LA LUCHA CONTRA EL VIRUS

El avance de la pandemia: descubren nueva cepa del COVID-19, 70% más contagiosa

El primer ministro británico, Boris Johnson, anunció nuevas medidas de confinamiento para Londres y el sureste de Inglaterra a partir de hoy.

Máxima alerta se declaró en Londres, obligando al cierre de comercios y restringiendo reuniones. Foto: AFP
Máxima alerta se declaró en Londres, obligando al cierre de comercios y restringiendo reuniones. Foto: AFP

Millones de personas en Inglaterra e Italia celebrarán la Navidad este año en medio de fuertes restricciones contra el COVID-19 que fueron anunciadas ayer, mientras Europa lucha contra un repunte de los contagios.

El primer ministro británico, Boris Johnson, anunció nuevas medidas de confinamiento para Londres y el sureste de Inglaterra a partir de hoy, después de que expertos británicos identificaran una nueva cepa del virus en el sur del país.

“Nada indica que sea más mortífero o que cause una forma más severa de la enfermedad” o que reduzca la eficacia de las vacunas, matizó Johnson, y añadió: “No tengo alternativa”, al anunciar más restricciones a los ciudadanos.

Los habitantes de la capital y del sureste de Inglaterra quedarán sujetos a un nuevo nivel de alerta, el 4 (el más elevado). Tendrán que quedarse en casa y los comercios considerados “no esenciales” no podrán abrir.

La alerta máxima implica que no podrán llevarse a cabo reuniones entre miembros de distintos hogares.

En el resto de zonas, los encuentros se tendrán que realizar un único día.

Italia también anunció el viernes nuevas medidas para las fiestas, incluyendo el cierre de bares y restaurantes y muchas tiendas, y la prohibición de viajes entre regiones. Sólo se permitirá una salida al aire libre diaria por hogar.

Entre el 21 de diciembre y el 6 de enero, los italianos podrán invitar a casa a dos personas, familiares o amigos, acompañados por sus hijos, si éstos tienen menos de 14 años.

Medidas urgentes.

Con el promedio de casos en Inglaterra en aumento debido a una nueva cepa del virus más contagiosa, Johnson dijo que el gobierno tenía que tomar medidas urgentes.

“Sé cuánta emoción pone la gente en esta época del año (...) sé cuán decepcionante será esto”, dijo Johnson en una conferencia de prensa.

Cerca de un tercio de la población inglesa se verá afectado por las nuevas medidas.

Johnson había dicho el viernes que esperaba que Inglaterra no necesitara un tercer cierre después de Navidad, además había resistido los llamamientos para cambiar los planes que iban a aliviar las restricciones durante cinco días en las fiestas y permitir que miembros de tres hogares separados se reunieran bajo un mismo techo.

Prohibir la Navidad sería “francamente inhumano”, había dicho el miércoles.

Sin embargo, a los que ahora están en el nivel 4 no se les permitirá juntarse con otros durante la Navidad. Y a todos los demás sólo se les permitirá ver a amigos y familiares un día.

Las nuevas reglas entrarán en vigor a partir de la hora 0 de este domingo.

La acción de Johnson llega después de la preocupación por el aumento de casos, provocado por la nueva cepa infecciosa del virus.

Transmisión acelerada.

El director médico de Inglaterra, Chris Whitty, dijo que aunque no hay evidencia actual de que esta variante del virus cause una mayor tasa de mortalidad o que afecte a las vacunas, se trabaja urgentemente para confirmarlo. Afirman que la nueva cepa acelera hasta un 70% más la transmisión del virus.

“Hemos alertado a la Organización Mundial de la Salud y seguimos analizando los datos disponibles para mejorar nuestra comprensión”, dijo Whitty en un comunicado.

Además, las autoridades autonómicas de Gales comunicaron ayer que todo este territorio estará a partir de medianoche en total confinamiento, mientras que las reglas flexibles de movimiento en días previos a la Navidad quedan canceladas con excepción del día 25.

Vacuna contra el coronavirus. Foto: AFP
Vacuna contra el coronavirus. Foto: AFP

En Escocia, la ministra principal, Nicola Sturgeon, anunció ayer que no estarán autorizados los viajes desde Escocia hacia otras naciones británicas y viceversa, mientras que el número de personas que podrán reunirse el día de Navidad estará limitado a ocho.

En Irlanda del Norte, las autoridades de esta provincia también anunciaron medidas de confinamiento que entrarán en vigor a partir del 26 de diciembre y se prolongarán durante seis semanas.

Italia y España.

Los italianos vivirán este año las Navidades más atípicas que se recuerdan, confinados en casa y sin grandes cenas familiares en los festivos y sus vísperas, todo un sacrificio dirigido a doblegar un virus que ayer dejó más de 16.000 nuevos contagios.

El Gobierno ha tenido que decretar el confinamiento de todo el país a partir del próximo jueves, Nochebuena, tras constatar que el coronavirus no retrocede lo suficiente con las medidas vigentes.

