MOVIMIENTO SAN ISIDRO

Arrestan a grupo opositor en Cuba

La noche del jueves agentes del régimen sacaron por la fuerza a los disidentes de la vivienda de uno de ellos, el artista visual Luis Manuel Otero Alcántara.

Coronavirus en La Habana. Foto: AFP
La Habana. Foto: AFP

El desalojo y arresto en La Habana de 14 activistas cubanos del Movimiento San Isidro, cinco de ellos en huelga de hambre, fue un duro golpe al grupo opositor, que quedó disperso y parcialmente incomunicado, aunque cuenta con el respaldo de artistas de la isla y organizaciones internacionales.

La noche del jueves agentes del régimen sacaron por la fuerza a los disidentes de la vivienda de uno de ellos, el artista visual Luis Manuel Otero Alcántara, en el barrio de San Isidro, donde se concentraban desde el lunes 16 para exigir la liberación de otro activista y músico condenado a ocho meses de cárcel por “desacato”.

Con ese golpe nocturno -y favorecido por una misteriosa caída de Facebook en las redes móviles cubanas que impidió a los protagonistas transmitirlo en directo- el régimen cubano puso fin, por el momento, a uno de los mayores desafíos que la hasta ahora débil y fragmentada oposición política dentro de la isla le ha planteado en los últimos años.

“Montaron a todas las mujeres en patrullas diferentes y a los nueve hombres en el carro jaula. Alrededor había una turba de gente, más de 60 personas haciendo un acto de repudio, gritando consignas”, explicó a EFE Katherine Bisquet, poeta y activista que cumplía, aseguró, cinco días en huelga de hambre cuando la policía irrumpió en la vivienda.

El régimen cubano justificó el desalojo forzoso de la vivienda en una “violación del protocolo de salud para los viajeros internacionales”, según un comunicado difundido ayer viernes por medios estatales.

El texto alega que el periodista y escritor Carlos Manuel Álvarez violó la cuarentena por el COVID-19 al ingresar en la casa el miércoles poco después de llegar de Estados Unidos.

Katherine es la única de los 14 activistas a quien EFE logró contactar el día posterior a los hechos.

Ella asegura que, al liberarlos de madrugada tras unas dos horas en comisaría, los agentes les devolvieron sus móviles formateados y con la línea inactiva.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados