VIENA

Austria: un escándalo pone fin a la coalición con la ultraderecha

Un video en Ibiza reveló oferta de concesiones a Rusia.

Canciller Kurz llamó a la unidad en su gobierno. Reuters
Canciller Kurz llamó a la unidad en su gobierno. Reuters

La coalición de ultraderecha en el gobierno de Austria llegó a su fin ayer lunes, con la renuncia de todos los ministros del Partido de la Libertad (FPÖ), luego del escándalo por un video en el que su líder Heinz-Christian Strache se mostraba dispuesto a otorgar contratos públicos a Rusia a cambio de apoyo financiero.

El video fue filmado de manera secreta en una mansión en Ibiza, en 2017.

El FPÖ mantenía cinco carteras, las de Interior, Relaciones Exteriores, Defensa, Transportes e Infraestructuras y Trabajo y Salud.

Ayer lunes, el canciller Sebastian Kurz llamó a todos los partidos de la oposición, incluida la extrema derecha, a “garantizar la estabilidad” del país, sacudido por el derrumbe de la coalición. Esta crisis condujo a convocar elecciones anticipadas.

Europa abre los ojos.

La derecha conservadora de Kurz y la derecha nacionalista, de tendencia eurófoba, encarnada por el FPÖ, aliadas desde 2017, mantienen una línea dura respecto a la inmigración.

Los dirigentes de ambos partidos presentaron su acuerdo como un modelo a imitar en toda la Unión Europea (UE), en que las formaciones nacionalistas han multiplicado sus éxitos electorales en los últimos años, y esperan reforzarse en el Parlamento europeo tras las elecciones que tendrán lugar esta semana entre jueves 23 y el domingo 26.

Pero, tras la crisis política provocada por el “Ibizagate”, los líderes políticos europeos han llamado a no votar por la extrema derecha en estas elecciones, consideradas claves para el futuro de Europa.

El Partido de la Libertad es parte de una alianza de partidos nacionalistas europeos liderados por Matteo Salvini de la Liga de Italia, que se reunió en Milán el sábado con Marine Le Pen del Frente Nacional de Francia.

“Solo hace unos meses, Marine Le Pen cantaba loas al vicecanciller austriaco Heinz-Christian Strache, diciendo que era formidable”, dijo el ministro de Economía francés, Bruno Le Maire. “(Strache) se ha visto obligado a renunciar y descubrimos por qué: lo sorprendieron tratando de vender servicios a fuerzas extranjeras. Detrás de este movimiento nacionalista hay una sumisión a potencias extranjeras”, dijo Le Maire a BFM TV.

La canciller alemana Angela Merkel dijo el sábado: “Tenemos que lidiar con movimientos populistas que en muchas áreas desdeñan los valores (europeos), que quieren destruir la Europa de nuestros valores. Tenemos que enfrentarnos a esto de manera decidida”.

El jefe de los conservadores europeos, el alemán Manfred Weber, insistió en que hay que aprender “claramente la lección: no debemos brindar a estos radicales la menor influencia en nuestra Europa”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)