Así, el Gobierno ha aprobado nuevas restricciones que incluyen un confinamiento casi total la mayor parte del período navideño, entre el 24 de diciembre y el 6 de enero, tal y como anunció con visible pesar en la noche del viernes el primer ministro, Giuseppe Conte.

En total Italia, con más de sesenta millones de habitantes, encara diez días de “zona roja”, es decir, con un cierre casi total, y cuatro de “zona naranja”, algo menos estrictos.

Aglomeraciones en Via Frattina, una de las calles más concurridas del centro histórico de Roma, en vísperas de Navidad. Foto: Reuters
Aglomeraciones en Via Frattina, una de las calles más concurridas del centro histórico de Roma, en vísperas de Navidad. Foto: Reuters

Los días 24, 25, 26, 27 y 31 de diciembre y el 1, 2, 3, 5 y 6 de enero no se podrá salir de casa salvo por comprobadas necesidades de trabajo, urgencia o salud, y se prohíben los desplazamientos entre regiones.

En España, el aumento de contagios de coronavirus desde hace diez días y el temor de una tercera ola de la epidemia obligó a las autoridades regionales españolas a reajustar y endurecer las restricciones de viaje y relaciones sociales, aunque de manera dispar, con vistas a las inminentes celebraciones navideñas.

A la espera de que la vacunación comience el 27 de diciembre, España continúa en estado de alarma, declarado de nuevo el 25 de octubre pasado, con la mayoría de las regiones cerradas a la salida y entrada de personas (salvo causas justificadas como desplazamientos laborales), toques de queda nocturnos y limitaciones diversas de horario y aforo de las actividades sociales, hoteleras, comerciales, culturales y deportivas.

De esta manera se complica pasar los días de Navidad y Año Nuevo en lugares donde no se vive habitualmente, excepto para estar con familiares, y se limitan las reuniones de los días festivos a un máximo de 10 personas, aunque un puñado de regiones lo rebajaron a seis (salvo convivientes) por miedo a un nuevo estallido vírico.

En líneas generales, no se podrá circular ni permanecer en la vía pública entre la 1:30 y las 6 horas en Nochebuena y Nochevieja.

El COVID-19 por el mundo.

ESTADOS UNIDOS
Moderna anunció que solicitará autorización para vender su vacuna en EE.UU. y Europa. Foto: AFP
Distribuyen la vacuna de Moderna
Comenzó ayer la distribución de la vacuna contra el COVID-19 de la firma Moderna a más de 3.700 localidades en Estados Unidos, ampliando enormemente el despliegue iniciado la semana pasada por Pfizer. Los camiones cargados ayer en la planta saldrán hoy y los envíos comenzarán a llegar a los proveedores de atención médica desde el lunes.
Benjamin Netanyahu
El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, da una conferencia de prensa en Jerusalén. Foto: AFP.
Se aplicó la vacuna en vivo por TV
El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, se aplicó ayer la vacuna de Pfizer-BioNTech contra el coronavirus en una ceremonia, en la que además lanzó la campaña nacional de vacunación. Netanyahu recibió la inyección en vivo por televisión “para servir como ejemplo personal y alentar al público a vacunarse”, dijo el primer ministro.

La nueva cepa ya podría estar en otros países

La nueva variante del coronavirus detectada en el Reino Unido podría estar infectando desde hace unas semanas a ciudadanos de varios países europeos, según declaró este domingo el catedrático de farmaco-epidemiologia de la Universidad británica de Oxford, Daniel Prieto Alhambra.

En una radio española, Prieto Alhambra explicó que desde hace un mes ya se hablaba en el ámbito científico de una posible mutación del virus, que sería ahora más contagioso, cambio que se habría detectado en varios países europeos.

Matizó que todavía es pronto para señalar si esa mutación es la causante del aumento súbito de casos en Londres, Alemania, Italia o España, aunque precisó que es casi seguro que esté ya presente en varios países europeos.

Pérez Alhambra, miembro también del consejo de expertos que aconseja a la Agencia Europea del Medicamento sobre las vacunas contra el virus, explicó que los primeros indicios apuntan a que el cambio se ha producido en la proteína S del virus, lo que le permite engancharse mejor y, en consecuencia, ser más contagioso.

Si se confirma, una de las consecuencias, según Pérez Alhambra, es que sería necesario vacunar a más gente de la prevista ahora para conseguir la llamada "inmunidad de rebaño".

Por el contrario, si ya hay más gente infectada aunque asintomática de lo que indican ahora los estudios, "se estaría malbaratando vacunas" con personas ya contagiadas.

Pronosticó, además, que, en cualquier caso, no podrá hablarse de que la pandemia empieza a estar controlada hasta dentro de medio año y llamó a que todas las personas se vacunen. "Es más seguro conseguir inmunidad vacunándose que infectándose", argumentó. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados