EL COMBATE AL VIRUS

El coronavirus cede algo en Asia, mientras que Italia entra en cuarentena

Las medidas draconianas comienzan a dar resultados. En China y Corea del Sur el virus comienza a ceder, pero en Italia se agrava.

Italia, convertido desde ayer martes en “zona protegida” y prácticamente aislado del resto del mundo. Foto. AFP
Italia, convertido desde ayer martes en “zona protegida” y prácticamente aislado del resto del mundo. Foto. AFP

Dos caras del mismo drama. La expansión del coronavirus está retrocediendo en China -origen de la epidemia- y en Corea del Sur, pero la situación se agrava en Italia, país convertido desde ayer martes en “zona protegida” y prácticamente aislado del resto del mundo.

En Corea del Sur el número de contagiados diarios cayó por primera vez en el principal foco del virus, la ciudad de Daegu, en el sureste del país, donde ayer se registraron 92 nuevos casos. El país asiático ha testeado a 202.631 personas (lo que supone más de 3.900 pruebas por cada millón de habitantes, el mayor volumen hasta ahora en el mundo desde que comenzó la epidemia a fines de 2019).

“Es demasiado pronto para decir que hemos tenido éxito. Incluso en China”, dijo en Seúl el presidente de la Sociedad Coreana de Epidemiología, Kim Dong-hyun.

Mientras, las autoridades sanitarias chinas informaron ayer martes de un nuevo mínimo de nuevos positivos por el coronavirus. El anuncio coincide con la primera visita del presidente chino, Xi Jinping, a la ciudad de Wuhan, a la que acudió, según la prensa estatal, “para inspeccionar el trabajo de prevención y control del nuevo coronavirus”. Protegido con una mascarilla, Xi se reunió con trabajadores sanitarios, realizó una teleconferencia con enfermos y visitó uno de los hospitales provisionales construidos en tiempo récord, el de Huoshenshan.

El papa Francisco dando misa en una capilla sin fieles a causa del coronavirus. Foto: AFP
El papa Francisco dando misa en una capilla sin fieles a causa del coronavirus. Foto: AFP

Desde su aparición, a finales de diciembre en Wuhan, el nuevo coronavirus ha contagiado a 117.356 personas en 107 países y territorios. De ellas, 4.252 han muerto, según cifras oficiales disponibles ayer martes a la hora 14 de Uruguay. La enfermedad se acerca ya a la pandemia, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Fuera de China, ayer martes se superó la cifra simbólica de los mil muertos, con decesos principalmente en Italia (631 muertos), Irán (291 muertos), Corea del Sur (54 muertos) y España (36 muertos).

En Italia se vivió ayer martes el primer día con restricciones a la movilidad. El Gobierno convirtió al país en “zona protegida” y ya no hay una “zona roja” como las localidades del norte, las más afectadas por el Covid-19.

En Italia se vivió ayer martes el primer día con restricciones a la movilidad. Foto: AFP
En Italia se vivió ayer martes el primer día con restricciones a la movilidad. Foto: AFP

La gente en Italia puede salir a la calle y moverse por el territorio, pero solo si puede justificar que lo hace por motivos laborales, de salud o de necesidad. Grandes aerolíneas anunciaron que cancelaron sus vuelos hacia y desde Italia. Además, España prohibió todos los vuelos procedentes de Italia, Malta suspendió toda conexión por aire o mar y Austria y Serbia impedirán temporalmente la entrada a su territorio desde Italia.

El Gobierno italiano está preocupada por el impacto económico que se derivará de esta situación y por eso este martes el primer ministro, Giuseppe Conte, mantuvo una conversación telefónica con la presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula Von der Leyen. Conte avisó el lunes que Italia estudia pedir mayor margen para incrementar su déficit previsto para 2020, después de haber solicitado una desviación del gasto público del 0,3% del PIB, que incrementa el déficit para 2020 del 2,2% estimado en septiembre al 2,5%.

En Bruselas, la Unión Europea anunció que empleará “todas las herramientas necesarias” para superar la crisis del coronavirus, anunciaron ayer martes los presidentes de la CE, Ursula von der Leyen, y del Consejo Europeo, Charles Michel, tras una videoconferencia con los líderes de la UE.

En Estados Unidos también preocupan los efectos económicos del coronavirus. El presidente Donald Trump fue ayer al Congreso para reunirse con senadores republicanos y coordinar con ellos un plan de estímulo económico, que podría incluir recortes de impuestos y asistencia a aerolíneas y hoteles. Trump dijo que no se le ha realizado una prueba de detección del coronavirus, y sostuvo que no tiene síntomas de la enfermedad. “Me siento extremadamente bien”, dijo Trump tras la reunión con los senadores.

La epidemia afectó las campañas electorales de los dos aspirantes a la candidatura demócrata para las elecciones de noviembre. Joe Biden y Bernie Sanders cancelaron ayer martes mitines en Ohio.

Sanders. Ante las críticas, reiteró que en Cuba hay una dictadura. Foto: Reuters
Bernie Sanders. Foto: Reuters

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, desplegó a la Guardia Nacional en una “zona de contención” de 1,6 km de diámetro en el epicentro del coronavirus, en New Rochelle, 45 minutos de Manhattan.

En Japón, el primer ministro Shinzo Abe aprobó un proyecto de ley que permitiría declarar un estado de emergencia, a menos de cincos meses de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

En el Mercosur también se están tomando medidas fuertes. Aerolíneas Argentinas canceló vuelos a Roma hasta finales de abril y algunos a Miami y Orlando. Paraguay suspendió eventos públicos masivos y actividades educativas por 15 días. Y Uruguay anunció un plan de emergencia contra la epidemia.

Consecuencias en Italia

En Italia, uno de los países más afectados, la basílica y la plaza de San Pedro estarán cerradas al público hasta el 3 de abril “para evitar la propagación del nuevo coronavirus”, anunció ayer martes el Vaticano.

Harvard pide a alumnos que no vuelvan

La universidad de Harvard pidió ayer martes a sus estudiantes que no regresen a su campus en Cambridge (Massachusetts) tras las vacaciones de primavera debido al coronavirus y anunció que impartirá remotamente todas sus clases a partir del 23 de marzo, el día en que en principio se reanudaba la actividad.

“Los estudiantes son invitados a no volver al campus después de las vacaciones de primavera y a cumplir con sus obligaciones académicas de manera remota hasta nuevo aviso. Los estudiantes que tengan que quedarse en el campus también serán instruidos a distancia y deberán prepararse para una limitación severa de las actividades”, dijo en un comunicado el presidente de esta prestigiosa institución, Larry Bacow.

Además de estas medidas, la universidad evitará reuniones con más de 25 personas.

Bacow expuso que “la decisión de pasar a las docencia virtual no fue tomada a la ligera” y que todas las acciones han sido tomadas “de acuerdo con las recomendaciones de las instituciones sanitarias líderes para evitar la expansión del Covid-19”.

Harvard se suma a otras universidades en Estados Unidos que han cancelado las clases presenciales a la vuelta de las vacaciones, como Columbia, Princeton y Stanford.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados