ESTADOS UNIDOS

Congreso confirma a Biden como presidente electo pese al intento de Trump por frenarlo

Trump confirmó anoche que hablará en el acto en Washington convocado por sus simpatizantes para protestar contra la certificación en el Congreso de los resultados de las presidenciales.

Joe Biden, presidente electo de Estados Unidos. Foto: AFP
Joe Biden, presidente electo de Estados Unidos. Foto: AFP

Hoy será un día políticamente agitado en Washington. Por un lado, el Congreso de Estados Unidos ratificará la victoria electoral del demócrata Joe Biden, que asumirá el 20 de enero. Por otro, los partidarios del republicano Donald Trump realizarán un acto masivo, en el que hablará el propio presidente saliente, que sigue sin admitir su derrota y agitando un supuesto fraude que no ha podido demostrar.

Todo un día después de las elecciones en el estado de Georgia para definir las dos bancas en el Senado que faltan adjudicar. Esas dos bancas -los resultados se conocerán en estas horas-, determinarán qué partido tendrá la mayoría en el Senado.

Trump confirmó anoche que hablará en el acto en Washington convocado por sus simpatizantes para protestar contra la certificación en el Congreso de los resultados de las presidenciales del pasado de 3 de noviembre.

“Hablaré en el SAVE AMERICA RALLY (Salvemos a Estados Unidos)”, tuiteó Trump.

Cientos de partidarios del presidente saliente comenzaron a reunirse ayer martes para el acto. Procedentes de todos los rincones del país, los manifestantes dijeron estar respondiendo a la convocatoria de Trump a concentrarse en la capital cuando el Congreso certifique la victoria de Biden.

Trump tuiteó el mes pasado que sus seguidores deberían encontrarse en Washington DC para lo que prometió sería un día de protestas “salvaje”.

Gran parte del centro de la capital ha sido tapiado, con tiendas y negocios cerrados por la pandemia y por temores de que se repita la violencia que sacudió a la ciudad durante las marchas en reclamo de justicia racial el año pasado.

Trump se ha negado a aceptar que perdió las elecciones, haciendo repetidas e infundadas afirmaciones de fraude o manipulación de votos en los estados donde fue derrotado por Biden por estrecho margen.

Más de la mitad de los votantes republicanos cree que Trump ganó o no está seguro de quién ganó, según una encuesta realizada en diciembre por investigadores de las principales universidades estadounidenses, incluida Harvard.

En el Congreso.

El vicepresidente saliente, Mike Pence, presidirá la sesión conjunta del Congreso de hoy miércoles, en la que los legisladores confirmarán estado por estado los votos del Colegio Electoral.

Esa certificación suele ser una formalidad, pero Trump ha estado presionando a Pence para que anule la victoria de Biden, al afirmar falsamente que el vicepresidente tiene la autoridad para descartar los votos a favor de Biden.

Senado de Estados Unidos. Foto: AFP
Senado de Estados Unidos. Foto: AFP

¿A Escocia?

Se especula que Trump viajaría a uno de sus club de golf en Escocia para no estar en la asunción de Biden.

Ayer martes la primera ministra escocesa, Nicola Sturgeon, se hizo eco de esta información. Sturgeon afirmó que la prohibición de viajar a la región durante el confinamiento se aplica también a Trump.

El diario británico The Sunday Post informó que el aeropuerto de Glasgow Prestwick fue advertido de la llegada el 19 de enero de un avión Boeing 757 que Trump utiliza ocasionalmente. Sin embargo, contactado por AFP, el aeropuerto lo negó: “podemos confirmar que no esperamos una visita de Donald Trump en enero”, afirmó una portavoz.

Escocia se encuentra desde ayer martes en un nuevo confinamiento total debido al coronavirus, que incluye la prohibición de viajar dentro y fuera de esa nación británica excepto por razones esenciales.

Sturgeon dijo no tener “ni idea” de los planes de Trump pero insistió en las restricciones. “No vamos a permitir que la gente entre en Escocia sin un propósito esencial y eso se aplicaría a él como a cualquiera”, afirmó. “Y venir a jugar al golf no es lo que yo consideraría un propósito esencial”, agregó.

Si Trump desairase la toma de posesión de su sucesor rompería con más de un siglo de tradición.

Trump es propietario de dos complejos de golf en Escocia: el Trump International Golf Links Scotland en Aberdeenshire, en el noreste, y Turnberry en Ayrshire, en el suroeste.

Segunda vuelta en Georgia.

El control del Senado de Estados Unidos, y con él la capacidad de bloquear o promover la agenda del presidente electo Joe Biden, se definió ayer martes en las elecciones de segunda vuelta en Georgia.

Los senadores republicanos titulares David Perdue y Kelly Loeffler compitieron con los demócratas Jon Ossoff, un realizador de documentales, y al reverendo Raphael Warnock, pastor de una histórica iglesia negra.

Para ilustrar lo que está en juego, tanto Trump como Biden hicieron campaña en Georgia el lunes; Trump en el noroeste del estado y Biden en Atlanta.

Donald Trump. Foto: Reuters
Donald Trump. Foto: Reuters

La victoria de Biden en noviembre, la primera para un candidato presidencial demócrata en Georgia en casi 30 años, no se confirmó durante más de una semana, y los posteriores desafíos legales de la campaña de Trump llevaron a que la certificación final del estado tardara hasta diciembre.

Si ahora los demócratas ganan las dos bancas de Georgia, el Senado quedaría dividido 50-50, con la votación de desempate en manos de la vicepresidenta electa Kamala Harris. Los demócratas ya tiene una estrecha mayoría en la Cámara de Representantes.

Un Senado controlado por los republicanos probablemente bloquearía muchos de los objetivos políticos más ambiciosos de Biden en áreas como el alivio económico y el cambio climático.

Para seguir la ratificación de Biden
Símbolo: el Capitolio, en Washington, sede de las negociaciones. Foto: AFP

Qué pasará hoy. Ambas cámaras del Congreso se reunirán en una sesión conjunta para abrir y contar los certificados de los votos electorales correspondientes a cada estado. La sesión normalmente es una mera formalidad para validar el resultado corroborado por el Colegio Electoral. Sin embargo, basta con que un miembro de la Cámara Baja y otro del Senado presenten una objeción para desatar un debate y una votación de ambas cámaras sobre la posibilidad de no contar los votos electorales en el estado cuestionado.

Observaciones. Al menos trece senadores republicanos y más de cien congresistas de ese partido han adelantado que presentarán o respaldarán objeciones a los resultados en varios estados. Los senadores, liderados por Ted Cruz, aseguran que no pretenden revertir el resultado de las elecciones, sino dar voz a aquellos que creen que los comicios no fueron justos, como denuncia Trump.

La sesión. Los certificados de los votos electorales se abrirán por orden alfabético, con el objetivo de contarlos para corroborar qué candidato presidencial superó la barrera de 270 votos electorales que da las llaves de la Casa Blanca (Biden obtuvo 306 y Trump 232, según confirmó el Colegio Electoral). Debido a las precauciones relacionadas con la pandemia, las votaciones en la Cámara Baja duran normalmente una hora o más, por lo que es posible que se tarde de tres a cuatro horas en resolver las objeciones en cada estado.

Sin cambios. Los demócratas controlan la Cámara de Representantes, por lo que los republicanos no tienen opciones de superar una votación por mayoría en ese hemiciclo, algo que se requiere para rechazar el resultado en cualquier estado.

Precedentes. Si bien hay precedentes de observaciones electorales, ningún desafío ha cobrado tanta fuerza como este desde el siglo XIX, y nunca en la historia de EE.UU. se ha modificado el resultado de las elecciones durante una sesión en el Congreso para contar los votos electorales.

Indulto

Los abogados de una mujer estadounidense que será ejecutada la próxima semana enviaron una petición en su nombre al presidente Donald Trump para obtener el indulto, argumentando que fue violada en grupo cuando era niña y sufre de trastornos mentales. Lisa Montgomery, condenada a muerte por haber matado a una mujer embarazada para robarle su feto, podría convertirse en la primera mujer ejecutada desde 1953.

Policías que dispararon a joven negro quedan libres.

Los policías involucrados en los disparos que hirieron gravemente al afroestadounidense Jacob Blake en agosto en Kenosha no serán procesados, anunció ayer martes el fiscal a cargo de este caso.

“Ningún agente de Kenosha será acusado (...) Basándonos en los hechos y la ley, hemos decidido que no se presentarán cargos”, dijo el fiscal local Michael Graveley en una conferencia de prensa.

Anticipándose a este anuncio, el consejo municipal declaró el estado de emergencia en esta ciudad de 100.000 habitantes en el estado de Wisconsin. También, 500 miembros de la Guardia Nacional están preparados para ser desplegados en caso de que estalle la violencia.

Blake, de 29 años, fue baleado el 23 de agosto mientras sus tres hijos lo observaban cuando intentaba entrar en su automóvil. Gravemente herido, perdió el uso de sus piernas.

La escena fue filmada por un testigo y los agentes involucrados fueron suspendidos de sus funciones.

El caso provocó tres noches de disturbios en Kenosha, que culminaron el 25 de agosto cuando un joven de 17 años disparó un rifle semiautomático contra tres manifestantes, matando a dos. Su arresto al día siguiente trajo una precaria calma a la ciudad. El joven fue posteriormente puesto en libertad bajo fianza de dos millones de dólares. Ayer martes se declaró inocente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados