EL ENVENENAMIENTO DEL OPOSITOR RUSO

Alexei Navalni sale del coma; se reactiva polémica por gasoducto con Rusia

“Es demasiado pronto para evaluar los posibles efectos a largo plazo de su grave envenenamiento”, dijo el hospital en que está internado el líder opositor.

Alexei Navalny. Foto: Reuters
Alexei Navalny. Foto: Reuters

El líder opositor ruso Alexei Navalni salió del coma inducido y está respondiendo cuando se le habla, informó ayer lunes el hospital Charite de Berlín, donde se encuentra internado desde el 22 de agosto. “Es demasiado pronto para evaluar los posibles efectos a largo plazo de su grave envenenamiento”, dijo el hospital en un comunicado.

Navalni fue trasladado a Alemania después de colapsar en un vuelo desde la ciudad siberiana de Tomsk a Moscú. La canciller alemana Angela Merkel dijo que su gobierno concluyó que Navalni, de 44 años, fue envenenado con Novichok, la misma sustancia que se usó contra un agente doble ruso y su hija en Inglaterra en 2018. Novichok es un grupo de agentes nerviosos mortales desarrollados por el Ejército soviético en las décadas de 1970 y 1980.

Polémica por gasoducto.

El caso Navalni reactivó la polémica en torno al gasoducto Nord Stream 2 que va desde Rusia hasta Alemania.

Una vez conocido la conclusión de los médicos alemanes de que el opositor ruso fue envenenado, se multiplicaron los llamados de Occidente para sancionar a Rusia, lo que podría tener consecuencias para el gasoducto.

Los rusos aseguran que Nord Stream 2 no está amenazado. “Vemos un gran potencial para el gas natural. Este proyecto se llevará a cabo. Hay algunas dificultades pero pese a ello, continúa”, dijo el ministro ruso de Energía Alexander Novak, citado por las agencias rusas.

Interrogado sobre si Merkel buscaría no incluir al gasoducto en caso de sanciones contra Moscú, el portavoz de la líder alemana, Steffen Seibert, respondió: “la canciller considera que sería un error excluirlo desde el principio”.

Ayer lunes, el presidente estadounidense Donald Trump reiteró que está a favor de que Alemania abandone el gasoducto.

Gasoducto. Foto: AFP

¿De qué se trata este proyecto? Nord Stream 2, cuya puesta en marcha estaba prevista a principios de 2020, es un gasoducto que tiene que duplicar las capacidades de entrega de gas ruso del Nord Stream 1, operativo desde 2012, y asegurar el suministro a Europa a través del mar Báltico.

Los que pasan por Ucrania se vieron perturbados en varias ocasiones debido a las tensiones entre ese país y Rusia.

El proyecto asocia principalmente el gigante ruso Gazprom a cinco grupos europeos: el francés Engie, los alemanes Uniper y Wintershall, el austriaco OMV y el británico-holandés Shell, por un presupuesto total evaluado en 11.245 millones de dólares.

Polonia, los países bálticos y Ucrania no aprecian la iniciativa. Temen que la UE se vuelva dependientes del gas ruso y que Moscú pueda aprovechar la situación para ejercer presiones políticas. También es una manera de sacrificar los intereses de Ucrania, que saca grandes beneficios del tránsito del gas ruso.

Para el diario alemán FAZ, “el proyecto de gasoducto daña económica y geopolíticamente a Ucrania, esa misma que la UE proclama que apoya en su conflicto con Rusia”. El apoyo alemán al gasoducto es “un error desde el principio”, señaló periódico.

Además de este aspecto geopolítico, el proyecto tiene que hacer frente a la oposición de los ecologistas. También debe lidiar con las nuevas reglas de la UE en el transporte del gas, que piden la separación de las actividades de producción y de distribución.

En la cumbre de la OTAN de julio de 2018, Trump, acusó a Alemania de ser “prisionera” de Rusia, debido este gasoducto.

Aunque sus 1.230 km están casi acabados, el proyecto está paralizado desde hace meses a raíz de las amenazas de sanciones estadounidenses contras las empresas que participan en él. Gran productor de gas natural, Estados Unidos se ha lanzado en una ofensiva comercial para conseguir nuevos mercados.

“Absurdo” que se acuse a Rusia, dice el Kremlin

El Kremlin consideró “absurdo” que se acuse a a Rusia del envenenamiento del opositor Alexéi Navalni. Rusia, a quien Alemania y otros países occidentales señalan de estar detrás del envenenamiento, no deja de rechazar las acusaciones. “Todos los intentos de asociar a Rusia de alguna manera con lo sucedido son inaceptables para nosotros, son absurdos”, dijo el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov. Esta declaración tiene lugar en momentos en que aumentan los llamados a sancionar a Rusia por parte de Occidente, de lo que no quedan excluidas las consecuencias para el proyecto del gasoducto Nord Stream 2.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados