UN DÍA MÁGICO: FAMA Y REPERCUSIÓN MUNDIAL

Boda al estilo Hollywood con alfombra roja y celebridades

Actores, deportistas y estrellas de Instagram junto a aristócratas y la realeza.

Meghan Markle aparece sola en la Capilla de San Jorge. Foto: AFP
Meghan Markle aparece sola en la Capilla de San Jorge. Foto: AFP

Nunca una boda real se había parecido tanto a una alfombra roja de los Oscar. Y nunca en un enlace de este tipo los invitados del lado "noble" habían quedado tan eclipsados por los de la parte plebeya. El enlace de Enrique y Meghan simboliza, además de su unión, la fusión de dos mundos: el de la apolillada realeza británica —que se sustenta en tradiciones y costumbres centenarias— y el de Hollywood. Y eso quedó también patente en los invitados que acudieron a la capilla de San Jorge, donde actores, estilistas, deportistas y estrellas de Instagram se mezclaron con aristócratas y miembros de la realeza.

De entre todos los A-listers que aparecieron en Windsor —algunos constituyeron una sorpresa— George y Amal Clooney —con vestido color mostaza de Stella McCartney y sombrero de Stephen Jones— fueron los más aplaudidos. El estilista capilar Miguel Perez ya había levantado la liebre hace unos días al anunciar que peinaría a Amal Clooney el día de la boda. No está muy clara la relación entre ambas parejas; según una fuente de la revista People, ambas mujeres se habrían conocido "a través de amigos comunes, y su relación se ha estrechado tras el traslado de la novia a Reino Unido". También tienen en común su activismo en diversas causas humanitarias.

La otra pareja poderosa invitada fue la formada por David y Victoria Beckham, aunque probablemente eligieron un mal momento para comparecer, justo después de los Clooney, lo que le restó impacto a su llegada. La diseñadora combinaba un vestido azul medianoche de su propia firma —el mismo color que eligió para la boda de Guillermo y Kate—, con stilettos rojos, y el exfutbolista había dejado en casa su medalla de la Orden del Imperio Británico; en la anterior boda real fue criticado por ponérsela en el lado equivocado del pecho.

La tenista Serena Williams anunció desde su Instagram Stories a primera hora de la mañana que se estaba preparando para la boda de "su amiga". "Mi amiga se casa hoy, la conozco desde hace muchos años y estoy muy feliz por ella", afirmaba desde la pantalla de su teléfono. Llegó a la St. Georges Chappel vestida de Versace y acompañada de su marido, el co-fundador de Reddit Alexis Ohanian. Williams y Markle se conocieron en 2014 e íntimaron al momento, hasta el punto de que la exactriz escribió sobre la deportista en su desaparecido blog The Tig.

Por decisión propia, y a excepción de su madre, Markle no tuvo a su familia a su lado, pero quien sí se presentó en bloque para arroparla fue su familia de Suits, la serie en la que durante siete temporadas interpretó a la abogada Rachel Zane. Gabriel Macht, Jacinda Barrett, Patrick J. Adams, Gina Torres, Rick Hoffman, Sarah Rafferty o Abigail Spencer viajaron para presenciar al enlace, y algunos de ellos ocuparon asientos en el coro —el lugar reservado a familiares y amigos muy cercanos— durante la ceremonia.

Tampoco faltó la actriz, productora y cantante Priyanka Chopra, estrella de series como Quantico, Miss Mundo 2000 y embajadora de buena voluntad de Unicef, que apostó por un traje malva a medida de Vivienne Westwood y un sombrero de Philip Treacy. Chopra es una de las mejores amigas de la novia.

Aunque Markle prefirió no contar con una dama de honor adulta para no tener que elegir entre sus amigas, la que realizó de facto esa labor fue la estilista Jessica Mulroney, que, junto a su marido, Ben Mulroney (hijo de un exprimer ministro canadiense) forma una de las parejas más poderosas de Toronto.

Entre las celebridades más madrugadoras estuvieron Oprah Winfrey, vestida de Stella McCartney, y el actor de The Wire Idris Elba. La lista del mundo del espectáculo se amplió con el actor Tom Hardy; la actriz Carey Mulligan (con vestido floral de Erdem) y su pareja, el líder de la banda Mumford & Sons, Marcus Mumford; el cantante Elton John, y su marido, David Furnish; el cómico James Corden o el vocalista James Blunt, que sirvió con el príncipe Enrique en el Ejército.

Famosos en escena

Amal Clooney - Abogada, esposa de George Clloney

La abogada Amal Clooney fue una de las figuras que concitó más atención en la capilla de San Jorge. Amal y Meghan se conocieron por amigos comunes y coinciden en la militancia por varias causas humanitarias en el mundo.

Serena Williams - Estrella del tenis mundial

"Mi amiga se casa y estoy feliz por ella", proclamó Serena Williams en su cuenta de Instagram Stories y anunció horas antes de la boda que se preparaba para asistir a la ceremonia religiosa. Serena y Meghan tienen una sólida amistad.

Elton John - Estrella de la musica internacional

Elton John, creador musical y cantante consagrado, cantó para los recién casados, a pedido de Enrique, en la fiesta realizada en el Palacio de Windsor. El artista británico tenía una entrañable amistad con la princesa Diana.

Carlos y Camilla - Protagonistas de la jornada

El príncipe Carlos fue uno de los protagonistas de la jornada del casamiento junto con su señora Camilla, duquesa de Cornwall. Carlos, padre de Enrique, acompañó a Meghan Markle hasta el altar, a pedido de esta. El padre de Meghan no asistió.

David y Victoria Beckham - Una pareja famosa

David Beckham y su señora Victoria estuvieron entre los invitados, debido a la relación de amistad que mantienen con la familia real. El público congregado en las cercanías del Palacio de Windsor se mostró eufórico con la pareja.

Michael Curry - Pastor estadounidense

“Tenemos que descubrir el poder del amor, el poder redentor del amor”, manifestó el pastor Michael Curry, primer líder afroamericano de la Iglesia Episcopal de Estados Unidos. Avivó la boda real con un mensaje apasionado.

Entre seda y una tiara con historia

El vestido que lució Meghan Markle es obra de la diseñadora Clare Waight Keller, una británica que en 2017 se convirtió en la primera mujer directora artística de la casa fundada en 1952 por Hubert de Givenchy. También ha trabajado para Pringle of Scotland, Gucci, Ralph Lauren y Calvin Klein. Conoció a Markle, apasionada por la moda, a principios de este año y ambas trabajaron juntas en el traje de novia.

—El vestido: El cuello de barco descubre ligeramente los hombros y realza la cintura ceñida del vestido, que ensalza la esbelta figura de la novia. La forma se logra con solo seis costuras, y el vestido fluye hacia una cola discreta, por encima de una enagua de triple organza de seda. Las mangas son ajustadas y tres cuartos. Está confeccionado en cady de seda doble de color blanco, que le da un aspecto mate. El verlo, hecho de tul de seda y delicadamente bordado a mano con hilo de seda y organza, el velo tiene cinco metros de largo y tuvo que ser llevado por dos pajes a la llegada de la novia a la iglesia. Las flores bordadas en los extremos representan los 53 países de la Commonwealth. La novia agregó dos flores de su elección, un calicanto del Japón, que crece en el jardín del palacio de Kensington donde vivirá con su marido, y una amapola de California, la flor oficial del estado norteamericano del que es originaria.

Los bordados necesitaron cientos de horas de trabajo, durante las cuales los expertos se lavaban las manos cada media hora para mantener el tul y los hilos de un blanco prístino.

Tiara: El velo estaba sujeto por una tiara de diamantes que perteneció a la reina María, abuela de Isabel II.

—Zapatos: También de Givenchy y a juego con el vestido, eran de salón y recubiertos de satén de seda duquesa. FUENTE: AFP

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados