ELECCIONES

Boric y Kast, dos extremos que van por la presidencia en Chile

Ambos favoritos para ocupar la Presidencia según las encuestas, fueron los que despertaron mayor interés entre los internautas, concentrando el 31% (Kast) y el 30% (Boric) de las búsquedas.

Gabriel Boric durante la campaña electoral. Foto: AFP
Gabriel Boric durante la campaña electoral. Foto: AFP

En Chile se realizará mañana domingo la primera vuelta de las elecciones presidenciales, en las que dos candidatos con visiones de país bien distintas llegan como los favoritos a pasar al balotaje del 19 de diciembre: el izquierdista Gabriel Boric y el derechista José Antonio Kast.

Los cierres de campañas reflejaron estas diferencias.

En la pequeña localidad de Casablanca, en las cercanías de Santiago, Boric prometió un modelo de desarrollo de país distinto. “Es tremendamente importante que cambiemos para avanzar en las transformaciones por las que estamos peleando; construir un Estado que garantice derechos, que garantice dignidad e igualdad es la única manera de tener estabilidad, porque no puede crecer un país que está fracturado socialmente”, afirmó Boric.

En un parque del barrio de Las Condes, en Santiago, cerró su campaña Kast. “Se enfrentan dos modelos de sociedad. El que representamos nosotros, de libertad y justicia, y el del Partido Comunista y Gabriel Boric, un país que no queremos y que tendría un pasaje seguro al caos, al hambre y a la violencia”, alegó Kast.

Con 35 años, la edad mínima para postular a la presidencia de Chile, Boric representa al pacto Apruebo Dignidad, una coalición que reúne al Frente Amplio y al Partido Comunista.

De 55 años, Kast es el candidato del Partido Republicano. “Estamos dispuestos a dar la vida si fuese necesario, dar la vida por nuestro Chile querido. Dios y la patria es lo que nos inspira”, señaló Kast en el acto de cierre junto a su mujer y ocho de sus nueve hijos.

Ambos favoritos para ocupar la Presidencia según las encuestas, fueron los que despertaron mayor interés entre los internautas, concentrando el 31% (Kast) y el 30% (Boric) de las búsquedas, según arrojó ayer viernes el sitio especial de Google Trends dedicado a las elecciones a partir de las consultas realizadas por la gente en Chile en tiempo real.

Casi sin posibilidades de pasar a la segunda vuelta, según las encuestas, están Yasna Provoste, de la Democracia Cristina, exministra del gobierno de la socialista Michelle Bachelet, y Sebastián Sichel (44), candidato oficialista.

Con la ultraderecha en auge, la redacción de una nueva Constitución en marcha, una acuciante inflación tras la pandemia y una fuerte crisis social e institucional que no cesa desde 2019, los expertos coinciden en que se trata de las elecciones más cruciales de la historia reciente chilena.

La incertidumbre rodea más que nunca esta votación, en la que por primera vez y según los sondeos, los dos candidatos que pasarían al balotaje actualmente no forman parte de las dos grandes coaliciones que se han repartido el poder desde la salida del dictador Augusto Pinochet (1990).

Es un interrogante si los favoritos lograrán convencer a la gran masa de votantes indecisos y si podrán revertir la alta abstención. Desde que el voto es voluntario, ninguna elección presidencial ha superado el 50%, un umbral que solo se alcanzó en el plebiscito por una nueva Constitución de 2018.

La recta final de la campaña electoral estuvo marcada por la polémica en torno a la supuesta intervención del presidente Sebastián Piñera en la venta de la minera Domingo en 2010, propiedad del grupo familiar de su familia, una operación que se realizó en el paraíso fiscal de Islas Vírgenes Británicas. La oposición planteó un juicio político a Piñera para destituirlo, pero si bien fue aprobado en Diputados, fracasó en el Senado.

Algunos expertos consideran que este asunto no tendrá efectos en las presidenciales ni en las parlamentarias (también se renuevan en las elecciones de mañana los 155 diputados y 27 de los 43 senadores), pero sí en la imagen de Chile: “Es una muy mala señal al exterior que algunos políticos traten de sacar ventaja de este tipo de cosas en plenas elecciones”, apuntó Kenneth Bunker, director de la encuestadora Tresquintos. (Con información de AFP y EFE)

Un gobierno entre dos constituciones

El próximo presidente de Chile está llamado a hacer la transición entre dos regímenes constitucionales, tarea que puede marcar la identidad de su Gobierno.

Si la nueva Constitución modifica la forma de Gobierno, pasando del actual régimen presidencial a uno semipresidencialista, por ejemplo, o suprime alguna de las Cámaras del Congreso, la labor del próximo mandatario puede ser puramente transitoria y verse obligado a llamar a las urnas en cuanto se apruebe la Carta Magna.

Aun si el sistema político de Chile o sus instituciones no sufren cambios, la nueva Constitución condicionará el periodo de Gobierno del presidente, que comenzará con las normas actuales pero tendrá que implementar las nuevas y hacer la transición hacia el modelo de país que el nuevo Texto Fundamental consagre.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados