TIEMPOS CUESTIONADOS

Trancazos en la Interbalnearia por papeleo y caños inesperados; gobierno asegura que obras terminan en diciembre

La finalización de las obras en distintos tramos de la ruta Interbalnearia quedó sobre la fecha en que los uruguayos empiezan a trasladarse con mayor intensidad a los balnearios del este.

Obras que se están haciendo en la Interbalnearia y Camino de los Arrayanes. Foto: Ricardo Figueredo
Obras que se están haciendo en la Interbalnearia y Camino de los Arrayanes. Foto: Ricardo Figueredo

El gobierno prometió ayer que los trancazos de más de una hora en la ruta Interbalnearia por las obras en cuatro tramos de esa carretera llegarán a su fin sobre el 20 de diciembre. El trabajo empezó a proyectarse en 2020, comenzó en mayo de este año, y ahora buscan su finalización a contrarreloj con turnos de trabajo extendidos en medio de reclamos y malhumor de aquellos que cada fin de semana emprenden el regreso desde el este a Montevideo.

Las demoras “burocráticas” son parte de los argumentos que da el Poder Ejecutivo para justificar que los trabajos hayan quedado tan pegados a la temporada de verano. Pero a esto se sumaron otros temas. Por un lado, el pasaje de un oleoducto de Ancap por la zona de las obras impidió picar la ruta a mayor velocidad. Los consultados explicaron que una obra normal puede acelerarse con la rotura del material mediante explosivos, pero la presencia de esa tubería lo imposibilitó y eso aumentó el tiempo previsto.

Lo mismo sucedió con un caño maestro de OSE que también pasa por la zona y abastece al área. “Hubo que esperar casi un mes y medio para ver cuál era el proyecto de cambio de la tubería”, dijo a El País el director de Vialidad del Ministerio de Transporte, Hernán Ciganda, sobre el plan alternativo de OSE.

Los trabajos para este tipo de puentes o intercambiadores son obras que duran entre seis y siete meses. Y, al comenzar en mayo, quedaron sobre la fecha del verano.

El oficialismo insiste con que los tiempos son lógicos y fueron los anunciados, aunque fuentes empresariales consultadas por El País marcaron que si la planificación hubiera dado inicio a los trabajos a fines de marzo, las obras habrían llegado con margen para cuando las rutas empezaran a cargarse.

“El motivo fueron los trámites burocráticos que tiene una licitación. Hay que analizar las ofertas, y todo ese proceso llevó un tiempo relativamente importante. Había una competencia importante en cada una de las ofertas y todo generó una demora para que esto se concretara”, dijo a El País el ministro de Transporte José Luis Falero.

“Las obras arrancaron en mayo y los tiempos al momento que se arranca realmente eran cortos. Se ha hecho un esfuerzo enorme para llegar y creo que vale la pena valorarlo. También nos permite pensar que los tiempos hacia el futuro debemos corregirlos”, agregó.

Ciganda, por su parte, dijo que la obra estaba prevista de manera inicial para 2022, pero que resolvieron adelantarla por el reclamo de los vecinos de la zona y para generar puestos de trabajo. “Esto está todo dentro de lo previsto. Por un lado, la obra era reclamada y con razón. Y por otro, porque el país hizo un esfuerzo para hacer el gasto antes y con eso favorecer a que haya más mano de obra. Yo no le busco mucha vuelta”, dijo.

Obras viales en la Ruta Interbalnearia. Foto: Ricardo Figueredo
Obras viales en la Ruta Interbalnearia. Foto: Ricardo Figueredo - Archivo El País

“La Interbalnearia hoy tiene tránsito permanente. Obviamente que ahora se agudiza el problema. Siempre hay un ‘por qué no hicieron tal cosa’. Podríamos haber dicho ‘lo hacemos el año que viene y este año no hacemos nada’. Quedarían en su casa más de 300 puestos de trabajo”, agregó.

El ministro expuso ayer en un desayuno de la Asociación de Dirigentes de Marketing, y allí anunció que las obras a la altura de la entrada del balneario Solís y de Pan de Azúcar terminarán entre el 15 y el 20 de diciembre, como ya estaba previsto. La obra en la entrada de Punta Colorada en el camino de Los Arrayanes se parará durante la temporada y continuará después. Mientras, dijo el ministro, quedará habilitada la doble vía para circular.

