UN VERANO RARO

El turismo local no alcanzó para pagar los platos rotos

Febrero dejó el peor balance del verano en inmobiliarias y comercios.

El alto índice de reservas por Carnaval le da oxígeno a una temporada que tuvo en febrero su peor mes. Foto: Ricardo Figueredo
El alto índice de reservas por Carnaval le da oxígeno a una temporada que tuvo en febrero su peor mes. Foto: Ricardo Figueredo

Para la mayoría de los empresarios y los trabajadores, la temporada de verano fue un suplicio. Los lamentos se suceden uno tras otro en los casi cien kilómetros de costa que tiene el departamento de Maldonado.

Desde la Cámara Empresarial del departamento se asegura que el sector “se encuentra en una emergencia turística”. En tanto, la Cámara Uruguaya de Turismo celebrará el próximo 18 de marzo su primera reunión anual en la sede de la Liga de Punta del Este.

“Los referentes de cada sector y de cada destino van a estar sentados adelante. Ellos presentarán los diagnósticos y sus propuestas de mejoras, de caminos para construir. Nada de lamentos. Autocríticas pero también propuestas de trabajo”, expresó Juan Martínez, titular de la CUT.

El contador historió que el mes de enero transcurrió con un 35 por ciento menos de visitantes argentinos. “Y el mes de febrero fue mucho más complicado de lo esperado. Las estadías promedio fueron muy bajas. Hablamos de un cincuenta por ciento de ocupación hotelera en febrero. El argentino no vino. El uruguayo apareció los fines de semana. De lunes a viernes no había nada.

Bandera sanitaria en Punta del Este. Foto: Ricardo Figueredo
Cianobacterias: hasta el mar conspiró. Foto: Ricardo Figueredo

Estamos con un problema grave. Esto se explica por la gran cantidad de trabajadores enviados al seguro de paro, de comercios que cerraron sus puertas. En Colonia este viernes cerraron tres hosterías. El comerciante no puede aguantar con este nivel de costos internos, con las tarifas por la mitad. La rentabilidad se pulverizó. Hay promociones que son más bajas que las tasas, como ocurre en el turismo de cruceros”, expresó Martínez.

El ajuste en el verano comenzó en la primera quincena de enero pasado. Ahí el impacto, ante una notoria caída tanto en la llegada como en el nivel de gastos de los turistas, alcanzó a toda la actividad comercial, a hoteles, supermercados y negocios en general. José Pereyra, directivo de la Cámara Empresarial de Maldonado, dijo a El País que “en la mayoría de los comercios adheridos a la institución trabajaron entre un 40 y un 60 por ciento menos que el año pasado”.

“Entre el peso del Estado y la facturación de los comercios queda en claro que en Punta del Este y Maldonado estamos ante una emergencia turística”, indicó. “La situación no da para más. La temporada no rinde. Es una situación muy compleja. Hay comercios de toda la vida de Maldonado que no pasaron del 15 de enero. Acá va a sobrevivir el que achique personal o puede aguantar una pérdida. El que no entre en esta categoría no pasa del próximo invierno”, estimó Pereyra.

Casas y combustible.

Javier Sena, vicepresidente de la Cámara de Inmobiliarias de Maldonado brinda un balance también negativo. “El sector atraviesa una muy grave situación. En el verano se trabajó hasta un 50 por ciento menos que en la anterior temporada.

Taxistas en Maldonado dicen que febrero fue el mes más negativo de la década. Foto: Ricardo Figueredo
Taxistas en Maldonado dicen que febrero fue el mes más negativo de la década. Foto: R. Figueredo

En la última reunión de la directiva, dos socios anunciaron que enviarán a trabajadores al seguro de paro. Otros colegas cerraron su inmobiliaria y ahora trabajan desde casa”, explicó Sena. “La devaluación argentina impactó en el bolsillo de nuestros principales clientes. El argentino de clase media no apareció por Punta del Este en esta temporada y la competencia de los portales nos perjudicó”.

En el rubro estaciones de servicio el nivel de actividad fue menor al registrado en la temporada pasada. En algunas estaciones se vendieron hasta 185 mil litros menos de combustible. “Fue una temporada muy difícil. Uno hace el mayor esfuerzo pero los números no dan”, explicó Nicolás Pascaretta, titular de una estación del sello Petrobras.

Víctor Perera, titular de la gremial de taxímetros de Maldonado sostuvo que hubo hasta un 40% menos de trabajo, dependiendo de las paradas. “El trabajo en febrero fue de los más bajos de los últimos 10 años”, concluyó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)