El revisionismo español

Congreso español aprueba exhumar restos de Franco

Se prevé que antes de fin de año sea retirado del Valle de los Caídos.

Valle de los Caídos: el monumento fue construido por orden de Franco luego de la Guerra Civil Española (1936-1939) por prisioneros del bando republicano. Foto: AFP
Valle de los Caídos: el monumento fue construido por orden de Franco luego de la Guerra Civil Española (1936-1939) por prisioneros del bando republicano. Foto: AFP

El Congreso español aprobó ayer jueves un decreto del gobierno socialista para exhumar los restos del dictador Francisco Franco del mausoleo donde yace, al noroeste de Madrid. El decreto fue aprobado con 172 votos a favor, dos en contra y 164 abstenciones, un resultado que fue recibido con una ovación en la cámara. El Partido Popular (PP) y los liberales de Ciudadanos se abstuvieron.

Los planes de exhumación han dividido a los partidos políticos y a la opinión pública en España. Mientras algunos detractores de la decisión —entre ellos la familia de Franco— afirman que se trata de una medida "revanchista" con fines electorales, los partidarios critican que se trata del único monumento en pie a un líder fascista en Europa.

El gobierno del socialista Pedro Sánchez hizo de la exhumación de los restos de Franco una de sus prioridades desde su llegada al poder el 1º de junio. "Justicia. Memoria. Dignidad. Hoy España da un paso histórico para la reparación de los derechos de las víctimas del franquismo. Hoy nuestra democracia es mejor", escribió Sánchez ayer en Twitter.

Lápida: la tumba es un lugar de veneración a Franco. Foto: AFP
Lápida: la tumba es un lugar de veneración a Franco. Foto: AFP

El gobierno pretende sacar los restos antes de fin de año del Valle de los Caídos, donde yace el general gallego desde el 23 de noviembre de 1975, tres días después de su muerte y tras haber gobernado España con puño de hierro desde el fin de la Guerra Civil (1936-1939). Ese monumento fue mandado construir por Franco y en él trabajaron presos republicanos. En el mismo lugar también está enterrado el fundador del partido fascista español Falange, José Antonio Primo de Rivera.

La exhumación de Franco atajará "una anomalía extraordinaria, que consiste en tener al dictador en un mausoleo de Estado y en un lugar donde puede ser exaltado", alegó la vicepresidenta Carmen Calvo antes de la votación.

La familia del dictador, aunque se opone a la exhumación y anunció acciones legales, hizo saber a fines de agosto que, si sale del Valle de los Caídos, se hará cargo de los restos.

Calvo afirmó ayer que los restos de Franco se tratarán con "respeto" y se trasladarán al lugar que designe su familia o, en todo caso, "a un lugar digno".

En este sentido, el historiador hispanista británico Paul Preston propuso que, dado que la exhumación del dictador no será bienvenida por todos, sus restos sean depositados en el mar. "Considerando que cualquier tumba dentro de España podría simplemente sustituir al Valle de los Caídos como lugar de peregrinación para sus adeptos, se podría proponer un entierro en el mar", propuso Preston en una respuesta a EFE desde Londres.

Debate político.

Tras la votación, los diputados que apoyaron el decreto de exhumación rompieron en aplausos y dirigieron sus miradas hacia la tribuna de invitados, en la que seguían el debate víctimas de la dictadura.

La votación fue utilizada por la vicepresidenta Calvo para criticar al PP y Ciudadanos por su abstención en la votación, lamentado que "las derechas se pongan de perfil frente a la dictadura".

"Es inentendible y vergonzoso" que "las derechas quieran decirle a los españoles que el problema está en otro sitio, en una tesis doctoral", dijo Calvo ante periodistas, en referencia a una polémica por supuesto plagio en la tesis doctoral del presidente Pedro Sánchez.

"La cortina de humo del cadáver de Franco no da para tapar su incapacidad, su debilidad y su incompetencia", recriminó el diputado de Ciudadanos José Manuel Villegas.

Durante la dictadura (1939-1975), decenas de miles de opositores a Franco fueron asesinados y encarcelados en una campaña destinada a erradicar la disidencia. Hasta medio millón de combatientes murieron en la guerra civil.

En la transición a la democracia, a finales de la década de 1970, se decretó el perdón de los crímenes políticos durante la dictadura. Muy pocas familias han logrado poner en marcha el proceso para desenterrar los restos de los caídos de ambos bandos en fosas.

Qué hacer con el valle de los caídos

El Mausoleo.
Los restos del dictador Francisco Franco se encuentran bajo una lápida en el altar de la basílica en el Valle de los Caídos, un complejo monumental a unos 50 km al noreste de Madrid que posee una impresionante cruz de 150 metros de altura que se puede observar a muchos kilómetros. Junto a él yacen los restos de unos 27.000 combatientes de su bando y de unos 10.000 opositores republicanos, motivo por el que el "generalísimo" presentó en vida el Valle como un lugar de "reconciliación" entre españoles.

¿Y ahora?.
Una vez los restos de Franco estén fuera del Valle de los Caídos, habrá que decidir qué hacer con el monumento, considerado un símbolo del franquismo. Unidos Podemos (izquierda) y los grupos nacionalistas (catalanes y vascos) reclamaron la recuperación de víctimas de fosas comunes, la anulación de las sentencias del franquismo, o la desacralización y "resignificación" del Valle de los Caídos. Todas estas cuestiones quedaron sin resolver en la Ley de Memoria Histórica de 2007 del gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º