los infectados en el país llegaron a 8.809. También se confirmaron nueve muertes y el total de víctimas fatales llegó a 393. En el extremo opuesto, los que ya superaron el virus suman 2.872.

La cifra récord se sustenta, principalmente, por la suba de casos en la ciudad y en la provincia de Buenos Aires, donde también se registraron la mayor cantidad de contagios para una misma jornada. En el caso de la provincia de Buenos Aires, el máximo de contagios en una jornada se había registrado el 29 de abril con 103: ayer martes reportó 157. En tanto, la Ciudad de Buenos Aires había tenido su mayor registro de contagios el 15 de mayo con 214: el nuevo techo llegó a 224.

Según el Ministerio de Salud argentino, ayer martes se testearon 2.805 personas, y desde el inicio del brote se llevan realizados 108.634 diagnósticos. Esto representa un total de 2.394 muestras por millón de habitantes. Además, la edad promedio de contagios sigue bajando y ya se ubica en los 39 años.

Uno de los principales focos de la pandemia en Buenos Aires está en el asentamiento Villa 31. “La mañana huele a cloro y lavandina en la Villa 31, en medio de la dura lucha contra el coronavirus”, decía ayer una nota del diario La Nación al informar del equipo de desinfección que recorre las calles y los pasillos del barrio con unas máquinas que se oyen como una cortadora de césped, pero usan la potencia del motor para rociar las paredes con una mezcla esterilizante. Aunque, desde la OMS , cuestionan esta práctica, recuerda la nota.

La Nación/GDA

CBF espera que a fines de junio vuelva el fútbol
Foto: Gerardo Pérez

El fútbol brasileño podría reanudarse a fines de junio, dijo ayer martes a Reuters el secretario general de la federación local, a pesar de que el número de casos de coronavirus sigue aumentando en el país.

Walter Feldman dijo que el regreso a las canchas en la Bundesliga, donde se jugaron nueve partidos de primera división el pasado fin de semana después de un receso de dos meses, fue un ejemplo positivo para el fútbol mundial. “Era necesario detenerse y regresar cuando sea posible”, dijo Feldman. “Eso es lo que aprendimos del regreso del fútbol en Alemania. Alemania es una gran señal”. “No tengo dudas de que en junio, con el regreso de los entrenamientos (...) y la posible flexibilidad por parte de las autoridades sanitarias, el fútbol puede regresar con restricciones”, dijo el dirigente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF).

El optimismo de Feldman llega un día después de que Brasil se convirtiera en el país con el tercer mayor número de infecciones confirmadas, detrás de Estados Unidos y Rusia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados