AÑOS DE ESPERA

A tres años de la tragedia de Fadisol, piden justicia

La familia y amigos de una de las víctimas se reunirán en Nueva Palmira.

El 28 de junio se hará una audiencia con las empresas implicadas. Foto: Daniel Rojas
El 28 de junio se hará una audiencia con las empresas implicadas. Foto: Daniel Rojas

Hace casi tres años, el 6 de febrero de 2015, un silo de 1.800 toneladas ubicado en la fábrica Fadisol de Nueva Palmira se derrumbó y cayó encima de dos operarios de 18 y 20 años de edad, provocándoles la muerte. A 11 días de cumplirse otro aniversario del trágico hecho, los familiares y amigos de Nahuel Duhalde, una de las víctimas, vuelven a exigir justicia.

El martes 6 de febrero se reunirán, a las 19:30 horas, en la Plaza Treinta y Tres de Nueva Palmira en donde leerán una carta en la que exponen sus reclamos; también harán público un video en el que se cuenta parte de la vida del joven.

"A pesar de los años que pasaron todavía no se ha resuelto nada, ni el juicio civil ni el penal", explicó a El País Kassandra Gómez, amiga de Duhalde y una de las organizadoras del reclamo. "Lo que pedimos es que se haga justicia y los responsables del accidente paguen por lo que pasó. Hace tres años que estamos esperando una respuesta", agregó la chica.

"Sabíamos que el proceso judicial iba a llevar su tiempo; estuvimos esperando todos estos años en silencio una resolución. Pero creemos que ya es tiempo de hacernos escuchar", dijo a El País Leonela, la hermana de Nahuel.

Dicen que la movilización fue convocada por parte de la familia de Nahuel pero que la familia de Juan, el otro joven que perdió la vida en el accidente, también esta invitada a participar. "Tal vez quieran hacer un reclamo o decir algo. En su momento, cuando comenzamos con el juicio, la familia de él no quiso participar y nosotros lo respetamos porque era parte de su dolor. Nosotros estamos pidiendo por Nahuel pero si pasa algo va a ser justicia por los dos", dijo Gómez.

El hecho.

Eran cerca de las 9 de la mañana. Nahuel hacía poco tiempo que se había recuperado de un accidente de tránsito grave que lo había dejado un tiempo en CTI. Era uno de sus primeros días de trabajo fuera de la oficina tras su recuperación; junto con otro compañero habían ido hasta uno de los silos de la fábrica Fadisol —ubicada en la Ruta 21 a 3 kilómetros de la localidad de Nueva Palmira— a sacar unas muestras de unos granos cuando la construcción metálica cedió y cayó arriba de los jóvenes.

"Tardaron alrededor de 16 horas en encontrar los cuerpos porque estaban muy abajo y debieron pedir maquinarias a empresas para retirar los granos", contó la amiga de Nahuel.

La obra en cuestión se había inaugurado hacía poco más de un año y había sido construida en un "tiempo récord", según declaró orgulloso en aquel momento el director de Fadisol, Ignacio Foderé.

Los errores.

Según contó a El País Carlos Carle, abogado de la familia Duhalde, el informe que realizó Bomberos y las pericias que hizo la Facultad de Ingeniería de la Udelar arrojaron que hubo "defectos de fabricación y errores de cálculo" en la construcción del silo.

"Dijeron que fue un evento totalmente previsible. Un silo que hacía pocos meses que se había inaugurado no puede colapsar de esa forma de la nada", dijo el abogado.

La empresa que había sido la encargada de construir el depósito de granos era la brasileña Kepler-Weber, cuyos cinco directivos volverán a ser citados el próximo 28 de junio a la audiencia que se celebrará en Soriano por el caso.

Las pericias también demostraron que la obra no tenía "ni la consistencia, ni los materiales que la empresa dijo que habían utilizado", explicó Carle.

"Creo que hay elementos más que suficientes para pedir un procesamiento", agregó el representante legal.

Por su parte, desde Kepler-Weber aducen que hubo un error humano por parte de los operarios que abrieron unas puertas laterales de descarga.

"Si la obra estaba bien construida debía aguantar las descargas. Pero además los jóvenes solo habían ido a sacar una muestra", dijo el abogado. Según Leonela, una tercera persona que se encontraba el día del accidente en el lugar, pero que solo sufrió heridas leves, confirmó a la justicia que no habían abierto ninguna de esas puertas. La demanda de la familia está dirigida también contra tres empresas más: Ciemsa, que fue la que se encargó del montaje del silo; Mendisa, que fue contratada para controlar la obra; y Fadisol que fue quien encargó la obra. "Ellos alegan que la construcción fue llave en mano por lo que no son responsables del hecho", dijo el abogado. Desde que ocurrió el accidente, ese sector de la empresa dejó de funcionar ya que, según las pericias, había riesgo de que los otros silos también se derrumbaran.

A nivel de la justicia civil el abogado pedirá un resarcimiento económico por daño moral para la familia y un lucro cesante para la madre que padece distrofia muscular, una enfermedad degenerativa. "Por eso, mi madre se tuvo que jubilar joven y mi hermano era parte del sostén económico del hogar", dijo la hermana de Nahuel.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)