El otro tramo en obra es a la altura de Pinamar, en Canelones. Allí acaban de quedar habilitados los dos carriles hacia Montevideo. La obra permitía pasar por un solo carril, lo cual enlentecía mucho la circulación. Falta todavía completar los techos de los túneles de la vía que va hacia el este, aunque trabajarán de modo que viernes y sábado, los días de más tráfico, el tránsito no se vea perjudicado, dijo Ciganda.

Una fuente del Ministerio de Transporte que pidió reserva dijo que los plazos eran los adecuados y defendió que se haya comenzado en mayo. De todos modos, reconoció que en invierno hay menos tiempo posible de trabajo por la luz y las condiciones meteorológicas, con lluvias y humedad, que impiden avanzar como en primavera.

Otra de las preguntas que surge es por qué no se realiza trabajo nocturno para acelerar. Este martes, el vicepresidente de Saceem, Alejandro Ruibal, explicó en diálogo con El Observador que el trabajo nocturno requiere mayores costos y también cuidados. “Trabajar de noche es otra cosa; implica trabajar con luz artificial, implica otros cuidados y otros costos que tienen que estar contemplados”, dijo.

El proyecto de obras en Maldonado tuvo su origen durante la gestión en el Ministerio de Transporte de Luis Alberto Heber. El cruce a la altura de Pan de Azúcar es un reclamo histórico del departamento.

El intendente de Maldonado, Enrique Antía, apuntó en ese sentido que el planteo tiene años y que fue uno de los pedidos que le hizo a Heber antes de asumir.

“Es un punto de muchos accidentes. Además, la población de Pan de Azúcar y la de Piriápolis están muy unidas en el trabajo cotidiano, y es un cruce de alto riesgo”, dijo.

El diputado de Maldonado, Rodrigo Blás, fue otro de los impulsores políticos de esa obra. Blás también defendió que los tiempos de ejecución fueron “lógicos”, ya que luego de votado el Presupuesto se empezó a implementar el plan de obras. “Es algo que esperamos durante 30 años. Si ahora hay que esperar un mes, creo que el beneficio es mucho más que el perjuicio”, consideró.

Ahora el gobierno dispuso turnos de trabajo de entre 10 y 12 horas, incluido el trabajo los fines de semana. Y confían en llegar.

Falero: “ahora no hay excusas”
José Luis Falero de visita en obra de Maldonado de cara a la temporada 2022. Foto: MTOP

Pos pandemia. El ministro de Transporte, José Luis Falero, afirmó ayer ante empresarios que el gobierno tiene “grandes desafíos” en materia vial y enfatizó que con la pandemia controlada “no hay excusas” para ejecutar los planes.

“Ahora no hay excusas. La situación de pandemia viene pasando y tenemos que avanzar”, dijo el jerarca durante una desayuno de la Asociación de Dirigentes de Marketing (ADM).

Allí anunció también que el gobierno realizará antes de fin de año la licitación para las obras en la Ruta 6 y también la doble vía de la Ruta 9 entre Pan de Azúcar y Chuy.

Prioridades. Según dijo Falero, una de las prioridades de su gestión será acortar los tiempos de las licitaciones de obra pública para lograr concretar los trabajos con mayor celeridad.

“El Estado tiene que cambiar procesos administrativos. Muchas veces la burocracia no nos permite avanzar al ritmo que queremos. Y ese es otro de los mensajes que hemos dado a nuestro equipo. Debemos ser más eficientes en los procesos administrativos que nos permitan concretar las metas que traza el gobierno y que no por trámites burocráticos se sigan demorando”, afirmó.

“Cuando entramos nos decían que una licitación pública no la podíamos sacar antes de nueve meses. ¿Y por qué en las intendencias podemos en tres o cuatro meses? Créanme que no hay una razón. Todo eso se viene corrigiendo”, agregó.

Previsiones. El ministro dijo que otro de los puntos a abordar por la cartera será elaborar previsiones sobre las necesidades logísticas a futuro, para evitar cuellos de botella en el traslado de productos. “Tenemos claro dónde va a estar la producción. No podemos correr de atrás y estamos corriendo de atrás. Porque lo que está sucediendo en Ruta 5 es consecuencia de que no hubo una planificación adecuada. Es clarísimo. La saturación, la recarga que tiene la Ruta 5 no es producto de la casualidad. Tenemos que prepararnos para la salida de la producción y brindar las mejores soluciones viales para ello”, manifestó el ministro.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados